Sunday, May 27, 2018

Cuando El Curso Se Convierte En Un Proceso Intenso

Pregunta: "Hola Nick, como estas? primero quiero darte las gracias por tu compartir, tu claridad y ahora Junta a la de Fauna realmente han sido de gran ayuda, hace poco más de dos años que comencé con el curso y ha sido un proceso muy intenso así lo he sentido...En la incertidumbre que me veo ahora es que ya hace casi un año he pasado por síntomas físicos que han durado meses y cambie ha tratamientos alternativos q han sido de mucha ayuda junto con ese proceso, el terror a la muerte se instaló, me vi de cara con un miedo muy profundo, salí de todo eso pero se han repetido y ahora una vez más con estos síntomas, pero ahora angustia es muy profunda intensa no puedo describir con palabras lo q siento, le dije a Jesús anoche que iba de una vez por todas atravesar este dolor volver a la medicina común para que me digan lo q tengo y dejar d huir...se q eso no es lo importante lo q en realidad quiero le dije es mirar de frente ese miedo, ya no importa lo q pase o lo que sea sólo quiero estar en paz, pero Nick en medio de esta angustia me preguntó si no estaré resignándome...sólo quiero quiero estar en paz y aún parezco resistirme a esa a pesar que el cansancio es tan grande...Si tienes algo para decirme te lo agradeceré y a no es así el sólo hecho de poder compartir esto contigo ya es es de mucha ayuda gracias."

Comentario: Cuando empezamos a cuestionar el sistema de pensamientos del ego Un curso de milagros me recuerda, “El ego atacará tus motivos tan pronto como éstos dejen de estar claramente de acuerdo con la percepción que él tiene de ti. En ese caso es cuando pasa súbitamente de la sospecha a la perversidad, ya que su incertidumbre habrá aumentado. Es evidente, no obstante, que no tiene objeto devolverle el ataque. Pues ¿qué podría significar eso, sino que estás de acuerdo con su evaluación acerca de lo que eres?” T-VII.4:6-9 Pero no pasa nada, pues a final de cuentas, " Aun así, el desenlace final es tan inevitable como Dios." T-2.III.3:10

Esto quizás no es muy cómodo escuchar, sin embargo, cuando estamos atravesando estos momentos el perdón nos recuerda: "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.4:1-3

Todo eso de lo que hablas tiene que ver, únicamente por tu identificación personal con ese "yo" que crees ser. Tu experiencia, reconociendo lo incomoda que pueda ser, te está poco a poco llevando a un estado de rendición total. Pero estás, como lo hacemos todos, luchando arduamente por seguir sosteniendo esa identidad personal, ese "yo", ese cuerpo separado a toda costa, por miedