Wednesday, September 30, 2015

¿Es Normal que a Medida que Nos Identificamos Con el Ser, la Oposición Se Hace Más Evidente?

Pregunta: "Hola Nick. Te he conocido a través de Jorge Lomar. solo quería agradecerte todo lo que haces para que tomemos conciencia del recuerdo de Dios/amor/ser...como prefieras llamarlo... Me gustaría hacerte una pregunta y que compartieras la reflexión al respecto... GRACIAS Mi pregunta es: ¿ es normal que a medida que nos vamos identificando con el Ser, la oposición se hace más evidente?? En mi experiencia... Cada vez que vislumbró la paz de Dios... Siempre seguidamente viene acompañada de un caos egótico...y duele...duele mucho...Es esto normal? Se irá algún día o es así..mientras este en este mundo? Gracias.. Y muchos saludos"

Comentario: Se podría decir que sí, ya que a medida que se va deshaciendo la identidad falsa con la que me he identificado toda mi vida, van saliendo todos los obstáculos escondidos que son como últimos intentos de defender mi identidad que ni siquiera estaba consciente de ellos. Por eso se nos dice: “Recuerda que tienes que atravesar las nubes antes de poder llegar a la luz.” W-pI.70.8:5

Hay un extracto del curso que lo explica de la siguiente manera: “El ego se engaña con respecto a todo lo que haces, especialmente cuando respondes al Espíritu Santo, ya que en esos momentos su confusión aumenta. Es muy probable, por lo tanto, que el ego te ataque cuando reaccionas amorosamente, ya que te ha evaluado como incapaz de ser amoroso y estás contradiciendo su juicio. El ego atacará tus motivos tan pronto como éstos dejen de estar claramente de acuerdo con la percepción que él tiene de ti. En ese caso es cuando pasa súbitamente de la sospecha a la perversidad, ya que su incertidumbre habrá aumentado. Es evidente, no obstante, que no tiene objeto devolverle el ataque. Pues ¿qué podría significar eso, sino que estás de acuerdo con su evaluación acerca de lo que eres?” T-9.VII.4:4-9

Permíteme compartir un texto del Dr.Kenneth Wapnick lo cual traduje al español, pero puedes leer el texto completo si entiendes bien el ingles a través del siguiente enlace:

https://www.facim.org/online-learning-aids/excerpt-series/special-relationships-the-home-of-guilt/part-x.aspx

Extracto del escrito por el Dr. Kenneth Wapnick:

“Las leyes del ego son estrictas y cualquier violación se castiga severamente. (T-13.IX.1:4) …Jesús dice que cuando empezamos a tomar la evaluación que el Espíritu Santo tiene sobre nosotros como hijos santos de Dios como verdadera, el ego se vuelve vicioso (T-9.VII.4). Ahora, en sentido estricto, el ego no se convierte vicioso. El ego no es una cosa; no es una persona. El ego es un pensamiento, pero es nuestro pensamiento. Esto es decir que tan pronto como empezamos a dar pasos hacia la mente recta, hacia el Espíritu Santo, y empezamos a perdonar—a renunciar al juicio y a mirar al ego—la voz del ego comienza a susurrar y dice que si seguimos con esto seremos destruidos, pero según el ego lo que nos va a salvar es la culpa y el ataque. En ese momento empezamos a sentirnos culpables y empezamos a atacar, ya sea si lo hacemos de una manera abierta, que es lo que el odio especial es, o lo hacemos de una manera encubierta, que es lo que el amor especial es. Eso es realmente lo que ésta declaración está diciendo—que el ego castiga las infracciones de su ley. El castigo es simplemente lo que hacemos: proyectamos continuamente y proyectamos y proyectamos.”

Volviendo a tu pregunta, al sentirnos como seres humanos teniendo todo tipo de experiencias, sobretodo sentidas, al tomar consciencia de este proceso estamos empezando a aprender a discernir entre lo que realmente somos (Verdad) y la experiencia vivida (individuos). Según se van deshaciendo los obstáculos al amor que realmente somos, otra manera de decirlo es, según el miedo a la muerte se va disolviendo, el sistema de pensamientos del ego no tiene ya para donde ir o a qué aferrarse.

De ahí en adelante vivimos nuestra vida normal sin hacer juicio, o mejor dicho, interpretaciones de lo que estemos sintiendo o experimentando en cada momento, lo cual se le conoce como la paz que sobrepasa todo entendimiento.

Y aunque la mente todavía se percibe como un cuerpo en una experiencia física simultáneamente reconoce la naturaleza de su realidad y así se aprende a ver el sistema de pensamientos del ego sin tener que tomárselo en serio.

Hablando un poco ahora del dolor que dices que sientes. El dolor que puedas estar experimentando, sea cual sea crees es su causa, es simplemente un sentir que está pidiendo atención para hacer abrazado y no rechazado.

Por consiguiente lo que hagas con el dolor es irrelevante siempre y cuando no juzgues el dolor ni te juzgues por experimentarlo, ni lo justifiques con ninguna causa que el sistema de pensamientos del ego utilice para dar sentido de ese dolor. Y si el dolor continúa, solo la aceptación total te brinda esa paz, no el rechazo de ese dolor, que por lo que veo en tu pregunta dices que quieres que se vaya. ¿A donde se va a ir si es parte de ti?

En otras palabras, si tu eres el todo, y no estoy hablando de tu como personaje sino que de tu como consciencia, como unidad, como totalidad, si tu eres el todo, esa sensación que la etiquetas como dolor surgió de ti y no puede sino que regresar a su fuente. Por lo tanto, acéptalo, y desde ese estado de total aceptación, harás lo que sientes que se tenga que hacer en ese momento. De lo contrario sufres.

También recuerda que me estás haciendo la pregunta desde tu mente racional y por consiguiente esto que comparto se queda en tu mente como conceptos lógicos. Por lo tanto hacer el trabajo es algo que los ejercicios de el curso te llevan pues según los vas practicando y aplicándolos, la teoría se funde con la práctica y eso es lo que resulta en una experiencia. Por eso es que se nos recuerda; “...y no permitas que la teología te retrase." C-In.4:1-5

Así que tranquila, vas por buen camino, sólo se te pide que pongas un pie en frente al otro. ¡Eso es todo! Cierro esta nota con lo siguiente:

Pregunta al Dr. Wapnick: “Yo amo este Curso. El perdón me ha traído mucho consuelo real y yo estoy muy agradecida a ti por ayudarme a entender la práctica. Me ha ayudado a ver que todo es el mismo problema, y en términos generales me ha hecho mucho mas tolerante. Pero todavía estoy en un viaje, todavía tengo miedo de perder esta identidad especial, soy ambivalente acerca de su valor y a veces me aterrorizo de perder mis relaciones especiales aun cuando me observo a mi misma rechazando el amor humano. Podrías darnos algún consejo de como mantener la fe a aquellos que vamos por la turbia mitad de este viaje a casa? En otras palabras, podrías darnos animo?”

Contestación del Dr. Wapnick: “Bueno, el proceso realmente trabaja y tu te sientes mucho mejor. Yo a veces le digo a la gente que planten sus narices en la pagina que tienen enfrente y que no se preocupen por el resto de la música, trabaja con lo que justo tienes enfrente y confía de que hay un amor en ti al cual estás escogiendo acercarte más y más. Y si tu realmente trabajas día a día en solo observar las proyecciones de tu ego, entonces los beneficios son inconmensurables. Es incomprensible cuan maravilloso es y vas a seguir sintiéndote mucho mejor. El Curso realmente trabaja si tu lo trabajas, así que no te detengas. La clave es trabajarlo con una dulce sonrisa y no con toda esa seriedad.”

¿Como Puedo Dejar de Sentirme Especial?

Pregunta: “Sé que puede sonar banal lo que te voy a preguntar, pero me interesa conocer tu opinión sobre esto. Habitualmente, vivo la experiencia de la separación de forma más o menos aguda, hay días en que me siento más conectada y en otros me siento como un fragmento diminuto completamente separado y alejado del universo. El tema es que hace poco descubrí, también, mi deseo de ser especial. No me agrada en absoluto. No me agrada sentirme especial ni querer ser especial. No lo puedo acallar. Esto me preocupa porque creo estar juzgando mi sentir. La pregunta, entonces, es: ¿Cómo trasciendo mi deseo de ser especial? Quisiera preguntarte ¿cómo debo eliminarlo? ¿cómo ahogarlo o anularlo?

Pero he optado por la primera opción porque creo que es la más adecuada. Esto surgió a raíz de una relación que vivo como conflicto. Concretamente, me gusta alguien y la cosa es recíproca, pero la historia “no puede ser”. En el intento de deshacer este conflicto llegué a la conclusión de que creo que es el otro quien me hace sentir especial, pero en realidad ¿solo se trata de un deseo proyectado? El otro no es la causa de lo que a mí me pasa, soy siempre yo la causa, ¿verdad?

En la relación con el otro, me siento especial y eso, en ese momento, lo juzgo agradable, la sensación es placentera, pero cuando me doy cuenta, cuando tomo conciencia de que en la base de todo esto está mi deseo de ser especial porque creo ser carente de algo que el otro tiene, ahí se me desploma todo porque no sé qué hacer con este deseo de ser especial. Es como si hubiera sacado de mí misma una bomba y la tengo entre las manos pero no sé qué hacer con ella porque sé que si la arrojo, donde caiga, causará daño. Por eso pregunto: ¿cómo hago para que la otra persona me sea indiferente? ¿Cómo logro verlo igual a todos y no especial y diferente de todos? ¿Cómo trascender mi deseo de ser especial? ¿Un único problema, una única solución? ¿Es el Perdón la única solución? ¿La total aceptación? ¿Y ya? Muchas gracias.

Comentario: El deseo de ser especial es el deseo de sentirse  uno separado de Dios. Esta experiencia física resulta de el deseo de querer sentirse uno especial. Lo que percibo en tu pregunta es que te sientes culpable por sentirte especial y ahora quieres dejar de sentirte especial a raíz de la negación de tu deseo de querer sentirte especial. Por consiguiente te encuentras en conflicto contigo misma.

Cuando preguntas, “¿Cómo trasciendo mi deseo de ser especial? Quisiera preguntarte ¿cómo debo eliminarlo? ¿cómo ahogarlo o anularlo?...,“ lo primero que hay que estar consciente es de, ¿quien es el “yo” que está haciendo esas preguntas? Pues ese es el “yo” que se tiene que deshacer. Y ese es el “yo” que no quiere ser deshecho y ahora se culpa a si mismo por creer que no quiere seguir sintiéndose especial. Es un callejón sin salidas. Es un perro persiguiendo su cola en círculos.

Por encima de todo te sientes culpable porque no quieres sentir lo que sea que estés sintiendo porque eso significa que estás reforzando tu deseo de seguir queriendo sentirte especial. El trabajo de un curso de Milagros no es el que tú intelectualmente busques la manera de dejar de sentirte especial. Eso es prácticamente imposible con el sistema de pensamientos del ego, que es con el que estamos identificados.

Esa forma de pensar es la que puede llevar a individuos a intentar negar sus experiencias, a intentar rechazar su sentir, inclusive a hacer sacrificios innecesarios en nombre de alcanzar una supuesta “iluminación” o un supuesto “despertar”. En tu caso, en nombre de intentar dejar de ser especial.

El espíritu Santo no te pide que niegues ninguna experiencia por miedo a que vayas a seguir reforzando tu deseo de ser especial. Lo que te pide es que utilices todas tus experiencias para que tomes conciencia de que no tienen nada que ver con tu realidad y por consiguiente la culpa inconsciente que se le quiere proyectar a las imágenes se vaya deshaciendo.

Si te sientes atraída a tu pareja por ejemplo no se te pide que niegues ese deseo sino que seas consciente de que tu pareja no es la que te causa ese sentimiento. Eso es tomar responsabilidad, eso es ser consciente, y es ahí como el Espíritu Santo puede utilizar esa experiencia para apoyarte en recordar que el mundo no es causa de lo que tu sientes sino que lo contrario. El mundo es “…la imagen externa de una condición interna." T-21.In.1:5

Según vas quitándole el especialísimo a cada una de tus experiencias tu deseo de sentirte especial se va poco a poco deshaciendo. No tienes tú que hacer nada ni tampoco tienes que sentirte culpable por lo que sientes. Simplemente observas todas las distracciones con una mente abierta e inocente, y en su debido momento la conciencia de lo que eres comienza a tomar posesión de tu mente.

Cuando estás tú intentando dejar de ser especial no te das cuenta que le estás dando más poder al deseo de ser especial. Es como la famosa frase que dice qué lo que resistes persiste. Vamos a utilizar el ejemplo de yo compartiendo esta nota para que veas a lo que me refiero.

Dentro de la lógica de lo que es sentirme especial si me dejo llevar por el sistema de pensamientos del ego podría decir, “mi deseo de sentirme especial es lo que me lleva a contestar esta pregunta porque está reforzando en la mente la creencia de que hay un ‘yo’ que se encuentra contestando una pregunta a un ‘otro’ que aparentemente la está haciendo.”

Sin embargo, sin yo tener que sentirme culpable por creer que de alguna manera esto refuerza la separación y por consiguiente me hace sentir especial, puedo disfrutar de esta experiencia desde la pura inocencia confiando en que si llega el momento en el que no me sienta inclinado a compartir comentarios eso sucederá en su debido momento. Y no será por yo querer dejar de sentirme especial sino que simplemente porque es lo que ocurrirá muy naturalmente en el currículo de aprendizaje diseñado para mí, de manera que pueda recordar lo que realmente soy.

¿Ves como no hay culpa? Solamente un disfrute inocente que de ninguna manera afecta mi camino hacia el despertar del sueño. Y este disfrute inocente lo puedo experimentar con el sentimiento que surge si me siento atraído a una pareja, o si tengo deseos de componer una canción o hacer algo. Una vez mas, siempre y cuando no haga nada especial de ello. Es un inocente observar de la vida transcurriendo a través de mi, sin expectativas de nada, sin intenciones de nada. Solamente un observar, un sentir, un dejar ir en la plena confianza de la vida misma. “Me haré a un lado y dejaré que Él me muestre el camino.” W-pI.155

En resumen lo que podría compartir es dejar a un lado todos esos deseos de no querer sentirme especial y aceptar que quiero sentirme especial y por eso me encuentro experimentándome como un cuerpo en un mundo físico separado de Dios. Y ahora sin sentirme culpable por ello empezar a mirar todas las diferentes maneras en las que me encuentro distraído para retornar la mente al presente, a sentir profundamente lo que esté sintiendo en cada momento sin culpar a nadie ni a nada por ello, sin justificar lo que esté sintiendo, sobre todo sin sentirme culpable por estar sintiendo. Ahí es donde abro la mente para que el Espíritu Santo pueda hacer la corrección mientras que yo simplemente confío en el proceso.

Todos queremos sentirnos especial. Por eso es que estamos “aquí.” Sin el deseo de sentirse uno especial, en otras palabras, sin el deseo de sentirse uno separado de Dios, solo se experimentaría unidad.

Así que sin hacer nada “espacial” de todo eso, lo que dará testimonio de que el proceso del perdón trabaja no es el que yo deje de sentirme especial sino que en general me siento más tranquilo, más en paz, más desapegado, y a eso se le conoce como el sueño feliz. Luego llegará el momento en el que se deje el cuerpo a un lado y si no hay miedo a Dios (culpa inconsciente) despierta uno de este sueño, un sueño que nunca sucedió.

¿Como Ver Las Cosas De Otra Manera, Y Por Que Parejas Minipulativas Entran En Mi Vida?

Pregunta: “Buenos días Nick. Llevo 8 meses leyendo y practicando Un Curso De Milagros y mi pregunta es sobre la relación de pareja. Desde el 2009 que dejé una relación estable, llevo atrayendo a mi vida perfiles de hombres conflictivos (narcisistas, psicópatas... según libros que he leído de psicología), a los que a los pocos meses de iniciar la relación con ellos y percibo que algo no funciona, porque interpreto que me manipulan, me humillan... les pongo límites y los dejo. Desde que empezé a estudiar UCDM pensé que quizás todas esas relaciones habían sido así porque eran RELACIONES ESPECIALES y no sabía practicar el perdón, y como dice una Maestra del curso también: "donde no me llega el amor, pongo límites". Curiosamente pensé que quizás habría podido salvar alguna relación anterior practicando el perdón y convirtiendo la relación en SANTA. Casualmente hace 1 mes se puso en contacto conmigo uno de esos chicos con el que tuve una relación conflictiva de 4 meses y pensé que era la oportunidad para practicar el perdón. Nos vimos un par de veces y ya empezó con sus tácticas manipuladoras (dejarme plantada en alguna cita, decirme luego te llamo y no llamar, no tener tiempo para vernos). Las primeras dos veces que me lo hizo practiqué el perdón, pedí VER ESO DE OTRA MANERA, no juzgar, no interpretar... y de alguna manera me llegaba otra forma de verlo que me tranquilizaba y me hacía verlo inocente. Pero este tipo de persona sinó reaccionas a sus tácticas cada vez se vuelven más agresivas. Al cabo de 2 semanas, empezé a sentir ansiedad, a no poder dormir bien por las noches y tuve que dejar de ver a esa persona e incluso bloquearla en el móvil para que me dejara tranquila. No sé si es una trampa del ego, pero siento que con esa clase de personas no sirve la practica del perdón y incluso puedes llegar a caer en el papel de víctima intentando ver todas sus artimañas y manipulaciones DE OTRA MANERA y aplicando el perdón. No sé Nick.. me gustaría que me dieras tu opinión... porque este tema me está estancando en la evolución de UCDM, es como si lo pudiera aplicar en el resto de mi vida, pero en la relación de pareja prefiero seguir con el ego, que creo que me puede proteger más. Muchas gracias y perdona por el rollo. Un abrazo.”

Comentario: Todo lo que me has compartido, aunque respeto y reconozco que es muy real para ti, sin embargo para efectos de poder liberarnos del miedo, es la historia que utilizas inocentemente para convencerte de que el problema tiene que ver con parejas que entran en tu vida como si las mismas estuviese ahí por “casualidad”.

Hablas por ejemplo de sus tácticas “manipulativas” sin darte cuenta de que a un nivel más profundo el mundo simplemente está reflejando tu deseo de querer sentirte separada de Dios. En otras palabras, de tu deseo de querer ser especial. Y ese deseo de sentirse uno especial se manifiesta no solo a raíz de lo que creemos es nuestra fuente de dolor sino que la de placer también. Ejemplo, esta persona me manipula, siento dolor. Esta otra me complementa, siento placer. Pero todavía quiere uno seguir sintiéndose separado de Dios. Todavía quiere uno seguir sintiéndose como que es un “yo” (personaje) en este mundo, y que ahora es víctima de sus circunstancias y experiencias.

Eso no es motivo para sentirse culpable ni mal sino que para empezar a tomar conciencia de manera que toda esa culpa inconsciente pueda empezar a ser primero vista, y luego deshecha en vez de proyectada. Recordemos que si no hubiese culpa inconsciente en la mente no habría un "mundo" proyectado, no existiría un "yo" separado.

Tenemos que ser conscientes de que lo que queremos es recordar que somos el Santo Hijo de Dios soñando este sueño, y que todo ocurre con el único propósito el cual es perdonar. Y si de alguna manera nos encontramos juzgando o justificando nuestra situación, culpando a las parejas que entran diciendo que “ellos” o “ellas” son los que tienen el problema, nuestra atención está puesta “fuera”. Por consiguiente estamos distraídos. Que sería otra manera de decir, no queremos mirar el contenido de nuestra mente y preferimos verlo en el “otro.”

Por algo se nos recuerda;“…crees que la razón por la que tienes algo contra tu hermano es por lo que él te hizo a ti. Mas por lo que realmente lo culpas es por lo que tú le hiciste a él. No le guardas rencor por su pasado sino por el tuyo. Y no tienes fe en él debido a lo que tú fuiste. Tú eres, sin embargo, tan inocente de ello como lo es él.“ T-17.VII.8:1-5

Sí, la gente pueda aplicar tácticas “manipulativas.” Pero recordemos que ésta experiencia física está basada en miedo, está basada en separación, y por lo tanto va a haber manipulación. No obstante, es uno mismo el que a un nivel inconsciente prepara el escenario donde aparenta haber manipulación de manera que pueda justificar su sentido de victimismo a raíz de culpar al “otro” por sentirse uno manipulado. Por algo el curso hace referencia a citas como las siguientes:

"Si algo te puede herir, lo que estás viendo es una representación de tus deseos secretos." T-31.V.15:8
"Cuando crees que estás proyectando lo que no deseas, es porque todavía lo deseas." T-12.VII.7:6
"El secreto de la salvación no es sino éste: que eres tú el que se está haciendo todo esto a sí mismo." T-27.VIII.10:1
“Y todo lo que parece sucederme yo mismo lo he pedido, y se me concede tal como lo pedí.“ T-21.II.2:5

Se que esta no es una píldora fácil de tragar, pero si queremos liberarnos tenemos que tomar completa responsabilidad. De lo contrario el Espíritu Santo no puede hacer nada para efectuar un cambio de mentalidad en nosotros.

Teniendo esa base clara vamos a ver algunos puntos de tu pregunta. Dices: “…pedí VER ESO DE OTRA MANERA,…” Ver las cosas de otra manera es un cambio de mentalidad profundo donde se reconoce el aspecto ilusorio de cada experiencia de manera que la atención deja de distraerse con las formas y centrada en el contenido, en lo que uno realmente es, que es mente y no cuerpo separado.

En ese reconocimiento, no intelectual sino que experiencial de que uno es parte de la unidad y no un fragmento de ella, se experimenta uno pleno. Eso no pretendas entenderlo con tu lógica. Eso es una experiencia que según practicas los instantes santos, los momentos de quietud la mente se va poco a poco desvinculando de su posición fija en el mundo y se abre a una aspecto mas abstracto de si misma.

Todo lo que me has compartido tiene perfecto sentido si lo que tu quieres es seguir identificándote con el “yo” que se cree estar teniendo esta experiencia física. Es por eso que el curso constantemente aparenta ser difícil de entender, o mas bien de aplicar porque lo que queremos es mantener nuestra identidad como ego (personaje).

Por algo el curso nos recuerda: "No hay afirmación que el mundo tema oír más que ésta: No sé lo que soy, por lo tanto, no sé lo que estoy haciendo, dónde me encuentro, ni cómo considerar al mundo o a mí mismo. Sin embargo, con esta lección nace la salvación. Y lo que tú eres te hablará de Sí Mismo." T-31.V.17:6-9

Vamos ahora a otra parte de tu pregunta cuando dices; “… este tema me está estancando en la evolución de UCDM, es como si lo pudiera aplicar en el resto de mi vida, pero en la relación de pareja prefiero seguir con el ego,…” Ahí se puede observar una confusión de niveles. Crees que estás en el ego cuando te refieres a relaciones de pareja, sobre todo las dolorosas, pero no crees estar en el ego cuando te refieres a cosas en el mundo que quizás aparentan ir “bien.” El mundo es una fabricación del ego. El “yo” que crees ser es una fabricación del ego. Nuestra Realidad no es de este mundo, no es este “yo” que se cree estar escribiendo estas palabras.

Y es muy importante tomar consciencia de ello porque si no, estamos intentando aplicar el curso con la misma mentalidad del ego para alimentarla en vez de deshacerla. Y lo que el curso propone es deshacer el sistema de pensamientos del ego, el "yo" que me he creido ser para recordar que soy Unidad, que soy Amor. No que soy un ser "individual" separado de "otros" viviendo en un "mundo" de separación.

Vamos a mirar ahora lo que las relaciones te ofrecen. Te ofrecen un marco de referencia para que puedas ver donde hay culpa inconsciente escondida de manera que se pueda entonces invitar a un Nuevo Maestro (Espíritu Santo) y deshacerla. En esto no podemos culpar a nada ni a nadie. Aquí no hay excepciones.

Recuerda que el curso no es para que “encuentres” una pareja que no sea “manipulativa” sino que para que despiertes del sueño. Según la culpa inconsciente se va sanando no obstante, al no haber necesidad de proyectársela a nadie, no veo la razón por la que parejas “manipulativas” entren en tu vida. Pero una vez mas, culpas a otro te aprisionas a ti misma. Pues no hay en realidad “otro”. Es solo Uno.

Monday, September 28, 2015

El Mundo Se Queja De La Situación Economica, Y Mi Manera de Verlo Me Pregunto ¿Será Que El Curso Me Está Volviendo Loca?

Pregunta: “Hola, espero que todo bien, una pregunta? tú dejaste tu trabajo para hacer otra cosa? entendí bien? Mira, es que yo quiero dejar mi trabajo, quiero hacer otras cosas, aunque no sé exactamente qué, además de sobre todo recuperar mi salud física, emocional y mental y después buscar otro empleo. El detalle es que veo que todo el mundo se queja de la situación económica y desean estabilidad y yo estaría haciendo todo lo contrario y voluntariamente!!. Será que UCDM me está volviendo loca? Más a mi edad que tengo más de 40 años. Será que estoy dejando que el ego me sabotee? lo estaré confundiendo con la voz del ES? Me gustaría saber cómo tu ves ésta situación, ya que por lo que entendí el área económica ha sido un tema para tí. Gracias. Bendiciones”

Comentario: Un Curso de Milagros no te está volviendo loca, es la confusión de niveles la que te está volviendo loca. Un curso de Milagros no está interesado en la situación económica porque para el Espíritu Santo el mundo es simplemente una imagen neutra que no tiene ningún poder sobre el Santo hijo de Dios.

El problema es que al uno darle realidad y poder al mundo ha perdido su verdadero sentido de identidad. Por lo tanto aunque en el mundo de las formas el problema aparenta ser financiero en realidad el único problema es que se ha olvidado nuestra identidad verdadera.

Cuando me pregunta: “…tú dejaste tu trabajo para hacer otra cosa?” En años anteriores cuando no estaba consciente de este proceso podría decir que “yo” dejé trabajos o que “yo” encontré trabajos, pero ahora siendo consciente de este camino y observando en retrospectiva te podría decir que "yo" no “dejé” trabajos de la misma manera que "yo" no he “encontrado” ningún trabajo aunque eso fuese lo que aparentaba estar sucediendo.

Simplemente me encontraba dejando trabajos o adquiriendo trabajos debido a que eso ha sido parte de mi proceso, de mi currículo de sanación. No puedo explicarte porqué me he sentido inclinado a dejar trabajos cuando los dejaba o a adquirir trabajos cuando los adquiría, o cuando las oportunidades se me presentaban.

Todo eso era simplemente lo que estaba ocurriendo. Según se ha ido desenvolviendo mi camino, ésto és lo que podría aportar aunque no se si esté relacionado a tu pregunta pero de todas maneras lo comparto. Mi problema no tenía nada que ver con dinero, aunque en la forma eso era lo que aparentaba. El problema es que en el camino a recordar lo que realmente somos todo aquello que pueda servir de distracción podría aparentar como que la vida nos lo está negando.

Pero en realidad no es así. Lo que sucede es que la vida me está enseñando que mi fuente es el amor que ya está en mi, y si las cosas sucediesen como yo quisiese en el mundo continuaría distrayéndome. Por consiguiente no tengo que buscar nada fuera. Cuando la gente dice que tiene problemas financieros, para efectos del tema en discusión, lo que en realidad están diciendo es que se sienten separados de todo, que se sienten carentes de amor, de sustento, y de alguna manera creen que el dinero es lo que necesitan para que puedan sentirse sostenidos. Por algo el curso me recuerda: “La única carencia que realmente necesitas corregir es tu sensación de estar separado de Dios.” T-1.VI.2:1

De hecho, la lección 50 nos recuerda: “El Amor de Dios es mi sustento: He aquí la respuesta a cualquier problema que se te presente, hoy, mañana o a lo largo del tiempo. Crees que lo que te sustenta en este mundo es todo menos Dios. Has depositado tu fe en los símbolos más triviales y absurdos: en píldoras, dinero, ropa "protectora", influencia, prestigio, caer bien, estar "bien" relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poderes mágicos… Todas esas cosas son tus sustitutos del Amor de Dios. Todas esas cosas se atesoran para asegurar la identificación con el cuerpo. Son himnos de alabanza al ego. No deposites tu fe en lo que no tiene valor. No te sustentará.” W-pI.50.1:1-3…2:1-5

Según mi perspectiva basada en mi practica de las enseñanzas del Curso. Aunque se puede decir que tengo facilidad para motivar, para inspirar, para apoyar a otros, etc., no estaba consciente que lo que me motivaba era mi deseo de sentirme valioso, de sentirme amado. Inclusive aunque mi deseo por ganar dinero nunca era para tratar de sentirme mejor que nadie, inconscientemente sentía de que si tuviese suficiente dinero otras personas podrían amarme.

Fui a seminarios de cómo hacer dinero, inclusive desarrollé programas con la intención de poder apoyar a otros en su camino, di charlas y tenía seguidores por todo el mundo mientras yo aún me sentía vacío y carente. Y de hecho, aunque tengo muchos talentos que empleaba durante esos tiempos, como el de comunicación, escribir, apoyar, etc., no podría echar hacia adelante.

Y sí, a veces parecía que estaba haciendo progreso, pues me imagino que de alguna manera el auto engaño tenía que ser bastante convincente. No obstante lo que obtenía tarde o temprano, o lo perdía, o no se sostenía por mucho tiempo. Toda esa frustración fue la que me llevó a rendirme completamente, y en eso está basado el contenido de mi libro que por eso se titula: Lo Que Pasa Cuando Dejas Ir.

Paradójicamente, esos son los mismos talentos que empleo ahora mismo. Por lo tanto no era falta de talento sino que el propósito que yo le adjudicada a esos talentos.

Lo que quería, una vez mas, era atención, sentirme amado, sentirme valorado. Luego llegó un punto que ya no era cuestión de hacer dinero ya lo que quería era sentir paz. Ahí fue donde el verdadero cambio en mi comienzo a ocurrir. Ahí fue cuando mi camino empezó a hacer más introspectivo. Según me iba entregando a cada momento, aún cuando mis circunstancias no necesariamente cambiaban en favor a lo que yo antes creía que deseaba, siempre tuve lo que necesitaba para cada momento.

Según continuaba mi proceso de aquietar la mente y de completa aceptación sin quejarme de nada, simultáneamente surgían ideas para yo poder emplear mis talentos, sólo que con un fin completamente opuesto al que yo anteriormente tenía.

Ya el fin dejó de ser ganar dinero y mi enfoque era en descansar más y más en la paz que mora en mí. Y eso fue lo que me encontraba compartiendo. Ahora mi vida se dedica a continuar recordando el amor en mi y compartir esa experiencia con todo aquel que la vida misma me presente, sin tener expectativas al respecto.

Desde esa perspectiva mis talentos se utilizan para compartir amor no para hacer dinero. Y se podrá decir, el dejar que la paz more en mi, ese amor se proyecta en el mundo como dinero a cambio de venta de libros, en otras ocasiones dinero a cambio de consultas privadas, en otras ocasiones dinero a cambio de conferencias, en otras ocasiones dinero a cambio de compartir mi música al igual que de la misma manera en otras ocasiones doy consultas, comparto música, facilito alguna charla, comparto mis libros sin recibir dinero a cambio.

Lo importante de todo es reconocer que este trabajo no es para intentar “funcionar mejor” en el mundo. Es para que el mundo deje de ser una distracción. Y paradójicamente, cuando el amor es lo que te inspira, terminas “funcionando mejor” en el "mundo". Y mi experiencia ha sido, que según me sigo llenando del amor de Dios, las puertas continúan abriéndose para mi ciurrículo de sanacion.

Y todas las experiencias que tenga, ya sea de trabajo, encuentros personales, relaciones, toda circunstancia, no importa como luzca, es parte de ese currículo. Y por lo tanto mi función es perdonarlo. Así que aún cuando experimentó las mismas distracciones que todos experimentamos a este nivel, siempre estoy consciente, de la mejor manera que pueda, de recordar que mi fuente es el amor, que todo ocurre perfectamente orquestado para mi bien, y que lo mas importante para mi sea la paz en cada momento.

Y volviendo a tu situación, en vez de quejarte de tu trabajo, o de tu situación financiera, o la del mundo, ese es el currículo que la vida misma te ha propuesto para que puedes compartir el amor que hay en ti. Para que tu atención sea mas y mas en tu deseo de elegir la paz en cada momento.

Y si no se supone que estés ahí, la vida misma re dirigirá tus pasos. Este proceso requiere confianza. Pero según vas sanando, según vas identificándote con la Verdad, lo que empieza a ocurrir es un cambio de percepción, y el agradecimiento que sentirás a diario será algo que palabras no lo podrán expresar.

Ah, y dices que tienes 40 años y te quejas. ¿Tu sabes cuando fue que yo empecé a generar dinero después de todas mis altas y bajas, aunque generaba dinero en un pasado y lo perdía? A los 48 años. ¿Y sabes qué? No veo ninguna diferencia. Sigo jugando igual, y agradecido por todas y cada una de mis experiencias, pues a raíz de mi currículo es como he podido abrirme a la mentalidad en la que me encuentro. ¡Que regalo!

Y si quieres dejar tu trabajo y hacer otras cosas, una vez más, está muy bien, siempre y cuando lo hagas sin culpa ya que a fin de cuentas no es lo que haces sino que con que maestro lo haces, ego o Espíritu Santo.

Sunday, September 27, 2015

Life Wants to Give You Everything - Nick Arandes

Esta és la versión en Inglés de “La Vida te Sonríe Una Vez Mas” (Life Wants to Give You Everything) la cual grabé en el estudio de Jorge Lomar ¡Gracias Jorge! Que la disfruten! Y compártanla con quien sepa Ingles y sientan que le podría apoyar. El enlace de YouTube es: https://youtu.be/6YV5yyfww5Q

Saturday, September 26, 2015

Thursday, September 24, 2015

Soltando el Control y Confiando en la Vida por Nick Arandes y Jorge Lomar (Video)

Laboratorio No Dualidad Sept. 21, 2015 Madrid. Soltando el control y confiando en la vida por Nick Arandes y Jorge Lomar. En este segmento se comparte la razón por la que se intenta controlar para darnos cuenta que no hace ningun sentido. Mas la creencia en el control es la que nos aleja mas aun de lo que realmente somos.

Este video se puede ver en YouTube a través del siguiente enlace: https://youtu.be/iDjQ0ButW50

Para información sobre Jorge Lomar visita su sitio web: www.JorgeLomar.com
Para información sobre Nick Arandes visita su sitio web: www.NickArandes.com

Este audio se puede escuchar en su totalidad o descargar el archivo mp3 visitando el siguiente enlace:

http://www.ivoox.com/laboratorio-no-dualidad-con-nick-arandes-audios-mp3_rf_8538631_1.html

Me Puedes Explicar La Sección "VII. El arca de seguridad”, y Como Explicarlo a Un Amigo Que Está Enfermo de Cancer?

Pregunta: “Hola Nick deseo que te estés muy bien en estos momentos y siempre. Estuvimos en una charla de Un Curso de Milagros aquí en El Paso Texas ahora en Abril en casa de Miriam ... Te pido si me puedes ayudar a descifrar lo que Jesus me dice en la página 680 de UCDM "VII. El arca de seguridad". Le pedí a Creador de todo lo que es, por un amigo que esta enfermo dd cáncer.. Y abrí al azar esta página. Me podrías ayudar para comprenderla mejor? Gracias de antemano por tu ayuda. Un abrazo!”

Comentario: El juego de palabras puede ser confuso si sacas el mensaje fuera de contexto. Te darás cuenta de que aunque utiliza términos como "cuerpo" y "enfermedad" y "curar el cuerpo", está hablando del contenido de la mente. Así que voy a primero elaborar un poco sobre esa sección del texto, y luego voy a compartir muy brevemente la situación con tu amigo para que todo esto haga sentido.

Esa sección del curso empieza por: “Dios no pide nada, y Su Hijo, al igual que Él, no necesita pedir nada, 2pues no le falta nada. 3Un espacio vacío, o una diminuta brecha, sería una insuficiencia. 4Y sólo ahí podría él querer tener algo que no tiene. 5Un espacio donde Dios no se encuentra o una brecha entre Padre e Hijo no es la Voluntad de ninguno de los dos, que prometieron ser uno solo. 6La promesa de Dios es una promesa que Él se hizo a Sí Mismo, y no hay nadie que pudiese ser desleal a lo que Su Voluntad dispone como parte de lo que Él es. 7 La promesa de que no puede haber brecha alguna entre Él y lo que Él es no puede ser falsa.” T-28.VII.1:1-6

En otras palabras Dios y su Hijo no se separaron. Sin embargo aparenta como que Dios se separó de su Hijo (se separó de Si Mismo), y por consecuencia nos experimentamos separados los unos de los otros aparentando tener un cuerpo. Por lo tanto la mente ahora se experimenta dividida. Que sería lo mismo que decir, Dios se encuentra dividido. Pero esa brecha entre Padre e Hijo es falsa. “La promesa de que no puede haber brecha alguna entre Él y lo que Él es no puede ser falsa.” T-28.VII.1:1-6

Luego otro extracto de la misma sección dice: “Cuando ése se vuelve tu propósito, el cuerpo se cura, pues no se le utiliza para dar testimonio del sueño de separación y enfermedad. 2Tampoco se le culpa fútilmente por lo que no hizo. 3Su propósito es ayudar a que el Hijo de Dios sane, y, debido a ello, no puede enfermar.” T-28.VII.4:1-3

Aquí te das cuenta de que si sacas las palabras fuera de contexto, tomadas literalmente, la sección se estaría contradiciendo a si misma, pues por un lado Dios nunca se separó de Si mismo, por lo tanto no hay “cuerpos separados” y ahora aquí te habla de que si cambias el propósito del cuerpo el cuerpo se cura. Pero el problema es que ¿como se le va a cambiar el propósito al cuerpo para que el cuerpo se cure cuando no hay cuerpo? Que por eso empieza la sección con: “5Un espacio donde Dios no se encuentra o una brecha entre Padre e Hijo no es la Voluntad de ninguno de los dos, que prometieron ser uno solo.” T-28.VII.1:5

Entonces, si vas leyendo esa sección te vas dando cuenta de que la “enfermedad” de la que está hablando es de la relación que tienes con tus hermanos, que son lo mismo que tu. Por lo tanto, el cambio de propósito es mental, no corporal, para que la mente se cure de la creencia en la separación y la enfermedad lo que represente es la creencia en la separación, no una enfermedad física. Y esa creencia que se perciba a raíz de percibirme separado de mis hermano, de mi mismo, es lo que se tiene que corregir para entonces poder percibir la unidad que soy. De nuevo, lo que se corrige es nuestra percepción. Esa es la unica "enfermedad" de la cual padece la mente, no el cuerpo.

Observa como esa sección del curso termina con: “‘Tu hogar está edificado sobre la salud de tu hermano, sobre su felicidad e impecabilidad’, así como sobre todo lo que su Padre le prometió. 2Ningún pacto secreto que hayas hecho en lugar de eso ha estremecido en lo más mínimo los Cimientos de este hogar. 3El viento podrá soplar sobre él y la lluvia azotarlo, pero sin consecuencia alguna. 4El mundo será arrastrado, pero este hogar permanecerá en pie para siempre, pues su fuerza no reside sólo en él. 5Es un arca de seguridad, que descansa sobre la promesa que Dios le hizo a Su Hijo de que él siempre moraría a salvo en Él. 6¿Qué brecha podría interponerse entre la seguridad de este refugio y su Fuente? 7Desde aquí se puede ver al cuerpo como lo que es, sin atribuirle más o menos valor del que tiene como medio para liberar al Hijo de Dios a fin de que pueda regresar a su hogar. 8Y con este santo propósito se convierte por un tiempo en un hogar de santidad, ya que comparte la Voluntad de tu Padre contigo.” T-28.VII.7:1-7

Vamos a mirar ese párrafo mas de cerca manteniendo el contenido no dualista del mismo y verás como hace perfecto sentido.

“Tu hogar está edificado sobre la salud de tu hermano, sobre su felicidad e impecabilidad*, así como sobre todo lo que su Padre le prometió.” T-28.VII.7:1
Observa que ni siquiera está hablando de tu salud sino que la de tu hermanos. ¿Por qué? Porque si tu percibes a tu hermano como pecador, te percibes a ti como pecado ya que tu hermano y tu son parte de lo mismo. Son lo mismo, pues Dios nunca se separó de Si Mismo y por consiguiente no hay “cuerpos separados.” Esa es la proyección.

Por lo tanto ¿que diferencia hay entre un cuerpo “enfermo” y uno “curado” si el cuerpo es una proyección mental de separación? Por eso es que se nos dice: “7Desde aquí se puede ver al cuerpo como lo que es, sin atribuirle más o menos valor del que tiene como medio para liberar al Hijo de Dios a fin de que pueda regresar a su hogar.” T-28.VII.7:7

“2Ningún pacto secreto que hayas hecho en lugar de eso ha estremecido en lo más mínimo los Cimientos de este hogar.” T-28.VII.7:1
Como la separación nunca ocurrió, y tu estás en tu Hogar, pues eres uno con Dios, y ningún pacto secreto (creencia de ser un cuerpo separado de otros) puede estremecer los cimientos, en otras palabras cambiar lo que tu ya eres. Es como cuando duermes, en el sueño puedes soñar todo tipo de cosas, que eres un héroe o un villano, que estás enfermo o sano, que mueres o naces, pero nada de eso puede cambiar de ninguna manera tu realidad, la cual es que eres el que está sano y salvo en su cama soñando todo eso. Que por eso el párrafo continúa: “3El viento podrá soplar sobre él y la lluvia azotarlo, pero sin consecuencia alguna. 4El mundo será arrastrado, pero este hogar permanecerá en pie para siempre, pues su fuerza no reside sólo en él. 5Es un arca de seguridad, que descansa sobre la promesa que Dios le hizo a Su Hijo de que él siempre moraría a salvo en Él.” T-28.VII.7:3-4

“6¿Qué brecha podría interponerse entre la seguridad de este refugio y su Fuente? 7Desde aquí se puede ver al cuerpo como lo que es, sin atribuirle más o menos valor del que tiene como medio para liberar al Hijo de Dios a fin de que pueda regresar a su hogar. 8Y con este santo propósito se convierte por un tiempo en un hogar de santidad, ya que comparte la Voluntad de tu Padre contigo.” T-28.VII.7:6-7
Aquí lo que corrobora es que si puedes utilizar tus relaciones para sanar la mente de la creencia en la separación, el cuerpo no se le atribuye ningún valor sino que se utiliza para observar como la mente se percibe separada de otras, como la culpa inconsciente se le quiere proyectar a “otros”, y aunque tus sentidos, que solo tienen que ver con un cuerpo, dan testimonio de una separación, no permitirás ser distraído por ellos y utilizas todas tus experiencias, todas tus relaciones para adjudicarles el único propósito que hay, el de perdonar para sanar cualquier tipo de separación que percibas entre tu y tu hermano (entre "tu" y "tu").

De nuevo, no estamos hablando de percibir separación física, pues eso es lo que mis ojos continuarán percibiendo siempre y cuando esta sea mi experiencia. No obstante, puedo percibir amor, aun cuando veo un mundo de separación. Y eso es no dejarme distraer.

Utilizando un ejemplo mundano, si tu hermano te insultó, y eso te dolió, crees que tu hermano es culpable y te sientes como víctima. El problema es que tú y tu hermano son lo mismo, son proyecciones de la misma mente, y al tu identificarte como cuerpo separado, se te olvida que tu eres parte de esa misma mente que esta soñando a los dos.

Así es como la mente se percibe como separada, como dividida, y si culpas a tu hermano no puedes sino que sentir los efectos de culparte a ti mismo, eso podría manifestarse en una aparente enfermedad en el cuerpo.

Si de lo contrario se utiliza cada una de las relaciones para practicar el perdón, si la mente se siente llena de paz y amor, aun cuando haya sido testigo de un insulto por uno de los “otros” hermanos, y aquí, como nos recuerda la ultima oración de ese párrafo: “8Y con este santo propósito se convierte por un tiempo en un hogar de santidad, ya que comparte la Voluntad de tu Padre contigo,” T-28.VII.7:8 puede que ocurra un cambio en lo físico, en donde un cuerpo “enfermo” experimenta una “curación.”

Esto no garantiza que un cuerpo se vaya a “curar”, pero si garantiza que no hay distracciones ya que el Santo Hijo de Dios recuerda Su Realidad, y al recordar Su Realidad no tiene ya necesidad de continuar proyectándose en un cuerpo separado. A raíz de ese cambio de mentalidad, o el cuerpo se deja a un lado y se despierta del sueño, o continuará en el mundo por el tiempo que sea, solo que con una mente tranquila, regocijando en la paz de Dios independientemente de las condiciones del cuerpo. Pues ya el cuerpo no es distracción. Por eso se nos recuerda: “Hay una manera de vivir en el mundo que no es del mundo, aunque parezca serlo. No cambias de apariencia, aunque sí sonríes mucho más a menudo. Tu frente se mantiene serena; tus ojos están tranquilos.“ W-pI.155.1:1-3

Habiendo compartido ese extracto del curso, con relación a la inquietud con tu amigo, cuando lo percibes a él enfermo estás percibiendo a una parte de ti enferma. Y no sabes que decirle porque tu enfoque está en curar su cuerpo y no su mente, que forma parte de la tuya.

Por lo tanto, pedir ayuda al Espíritu Santo es a que El te enseñe a ver al Santo Hijo de Dios en tu amigo, pasando por alto la distracción con las formas. Sí, la forma ve a un cuerpo enfermo, pero el contenido es el mismo. El contenido es que tu, al igual que él son parte de Dios libre de pecado, completamente inocente.

En el caso de tu amigo, hablando hipotéticamente, quizás el tiene un trabajo que hacer de perdón y su cuerpo está corroborando el miedo que hay en su mente. Por lo tanto, mientras el continúa con su situación a nivel de la forma recibiendo atención medica, simultáneamente puede empezar a observar mas detalladamente el contenido de su mente, viendo donde hay rabia, ira, resentimientos hacia algún hermano y perdonar.

Desde ese espacio, una de dos cosas puede que suceda, 1: que al perdonar completamente el cuerpo termine experimentando una curación física pues ya el no se está auto castigando con esa enfermedad, o 2: que una vez su mente descansa en la paz de Dios, habiendo sanado sus relaciones, que el cuerpo se deja a un lado y el regocije en la unidad con Su Padre (conSigo Mismo). Pero lo importante es que cualquiera que termine siendo la consecuencia del perdón, las dos son consecuencias ¡felices!

Permíteme cerrar esta nota con una anécdota. Hace muchos años atrás había una pareja que trabajaba mucho el perdón, y en uno de sus talleres llegó una mujer que estaba críticamente enferma de cáncer, hasta el punto que no tenía esperanza de que pudiese sobrevivir. El enfoque de esta pareja con ella nunca fue en lo físico sino que en observar donde había ira y resentimiento en su mente.

Según el taller iba terminando la muchacha les comentaba que ella había perdonado a todos sus hermanos excepto a su padre. Que a ese si que no iba a poder perdonar. Entonces la pareja le dijo que no tenía que preocuparse porque como ella no es en realidad un cuerpo qué podría dejarlo entonces a un lado y que no pasa nada. Eso llevó a esa mujer a reflexionar, y a comprender que su perdón si no es total no habría posibilidad de sanar. Para poner fin a este relato la mujer experimentó una curación total de su cáncer.

Pero de nuevo, no utilicemos este ejemplo para distraer nuestra atención hacia el cuerpo. Simplemente utilicémoslo para hacer un trabajo de perdón muy profundo de manera que la mente puedas regocijarse en la dicha del amor que se experimenta a raíz de sentirnos unidos todos nuestros hermanos.

Wednesday, September 23, 2015

El Sentir y el Miedo a Expandirme por Nick Arandes y Jorge Lomar (Video)

Laboratorio No Dualidad Sept. 21, 2015 Madrid. El Sentir y el Miedo a Expandirme por Nick Arandes y Jorge Lomar. En este segmento se comparte la dinamica de lo que es el sentir para que pueda ser entendido y aplicado.

Este video se puede ver en YouTube a través del siguiente enlace: https://youtu.be/HkERjY5Zkjs

Para información sobre Jorge Lomar visita su sitio web: www.JorgeLomar.com
Para información sobre Nick Arandes visita su sitio web: www.NickArandes.com

Este audio se puede escuchar en su totalidad o descargar el archivo mp3 visitando el siguiente enlace:

http://www.ivoox.com/laboratorio-no-dualidad-con-nick-arandes-audios-mp3_rf_8538631_1.html

Tuesday, September 22, 2015

Nick Arandes CD: Lo Que Das Recibes ¡Disponible!

Mi nuevo CD tituado: Lo Que Das Recibes ya está disponible a la venta a través de CDBaby.

El enlace directo es: http://www.cdbaby.com/cd/nickarandes9

Pueden escuchar muestra de las pistas o descargar los mp3 individualmente. Si quieren leer las letras visiten mi sitio web: www.NickArandesMusica.com

¡Que las disfruten!

¿Cómo Hacer Para No Generar Culpa en el Otro al Hacer o Decirle Algo?

Pregunta: “Hola Nick, otra vez: ¿Qué tal? Te comento que hoy, hablando con una amiga que ha empezado hace poco Un Curso de Milagros me preguntaba ¿Cómo hacer para NO generar culpa en el otro al hacer o decirle algo? El caso es que ella llevó a cabo un trabajo para un hombre y él no ha cumplido con el pago. Ella ya ha reclamado sin éxito en numerosas oportunidades, con mucha paciencia, tacto, gentileza, educación y buenas maneras, pero no logra que él la tome en serio y le pague lo que le debe. Lo que también influye en mi amiga es que tiene una debilidad por él y ella está muy aferrada a la ilusión. Básicamente, en la relación mantienen lo que se suele decir “una buena onda” pero él sigue sin cumplir con lo pactado en cuanto al trabajo. No sé qué decirle. Más allá de este caso específico, no sabría qué decirle en cuanto al hecho de no querer generar culpa en el otro. Muchas gracias.”

Comentario: Voy a abordar la pregunta que utilizé en el titulo de esta nota al final. No obstante, siento mejor empezar por aquí. Si me encuentro en una situación donde alguien me debe dinero por un trabajo y siento ira, o frustración, resentimiento o lo que sea, obviamente tengo que atender a mi sentir.

Si no soy consciente, el escenario que la mente inconsciente ha proyectado se puede fácilmente utilizar para justificar los sentimientos de culpa, ira, resentimiento o lo que sea que esté en ese momento experimentando. Es por eso que la lección numero 5, “nunca estoy disgustado por la razón que creo” W-pI.5 sirve para re-dirigir mi atención hacia la causa interna y no para distraerse uno con el efecto "externo."

La causa interna es siempre la misma, la creencia en la separación. El efecto aparentemente “externo” es lo que se utiliza para proyectársele la culpa inconsciente de manera que se pueda justificar el sentir, una vez mas, manteniendo la atención “fuera” en los efectos y no en la causa que es interna.

Esto no se le puede explicar a una persona que no está consciente de este tipo de trabajo debido a que su sentir está lógicamente justificado por la experiencia que esa persona está viviendo. Hasta que esa persona no tome conciencia de que todo lo que experimenta en su vida a un nivel más profundo así lo ha pedido le será imposible poder tomar completa responsabilidad, y solo a raíz de tomar responsabilidad de lo que siente puede entonces ir en dirección hacia su liberación.

El curso hace referencia sobre ello en múltiples ocaciones: "Si algo te puede herir, lo que estás viendo es una representación de tus deseos secretos." T-31.V.15:8

Otra manera de decirlo seria, "Cuando crees que estás proyectando lo que no deseas, es porque todavía lo deseas." T-12.VII.7:6

O "El secreto de la salvación no es sino éste: que eres tú el que se está haciendo todo esto a sí mismo." T-27.VIII.10:1

O "Soy responsable de lo que veo. Elijo los sentimientos que experimento y decido el objetivo que quiero alcanzar. Y todo lo que parece sucederme yo mismo lo he pedido, y se me concede tal como lo pedí.“ T-21.II.2:3-5 Y así sucesivamente.

Tomando conciencia ahora de cómo la culpa inconsciente se proyecta para mantenernos distraídos de la verdad, ahora vamos a lo práctico.

Sin apego a resultados, sin proyectar culpa inconsciente hacia un hermano, sin querer hacer que un hermanos se sienta culpable deliberadamente, si uno permite que un individuo se salga con la suya, por así decirlo, esa persona no está aprendiendo su lección y por consiguiente sus actos pueden terminar siendo muy dolorosos y perjudiciales para esa persona en un futuro.

Por lo tanto desde una conciencia de amor a veces se tienen que tomar medidas disciplinarias qué aunque para una persona que se perciba como víctima aparenten ser no amorosas, serían las correctas para el beneficio de todos. Yo podría compartir sugerencias de lo que yo haría en una situación como esa, pero siento que eso no sería lo más amoroso debido a que esa persona tiene el currículo perfecto para su proceso del perdón. Por lo tanto a raíz de que tu amiga toma conciencia de la naturaleza de lo que realmente es, reconociendo que no es víctima de nada, y según atiende su sentir utilizando esa experiencia para sanar sentido común le dirá que hacer.

El algunas ocaciones podría ser retirar su amistad y decirle a esa persona lo que realmente siente, sin culpar a nadie. Eso puede que lleve a esa persona a recapacitar y darse cuenta de lo que está haciendo y como le perjudicaría. En otras ocasiones si la situación lo amerita podría ser buscar asistencia legal para lidiar con una situación como esa. Y en otras simplemente pueda que ella decida no hacer nada al respecto.

Pero si esa és su decisión, que no haya “mala onda” como dice ella. De lo contrario está suprimiendo y esa culpa inconsciente se le proyectará a otras ilusiones, lo cual retirar su amistad o buscar asistencia legal o lo que sea, pueda que “resuelva” su aparente problema en la forma, pero el verdadero problema se continuará presentando una y otra vez hasta que la causa no se haya abordado. Y el verdadero, o mejor dicho, el único problema es la creencia en la separación. Y todas las proyecciones nos brindan oportunidades para mirar la culpa inconsciente de manera que podamos invitar a un Nuevo Maestro (Espíritu Santo). Eso es todo lo que hay que hacer.

Vamos a mirar ahora eso de que; "¿Cómo hacer para NO generar culpa en el otro al hacer o decirle algo?"

No hay en realidad “otro”, solo hay Uno. Por lo tanto el problema no es que ella pueda generar culpa en el “otro”, sino que podría ser que ella tiene miedo de expresar lo que siente solo que ahora lo justifica con la creencia de que no quiere compartir lo que siente por no querer hacer que el “otro” se siente mal.

Por lo tanto ella necesita dejar de justificar el miedo que siente de ser honesta con la creencia de que no quiere hacer que “otro” se siente mal. Es así como nos auto engañamos sin darnos cuenta.

Por lo tanto, una vez mas, primero se atiende el sentir, se toma consciencia de que no hay víctimas ni villanos, de que a un nivel inconsciente estoy observando un escenario cuyo propósito es el de darle valor al mundo distrayéndome de la Verda, y luego se comparte si es que fuese necesario. Y pueda que el compartir no sea muy cómodo, pero si proviene desde el amor, será lo correcto.

Saturday, September 19, 2015

Sentirse “Mejor” no Expía la Culpa, Mas Bien la Esconde

Pregunta: “querida alma compañera acá va otra pregunta: dicen que quien pregunta es el ego, pero no puede dejar de preguntar quizás porque todavía no seré consciente de lo que enseña el curso, hoy puse la tele y estaba mirando un noticiero de mi país para ver que había pasado en chile con el terremoto, te aclaro que prácticamente no miro tv ni escucho radio vivo aislada de las noticias, pero de repente apareció la grabación de una cámara oculta mostrando como un policía de una provincia de mi país golpeaba ferozmente a un chico menor que estaba detenido... me dije ante lo que veía y comenzaba a sentir, elijo la paz de dios ... esto es irreal .. quiero ver esto de otra manera y pedí expiación.- pero no pude evitar cierta presión en mi pecho, angustia, no hice juicio solo me detuve a sentir, automáticamente apague la tv.- pero debo reconocer que en el fondo de mi si yo hubiera estado ahí hubiera matado a golpes a ese policía. Implica esto no haber aprendido nada de un curso de milagros? esto que vi es una proyección mía? implica esto que yo soy tan violenta como lo que vi? debo perdonarme por lo que sentí?

Comentario: Dices, “..no hice juicio solo me detuve a sentir,..” Depende de a lo que te refieres cuando dices que no hiciste juicio. Si te afectó, se puede deducir que hiciste una interpretación, y eso es un juicio. Apagar la tele para no mirar es una manera de escapar. No significa que tengas que quedarte mirando la escena, pero el hecho de que tuvo un efecto sobre ti es una manera de haber hecho real en tu mente la escena. Y ahora se te brinda otra oportunidad para practicar el perdón.

Ahora, viendo el contenido de tu pregunta, cuando dices; “…me dije ante lo que veía y comenzaba a sentir, elijo la paz de dios ... esto es irreal .. quiero ver esto de otra manera y pedí expiación,…” Todavía siento que hay una confusión de niveles. La razón por la que siento eso es porque quieres sentir y quieres decir que no es real y todo eso, pero no quieres soltar tu identidad como un “yo” separado.

En otras palabras, cuando estamos pidiendo la expiación estamos pidiendo el recordar que somos mente y no cuerpo. Que somos la unidad y no la separación. No que esta escena o esta otra me deje de molestar o que estos sentimientos se desvanezcan, etc., debido a que todo eso sigue siendo identificación con el cuerpo.

Sentirse “mejor” no expía la culpa simplemente la esconde. Obviamente cuando la culpa inconsciente se va deshaciendo y el amor es lo que prevalece sí que nos sentimos mejor. Pero ese sentirse mejor es un efecto natural de una mente que descansa en la paz de Dios.

Es decir, hay una diferencia en querer sentirme "bien" intentando evadir un sentir o luchando contra él, o simplemente sentirme bien porque sí, porque eso es lo que siento cuando la mente descansa en este momento, en total y completa aceptación.

Constantemente se nos ofrecen oportunidades para sentir mas profundamente, que desde la perspectiva del Espíritu Santo son oportunidades para sanar. Solo que mientras no haya gatillos que broten sentimientos, que es decir, mientras las cosas vayan “bien” y no hayan distracciones ¿estás conscientemente reconociendo que lo que ves a tu alrededor no tiene nada que ver con tu realidad? ¿Estás siendo consciente de que tu eres mente y no cuerpo? Si no estás haciendo ese trabajo a diario de ser consciente de que eres consciente, pueda que estés utilizando las enseñanzas del curso como varita mágica para mantener el personaje intacto, solo que esperando sentirte "mejor".

En otras palabras, el objetivo es ir poco a poco reconociendo que nuestro sentir, nuestro pensar, todo lo que percibimos es parte de un juego mental con el cual constantemente nos convencemos de que este mundo es nuestra realidad.

El no ver las noticias, solo para efectos de este ejemplo, no te apoya en “avanzar”, sino que es una manera de no mirar el contenido de la mente proyectado fuera. El objetivo no es ver o no las noticias, o evadir lo que sea que creemos es la causa de algún sentir, sino que mas bien al reconocer su contenido vacío no te sientas afectada por lo que sea que crees te pueda causar dolor o inclusive placer.

Si una persona consciente ve la misma imagen que tu viste, no se la pasaría diciendo, “esto no es real, yo siento, pido la expiación, etc.” Simplemente la vería como una escena que carece de significado, como todas las escenas a su alrededor.

¿Por qué crees que las lecciones del curso comienzan con?

“Nada de lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar] significa nada.

1. Mira ahora lentamente. a tu alrededor, y aplica esta idea de manera muy concreta a todo lo que veas:

2 Esa mesa no significa nada.
3Esa silla no significa nada.
4Esta mano no significa nada.
5Este pie no significa nada.
6Esta pluma no significa nada.

2. Luego mira más allá de lo que se encuentra inmediatamente alrededor tuyo, y aplica la idea dentro de un campo más amplio:

2Esa puerta no significa nada.
3Ese cuerpo no significa nada.
4Esa lámpara no significa nada.
5Ese letrero no significa nada.
6Esa sombra no significa nada.

3. Observa que estas expresiones no siguen ningún orden determinado, ni hacen distinción entre la clase de cosas a las que se aplican. 2Ése es el propósito del ejercicio…” W-pI.1:1-6;2:1-6;3:1-2

¿Y cual es la razón por la que tememos percibir las escenas del mundo carente de significado? Porque si yo me percibo como parte de este mundo entonces “yo” también carezco de significado. Y el ego se sustenta en su identidad como un “yo” que tiene significado.

Por eso es que se nos recuerda; "No hay afirmación que el mundo tema oír más que ésta: No sé lo que soy, por lo tanto, no sé lo que estoy haciendo, dónde me encuentro, ni cómo considerar al mundo o a mí mismo. Sin embargo, con esta lección nace la salvación. Y lo que tú eres te hablará de Sí Mismo." T-31.V.17:6-9

Eso es en si a lo que le tememos, a desaparecer. Y por eso preferimos practicar el “no se” y el “sentir” y el “quiero la expiación” para el personaje y no para la mente que és la que sueña el personaje. Por eso es que la expiación es para retornar la mente a su estado natural de unidad. Y este mundo es una proyección de separación.

También comentas: “…pero debo reconocer que en el fondo de mi si yo hubiera estado ahí hubiera matado a golpes a ese policía…” Por lo tanto, eso es lo que es real para ti. La ira es real para ti, y eso no es motivo para sentirse mal sino que otra oportunidad para reconocer que hay ira en ti y que ahora la quieres justificar proyectándosela a una imagen que inconscientemente se puso ahí para poder encontrar un culpable de manera que tu ira pueda ser justificada. Y ese sentimiento que se le etiqueta como ira no es ni “malo” ni “bueno”. Es simplemente energía que se está moviendo.

Y por consiguiente cuando decimos palabras como: “No conozco el significado de nada, incluido esto. No sé, por lo tanto, cómo responder a ello. No me valdré de lo que he aprendido en el pasado para que me sirva de guía ahora,” T-14.XI.6:6-9 no son palabras que se dicen de la boca para fuera. Es en la dirección hacia donde nos llevan esas palabra lo que importa.

Y eso lo decide la intención detrás de las palabras. Si la intención es sanar la mente de la creencia en la separación las palabras nos llevan en dirección a que la mente se ponga en una posición neutra, aún cuando los sentimientos están ahí de manera que la Sabiduría interna, Mente Recta, Espíritu Santo o como quieras llamarlo vaya deshaciendo culpa inconsciente.

Si la intención no obstante es erradicar una incomodidad pero seguir identificados con el “yo” que creo ser las palabras se utilizarán mas bien como “afirmaciones” con la esperanza de que nos brinden lo que deseamos.

Yo por ejemplo cuando me encuentro sintiendo profundamente debido a escenas que aunque se que no son la causa de mi sentir así lo parecen, simplemente me detengo a observar el sentir, y observar las historias que la mente intenta fabricar para justificar ese sentir. Pero cuando las cosas aparente ir bien, también tomo consciencia de que este mundo es una proyección y eso es como un jugador de futbol que fuera de la temporada sigue pateando la pelota para mantener su condición antes de que la temporada comience.

Por lo tanto, ¿que trabajo haces a diario para tomar consciencia de que eres mente y no cuerpo? ¿O simplemente quieres aplicar el sentir y todo esto cuando las ilusiones no te gustan?

Despertar del sueño es dejar a un lado todas las ilusiones. Eso me recuerda cuando la Biblia nos dice: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios.” [Marcos 10:25]

No tiene eso nada que ver con dinero, aunque así es como el ego lo a interpretado. Mas bien es como decir, si estás durmiendo, y quieres despertar del sueño, la única manera de poder abrir los ojos es cuando no te apegas a nada del sueño. Pues una vez que abres los ojos ¡TODO el sueño desaparece! Y antes de que puedas traer algo del sueño contigo a la realidad, que es completamente imposible, primero seria mas posible que un camello pase por el ojo de una aguja.

Recuerda que el que está apegado a lo que sea en este mundo es el “yo” que creo ser. Y ese es el “yo” que se está deshaciendo. Esa es la identidad falsa con la que me he identificado y por consiguiente es la que me hace sentir separado de Dios. Ahora, tu no tienes que preocuparte por “desaparecer” del sueño. Eso sucederá cuando se deje el cuerpo a un lado. Así que tranquila.

Lo que si desaparecen son las interpretaciones y empiezas a tener una perspectiva del mundo que te ayuda en vivir en paz, libre de miedo, donde escenas como las que describes simplemente se ven como una parte de la mente actuando desde el miedo mientras tu recuerdas que solo el amor es real, y eso es lo que eres.

Y si no te apetece ver las noticias, como a mi por ejemplo, no haces nada especial de ello. Y en mi caso, si me encuentro viéndolas, tampoco hago nada especial de ello. Pero si algo me mueve, entonces eso es simplemente otra oportunidad que se me brinda para poner en practica el perdón.

Pero de nuevo, no pongo en practica estas enseñanzas para sentirme “mejor” cuando algo se me mueve. Las pongo en practica en todo momento para tomar consciencia de el juego que la mente juega. Y dentro de este juego se experimenta todo tipo de experiencias. Y todas tienen lo mismo en común; no tienen nada que ver con la realidad.

Según vas tomando consciencia del juego, te das cuentas de que esto se aplica a todo. Ya no hay diferencia entre el policía que ataca el chico, o el vecino que le grita a su padre, o el individuo atacando a un animal, o el gobierno tomando decisiones “injustas”, o la pareja que te “atrae” o la película de cine que te hace sentir “bien” o “mal”, o que el supermercado esté cerrado cuando te dijeron que abría hoy, o cuando esperabas que una amistad te llamase y no te llamó, o cuando estás excitada porque vas a Hawai de vacaciones, etc. ¿ves que es todo lo mismo?

Eres quien observa la película solo que desde una comprensión de amor, que simplemente ve inocencia, donde ya las imágenes dejan de ser distracción, aun cuando todavía las “ves”. En fin, este es un trabajo que se hace para ir tomando consciencia de lo que eres. No que ahora desde el personaje “yo” vas por ahí diciendo, “veo inocencia.” A final de cuentas, puedes decir todo eso, pero tu sentir es el que dicta si de verdad estás viviendo eso que dices que ves o que experimentas.

Simplemente siente. Cierra los ojos y siente. No intentes ver a un policía "inocente". Él, al igual que tu, que sois lo mismo, ya son inocentes. Simplemente siente y recuerda que eres la paz que lo abarca todo. Y que las imágenes que percibes no tienen nada que ver con lo que eres. Empieza a centrar tu atención en este momento. Y confía en tu proceso. No tienes nada que hacer, nada que decir, simplemente quédate aquí. Siente, experimenta ese sentir, vívelo sin hacer historia de ello. No pidas que se vaya, simplemente abrázalo. Ese sentir es una parte de ti que solo pide amor, que solo pide que se le acepte. Permite que se quede todo el tiempo que sea para que puedas abrazarlo y amarlo. Ahí te das cuenta de que tu eres el amor que lo abraza todo. Aceptar ese sentir, sea cual sea, es aceptarte a ti misma. Eso es amor incondicional. Eso es todo lo que tienes que hacer.

Friday, September 18, 2015

¡Que Bueno Que Las Cosas No Van Como Uno Quiere! por Nick Arandes

Recientemente estaba compartiendo con una amistad que no sabía qué hacer con su vida. No sabía qué hacer con relación a su trabajo, no sabía qué hacer con relación a parejas, estaba completamente perdida y reflexionaba como se la había pasado toda su vida huyendo.
Me decía, “Tengo 38 años de edad y nada que mostrar. No me he realizado en el trabajo, mis parejas siempre han sido problemáticas, ahora que quiero intentar hacer un negocio me niegan el crédito, no tengo dinero suficiente, no se que hacer ni para donde ir.”

Mientras la escuchaba atentamente había algo en mi que sentía un regocijo porque sabía que todo lo que estaba ocurriendo en su vida estaba simplemente preparándola para poder rendirse a este momento y poder aceptar el gozo de lo que es la paz que se experimenta cuando uno completamente lo suelta ¡todo!

Le compartí que donde ella se encontraba es exactamente donde me encontraba yo hace sólo unos cuantos años atrás. Me encontraba en una posición donde no sabía qué hacer con mi vida, no tenía trabajo, veía mis amistades que algunas de ellas la vida le aparentaba ir bien, intentaban darme consejos no obstante no podía hacer nada con ellos. Sentía que no tenía la energía de hacer nada y lo único que podía hacer era rendirme constantemente a la experiencia presente.

Según la vida misma me fue demostrando, en cada rendición experimentaba un amor que me arropaba. Pueda que algunas personas interpretasen eso como un estado de negación, pues a final de cuentas todo el mundo está acostumbrado a la lucha, a sobrevivir, sin embargo, para mi ese amor que me arropada era simplemente la paz que se experimenta cuando se rinde uno completamente a cada momento presente, cuando uno entrega todos sus deseos, todas sus expectativas, todas sus metas, todas sus pertenencias, todos sus apegos a la vida, en total confianza de que ya no desea nada, solo la paz interna.

Desde ese espacio paradójicamente me encontraba inspirado a hacer cosas, cosas que no tenían nada que ver con lo que yo creía que querría o con lo que yo creía que sería lo mejor para mí, sino que esa inspiración surgía para poder yo compartir el amor y la creatividad que estaba en mi.

Lo que hace no obstante que este proceso aparente ser tan difícil de practicar es que va en completa oposición a como se nos ha enseñado a vivir la vida. Primero que nada creemos que sabemos lo que queremos. Esa es la trampa principal. A raiz de esa trampa ahora creemos que somos nosotros a raíz de nuestro esfuerzo los que nos auto “realizamos,” sin darnos cuenta de que la vida tiene un plan, y es que recordemos lo que somos. Es que recordemos que somos el amor que nos sostiene y no el individuo separado que tiene que sostenerse por si mismo.

Le compartí qué de lo que ella estaba huyendo era de ese espacio de silencio por el miedo a creer que si no hacía nada su vida terminaría fuera de control. Y lo interesante del caso es que su vida estaba fuera de control, y por más que se esforzaba todo lo que hacía era empeorándolo todo. Y aunque desde afuera aparenta ser como que las cosas iban “mal”, muy claramente podría yo observar que la vida simplemente le estaba ofreciendo una y otra vez el regalo de rendirse completamente, de soltarlo todo para así entregarse a la vida misma y descansar en ella.

Según ella se permite dejar abrazar por cada momento presente puede entonces observar como la vida misma orquesta cada experiencia y cada situación para apoyarla en su proceso de recordar quién ella realmente es. Ella no es este individuo separado caminando por el mundo sin rumbo y a la deriva ante un futuro incierto. Eso es lo que creemos y por eso en vez de rendirnos a cada momento y confiar en el presente nos la pasamos intentando controlar y planeando el futuro para “supuestamente” poder tener un “sustento”, aun cuando sufrimos en el proceso.

Pero si aceptamos el regalo que el momento presente nos brinda, el cual es una paz que no tienen nada que ver con lo que aparente estar ocurriendo en nuestro entorno, podemos entonces tomar conciencia de que todo lo que ha estado ocurriendo estaba perfectamente orquestado para poder sentir esa paz que ha estado y que siempre estará disponible.

Desde esa paz surgen los impulsos creativos los cuales nos dirigen en cada momento a que hacer y que decir, y lo que terminemos diciendo o haciendo, al haber nacido de esa paz, no puede sino que ser extendido a todos.

Ese es el secreto de una vida plena, que como podemos ver no tiene nada que ver con qué tipo de trabajo hagamos ni con intentar hacer dinero. En mi caso por ejemplo, mi intención de contestar preguntas, facilitar charlas, crear música, escribir libros, filmar videos, etc., son diferentes maneras de expresar la creatividad que se encuentra en mi y de compartirla sin saber en qué dirección la vida me lleva.

Paradójicamente algunos de esos medios se han convertido en fuentes de ingreso. Pero nada de eso ha surgido a raíz de un plan premeditado o de ninguna estrategia intelectual.

Todo eso ha a ido surgiendo a raíz de entregarme completamente a la paz interna, a raíz de entregarme completamente de la mejor manera posible a cada momento presente, y la vida constantemente me apoya con los recursos que sean necesarios para yo continuar profundizando en el recordar de lo que soy y no en adquirir las cosas que crea me puedan hacer feliz, o en ver como “ganarme” la vida, etc.

Así que aunque mi amiga esté preparada para verlo o no, el que las cosas no vayan como ella quiera es el regalo más grande que la vida le ofrece para que finalmente deje de luchar y se rinda completamente para que por primera vez se deje amar. Y ese amor se reflejará en su vida.

La verdad es que nunca hacemos nada. Solo que al creer que hacemos sentimos resistencia y es ahí donde surgen todos los problemas, que son mas bien problemas de percepción. Si uno se entrega a este momento, a la paz, somos el vehículo a través el cual la vida misma se extiende. Mis talentos, mis regalos, son pare ser compartidos, nada mas!

Eliminando Videos de YouTube

Durante los últimos años he compartido muchos videos en YouTube sobre preguntas y comentarios relacionadas al tema de Un Curso de Milagros. Sin embargo, según mi proceso continúa he sentido que algunos de esos videos no son representativos de donde ahora mismo me encuentro, no solo en mi practica, sino que también en la teoría del curso mismo por lo cual he decidido eliminarlos.

Se que he recibido muchos comentarios de como los videos quizás han servido de apoyo. Esta decisión tuve que pensarla porque reconozco que de la misma manera que he querido compartir lo que he ido practicando y asimilando, una vez más, también siento que donde ahora me encuentro, en el espacio que me encuentro no es el mismo en donde estaba cuando compartía.

Dejaré algunos de los videos aun cuando algunos no necesariamente sean relacionados con la enseñanza puramente no dualista del curso debido a la demográfica con la que me encontraba compartiendo, pero si continuaré postulando videos, si el amor lo inspira, notas y escritos.

Gracias por el regalo de verme a mi mismo a través de sus preguntas, y que cada paso que tomen sea un paso lleno de dicha, paz, amor y perdón!

Thursday, September 17, 2015

Encuentro en Vigo (Octubre 2-3)


¡No Tengo Que Hacer Nada!

El no hacer nada por lo general se asocia con vagancia, pereza, irresponsabilidad, etc. Pero este no hacer nada tiene que ver mas bien con tomar consciencia de lo que realmente somos. Por lo tanto, empecemos con las siguiente preguntas.

¿Soy yo el que escribo estas palabras y soy quien observa aquel que se encuentra escribiéndolas? ¿Soy yo el que pienso éstas palabras o surgen en la mente y simplemente observo al que las escribe? ¿Soy yo el que deseo hacer cosas y las cosas se hacen o soy el que observo como aparentemente soy yo el que las hago?

Esto tiene todo que ver con quien es el yo del que hablo. Si creo que soy Nick Arandes (yo con letra minúscula) voy a creer que yo soy el que hago las cosas. Como consecuencia de ello experimentaré miedo porque este yo se percibe separado de todo.

Si de lo contrario me identifico con lo que realmente Soy (letra mayúscula), entonces Soy el que observa el yo que se cree estar haciendo cosas. Y eso me libera a una paz porque se que no tengo que hacer nada.

Es como empezar a tomar una segunda posición, y la paz que se experimenta detrás de todo lo que hago se transforma en la confianza pura en la vida. Según me siento cómodo confiando en la vida (con lo que realmente Soy), todo lo que hago proviene desde esa paz.

Mirando en retrospectiva, nunca hice nada. Todo lo que “hice” se me presentó para aparentar que era yo el que estaba haciendo algo. Cuando encontré trabajo, aparentaba como que fui yo el que fui buscarlo. Pero ahora veo que cuando fluía con el presente, la inspiración para buscar ese trabajo garantizo ese trabajo. Sin embargo, cuando ponía esfuerzo motivado por el miedo, lo que encontraba era resistencia, y el trabajo no se daba. Y esto aplica en todas las áreas de mi vida.

¿Significa eso que ahora me voy a quedar en la casa sin hacer nada? Miremos una vez mas lo que estoy compartiendo. El hacer no depende de mi. Pero elegir la paz o permitirme distraer por el miedo si.

Haga lo que haga es irrelevante. ¿Fui yo el que decidí buscar trabajo o no? ¿Fui yo el que decidí no hacer nada y permitir que el trabajo llegue a mi? ¿Que diferencia hay?

Lo que quiero compartir es que, aun cuando ponía esfuerzo para hacer algo, siempre se daba lo que se tenia que dar. Y por consiguiente, la única elección cuerda en cada momento es rendirme al momento presente, y a veces era yo el que buscaba, y a veces me llamaban a mi.

Pero la constante era la rendición total a cada momento, y observar ahora mas que nada como el sentir, las opiniones, las experiencias del "mundo" se utilizan para distraerme de este momento. Y sé que puedes argumentar, solo para utlizar el ejemplo del trabajo, “pero tengo familia a la que le tengo que proveer.” Esa es la arrogancia de creer que somos “nosotros” los que tenemos que ser la fuente.

Esa arrogancia, ese orgullo es el que no te permite observar como eres proveído por la Vida. Esa es la desconfianza en la Vida. Sin embargo elugar en el que se encuentra una persona que se siente carente no es un “mal” lugar sino que es mas bien otra oportunidad para rendirse completamente a la Vida para que entonces la Vida pueda tomar las riendas y demostrarle que Ella es la Fuente.

De hecho, la Vida siempre tiene las riendas, por eso es que tocamos fondo. De lo contrario las cosas irían como las deseamos en todo momento, que seria lo mismo que decir, tenemos poder sobre la voluntad de la Vida. Pero ya nos hemos dado cuenta de que no es así. Nunca lo fue, y nunca lo será, ¡creámoslo o no!

Y se podría argumentar, “pero he visto como otros tienen control de su vida.” Eso es lo que el miedo utiliza como referencia para darnos esperanza de que nosotros podemos controlar nuestra vida.

Por lo tanto el que utiliza ese argumento para defender su posición simplemente no está todavía preparado para este tipo de conocimiento. La pregunta que tenemos que hacernos es ¿como va mi vida ahora mismo? Si estás contento como ahora mismo va creyendo que eres tu el que la controla ¿para que entonces querrías rendirte a la vida? ¿Para qué querrías recordar lo que realmente eres si en tu experiencia de separación te encuentras cómodo? ¿Para que querrías la paz genuina si todavía crees que tu paz viene de lo que haces y de lo que tienes?

Pero si por el contrario te encuentras experimentando miedo y sufrimiento estás palabras pueden servir de apoyo para re establecer la paz en tu mente que a final de cuentas es lo que todos queremos.

De nuevo, ¿por qué entonces sentirse carente no es un mal lugar para comenzar? Porque la Vida al serlo todo, y nosotros siendo parte de Ella, quiere que lo seamos todo. Nos lo quiere dar todo. Y no son “cosas” lo que nos quiere dar. Lo que nos quiere dar es la comprensión de que al ser parte de la totalidad, nunca nos faltará nada.

Ese es el regalo mas grande que se le puede ofrecer a un hijo. Ese es el regalo que el Padre intenta que aceptemos. Eso es amor verdadero. Ríndete al Amor, que es lo mismo que decir, ríndete a la Vida, ríndete a cada momento presente, y según la confianza en la Vida (momento presente) continúa aumentando, entenderás ahora cuando digo que no tengo que hacer nada.

Una vez más, ¿quien escribió estas palabras? No se, ¿y que diferencia hay? Solo sé la paz que siento cuando a través de estas palabras me recuerdo cuanto la Vida me ama, y para mi es lo único que importa.

Y si solo hay Uno, entonces si “tu” estás leyendo estas palabras, ¿fui “yo” el que las escribí o fuiste “tu” el que las escribiste a través de mi? Una vez mas, ¿que diferencia hay? Haz lo que sientas con lo que lees. Digamos que desde el amor las escribo para el que esté preparado para recibirlo. ;)

“Lo único que existe es el . El momento anterior y el momento siguiente no son mas que ideas abstractas.” Yolanda Duran-Serrano

Por lo tanto, ahora mismo tienes todo el amor que desees aceptar.

Wednesday, September 16, 2015

Practico los Instantes Santos Pero Las Molestias Continúan, ¿Que Se Puede Hacer?

Pregunta: “Hola querido Nick, soy estudiante del curso desde hace años , estuve en un taller tuyo en Zaragoza (España), cada vez estoy más enfocada en mi interior en unión con el Espíritu Santo y sufro menos por situaciones que antes pero tengo resistencias que se me manifiestan en el cuerpo Sé que muchas veces has dicho que tenemos mucha culpa interna , pero a pesar que hago instantes santos y meditación llevo un tiempo así , el curso te dice que todo lo que parece ocurrirnos lo pedimos a nivel inconsciente por lo tanto el momento es correcto y lo acepto y siento, pero sigo con las molestias, gracias un abrazo.”

Comentario: Dices, “…Sé que muchas veces has dicho que tenemos mucha culpa interna…” Todos tenemos culpa inconsciente porque de no haber habido culpa inconsciente la experiencia de la separación no hubiese ocurrido. Lo que estamos haciendo ahora es mirándola con un Nuevo Maestro (Espíritu Santo) de manera que la mente pueda sanar y retornar a su estado natural de unidad.

Recordemos que la experiencia física es la experiencia de la separación. Lo que da testimonio, o mejor dicho se utiliza para justificar la creencia de que esa separación aparentemente ocurrió es percibirme como que soy un cuerpo y a su vez percibirme como que soy algo individual separado del mundo.

Vamos a continuar con tu pregunta. Dices, “…tengo resistencias que se me manifiestan en el cuerpo…, pero a pesar que hago instantes santos y meditación llevo un tiempo así , …” el instante santo no es para intentar hacer ningún cambio en el cuerpo debido a que si ese fuese el caso le estoy dando más realidad a la creencia en la separación.

El instante santo es lo que utilizó para soltar las interpretaciones de manera de no dejarme distraer por las ilusiones. En ese espacio recuerdo lo que soy. Mente, no cuerpo, Unidad no separación, Amor no miedo. Eso es lo que el instante santo me aporta, una paz que no depende de mis circunstancias, de mis experiencias, de nada que tenga que ver con el mundo. Ahí es como la mente se abre a la corrección.

Recordemos que un cambio en lo físico no representa un despertar simplemente representa un intercambio de ilusiones. Y tu pregunta por lo que veo se basa en que quieres todavía seguirte identificando con tu personaje, qué es lo mismo que decir, querer seguir sintiéndote separada, o especial, o como un cuerpo que ahora se siente libre de malestar. A eso es a lo que se le conoce como la confusión de niveles porque estamos intentando traer la verdad a las ilusiones.

Antes de continuar, para que no haya confusiones, a este nivel físico no vamos a negar que si hay una condición física que genere molestia eso no significa que no podamos tomar medidas para poder aliviarnos de ella. Eso es perfectamente normal y correcto en el plano físico. Pero en el plano espiritual, que es el plano de él qué estamos hablando, el objetivo no es invitar al Espíritu Santo para erradicar la molestia sino que dejar de juzgar la molestia y aceptar que es parte de lo que se está experimentando en este momento, y que no tiene nada que ver con lo que realmente soy.

El camino de regreso a la verdad es uno que conlleva mirar todos los obstáculos que hemos interpuesto. Según los obstáculos salen a la superficie lo cual toman forma de experiencias percibidas y / o sentidas, lo que se nos pide no es que no sintamos ni que suprimamos sino que no justifiquemos.

Según la mente descansa en esa paz se podría deducir que cambios en lo físico también pueden tener lugar como lo que seria incluso la disolución de un malestar ya que el cuerpo físico no tiene el poder de sentir nada simplemente refleja lo que la mente le dicta. Pero el problema no es que el cuerpo sienta malestar, el problema es que la mente se ha convencido a si misma de que es un cuerpo.

Ese es en sí el único problema. Una vez empezamos el camino del perdón ya nuestro enfoque no es en cambiar nada en lo físico sino que utilizar todas y cada una de nuestras experiencias físicas, llamémosle malestares o cualquier etiqueta que se le quiera dar a cualquier sensación, y aprovechémosla no para seguir distrayéndonos con el deseo de querer cambiar un “malestar” por un “bienestar” sino que por el deseo genuino que recordar que somos Dios, que somos Uno, que somos Amor.

De esta manera estamos utilizando lo que el ego fabricó sólo que con un propósito opuesto a la que el ego le adjudicó. El propósito de el ego es utilizar las ilusiones para distraernos de la Verdad. El propósito de el Espíritu Santo no obstante es utilizar las ilusiones para ayudarnos a recordar que solo son ilusiones.

A raíz de la re-interpretación del Espíritu Santo experimentamos lo que se le conoce como la paz que sobrepasa todo entendimiento. Esa es la paz a la cual tenemos completo acceso aún cuando aparenta haber un malestar.

Finalmente cuando dices, “…el curso te dice que todo lo que parece ocurrirnos lo pedimos a nivel inconsciente por lo tanto el momento es correcto y lo acepto y siento, pero sigo con las molestias, gracias un abrazo.” Sí, pero lo que inconscientemente pediste no fueron las molestias sino el deseo de sentirte separada de Dios. Ese deseo de sentirte separada se proyecta como un cuerpo en un guión donde experimenta todo tipo de experiencias, una de ellas es la molestia física, o sicológica.

Pero de nuevo, esa molestia no tiene nada que ver con lo que realmente eres, es simplemente una experiencia que le pertenece a la creencia en la mente de que eres un cuerpo. Por lo tanto, cada vez que descansas en el instante santo, te liberas de interpretaciones y permites que el Espíritu Santo vaya haciendo la corrección en la mente.

Este proceso requiere al principio fe, y según ves como el proceso trabaja, requiere paciencia y confianza. Cuando dices que la molestia continúa, aun cuando haces tus procesos, es porque lo que quieres es erradicar la molestia y no recordar que eres Dios; no desear la paz de Dios. Por eso se nos recuerda: “Desear la paz de Dios de todo corazón es renunciar a todos los sueños. Pues nadie que diga estas palabras de todo corazón desea ilusiones o busca la manera de obtenerlas." W-pI.185.5:1-2

Todo el mundo quiere erradicar las “molestias” pero no quieren desaparecer en Dios. Quieren seguir siendo un personaje solo que sin “molestias.” El problemas es que las “molestias” al igual que los “placeres” le pertenecen al ámbito de lo dual, de la separación. Y ¡ojo! Molestias al igual que placeres son solo juicios. Uno puede interpretar lo placentero como molestia y la molestia como placentero. No tenemos que entrar en detalles aquí, solo hacer hincapié que nuestro sentir es solo eso, lo que lo percibe como molestia o placer es solo una interpretación.

De todas maneras, a lo que voy es, el amor puro y eterno le pertenece al ámbito de lo Real. Y eso es lo que tu realmente eres. Pero esto no se puede explicar, solo se puede experimentar. Y cada vez que descansas en la paz de Dios tienes un atisbo de lo que eso que va mas allá de las palabras Es.

Según la mente sana, empiezas a percibir un mundo de amor, aun cuando se experimentan molestias. Solo que ya dejan de etiquetarse como molestias, son solo eso, nubes pasajeras. Sin embargo lo que hay subyacente a todo eso es la paz. Recordemos, la diferencia entre un maestro y un estudiante, no es que el maestro deja de tener dolores de muela, sino que el maestro no se siente molesto por ello.

Tuesday, September 15, 2015

Por Qué Es Importante Aceptar el “Sueño" Tal Como Es por Liz Cronkhite

Un Curso de Milagros nos enseña que la Realidad no tiene forma, es Ser eterno extendiéndose sin límite. Se compara a nuestra experiencia de lo contrario a la realidad - un universo de forma limitada, duración determinada - a un "sueño". No es real, pero seguro que parece real cuando crees que estás en él.

A veces los estudiantes preguntan: "Si se trata de un sueño, ¿por qué no puede nada ser verdad? ¿Por qué no puede la reencarnación o los unicornios o una tierra de diez mil años de edad o humanos con alas o la civilización humana como resultado de seres de otros planetas, etc. ser cierto en el sueño? " Lo que ellos implican es que, ya que es un sueño, puede entonces ser cualquier cosa que uno quiera que sea.

Muy simple, el sueño no puede ser otra cosa que lo que es porque ha terminado. El "sueño" es lo que el "sueño" era. Cuando Un Curso de Milagros dice que siempre estás buscando en el pasado significa esto en dos niveles: Como un “yo” te fijas en el presente a través del filtro de tu pasado personal. Pero en otro nivel la experiencia completa del universo de la forma ha terminad o "pasó”.

La idea de lo opuesto a la Realidad había terminado tan pronto como se pensó ya que hacer un opuesto a la naturaleza de la Realidad que todo lo abarca es imposible. Sólo dentro de la idea, el "sueño", la idea parece ser real y presente. Y cuando se piensa en términos de un "yo" y de cambiar el universo de la forma piensas que eres una figura en el sueño, que esta es la realidad, y que está sucediendo ahora. No eres consciente de que eres el soñador del sueño, que es un sueño, y que ha terminado. Y cuando finalmente te das cuenta de que eres el soñador del sueño ya no te importa cambiarlo porque, no solo se terminó, era un sueño. No fue nada.

Piensa en la última vez que tuviste un sueño mientras dormías. Cuando despertaste apuesto que pensaste que era divertido o triste o atemorizante o extraño, etc. Pero apuesto que no pasaste ningún tiempo en absoluto cambiándolo porque no sólo se había terminado, pero porque no era real. Eventualmente te darás cuenta de esto sobre el universo de la forma. Hasta entonces es importante aceptar el sueño como la evidencia de lo que este es porque de lo contrario estás fantaseando sobre el sueño dentro del sueño y te encuentras doblemente alejada de la Realidad.

Para información adicional sobre Liz Cronkhite y su trabajo con Un Curso de Milagros, o para alguna consulta privada visita su sitio web: www.ACIMMentor.com (Liz solo habla Inglés).

¿Que Prácticas Tu Haces Para Acércate a Dios?

Pregunta: “Hola Nick, nuevamente una nueva pregunta: cuál es tu rutina para tu "entrenamiento espiritual" por así llamarlo, es decir, que hábitos procuras para acercarte más a Dios.

He leído por ahí que también, aparte del curso prácticas meditación. Te lo digo ya que también medito y me parece que me ayuda conjuntamente con el Curso de Milagros de una manera más..."fuerte"... Me gustaría que nos comentaras sobre ello. Doblemente gracias y un abrazo.”

Comentario: No es la práctica que yo haga sino que si tu intención de querer recordar la verdad es honesta. Es así como la Vida misma te apoya guiándote a la práctica que te sirva. Yo medito pero no con la intención de callar la mente sino que más bien con el propósito de brindarme un espacio donde puedo discernir conscientemente entre lo verdadero y lo falso. Y para esto no se necesita meditación formal con los ojos cerrados, esto se practica inclusive en cada momento, solo que con espacios de quietud aporta para entonces llevarlo a la vida cotidiana.

Pero sí recomiendo, o por lo menos para mí, darme espacios de quietud con los ojos cerrados. Es así mas fácil para mí observar ese proceso de discernimiento, hasta que no sea necesario, pues la meditación en fin también se deja a un lado cuando la mente ya descansa en ese espacio. Pero es un proceso que me apoya y por lo tanto lo continúo practicando.

Lo falso son las imágenes que percibo, la experiencia física, las historias que la mente fabrica para justificar lo que siente mientras que sin negar mi experiencia reconozco que lo verdadero, o mejor dicho lo más cercano a lo verdadero es la paz que mora en mí cuando acepto todo tal y como es dejando a un lado todas las interpretaciones. Por eso una buena práctica sería recordar que, "nada de lo que veo significa nada." W-pI.1

Durante el día hago lo mejor por estar consciente de que el mundo que veo es una proyección. No pretendo que no está ahí, ni lo niego, pero sí tomo consciencia de que es una proyección mental y de que lo que soy es el espacio que lo contiene.

Yo no hago nada específico para “acercarme” a Dios porque Dios ya es parte de lo que soy. Lo que hago es observo constantemente los miedos que surgen a raíz de las historias que la mente se hace al igual que tomar consciencia de lo que siento de manera que recuerde qué lo que siento no tiene nada que ver con las historias que la mente intente fabricar. En otras palabras, no justifico el sentir.

Mas bien en vez de intentar “acercarme” a Dios, veo los obstáculos que no me permiten recordar mi experiencia de Dios. “Tu tarea no es ir en busca del amor (acercarte mas a Dios), sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has levantado contra él.“ T-16.IV.6:1 Esas barreras son mis oportunidades para perdonar.

¿Cuales son los obstáculos? Todo lo que creo saber. Por algo se me recuerda: "Lo esencial, sin embargo, es que reconozcas que no sabes nada. El conocimiento es poder y todo poder es de Dios. Tú que has tratado de quedarte con el poder para ti sólo lo has "perdido". Todavía lo tienes, pero has interpuesto tantos obstáculos entre él y tu conciencia de él que no puedes utilizarlo. Todo lo que te has enseñado a ti mismo, ha hecho que seas cada vez menos consciente de tu poder." T-14.XI.1:1-5

En resumen, no tengo “entrenamiento espiritual” sino que un reconocimiento de que la paz de Dios es lo que deseo y la experimento a raíz de la aceptación de cada momento, recordando que "Nunca estoy disgustado por la razón que creo" W-pI.5, mientras también recuerdo que, "podría ver paz en lugar de esto." W-pI.34

De ahí en adelante, a veces me siento inclinado a leer algún libro ya que la vida misma me lo pone, pero no porque me encuentre “buscando” nada, sino que porque a veces una lectura o un pasaje, o una conversación pueda hacerme ver con mas claridad algo que ya entendía pero que todavía no asimilaba para así poder integrar mas ese conocimiento. Pero todo eso viene a mí en su debido momento. No es que sea necesario, es simplemente el apoyo que llega a raíz de mi deseo de sanar.

Por lo tanto, termino esta nota con la misma oración que comiencé el comentario, No es la práctica que yo haga sino que si tu intención de querer recordar la verdad es honesta.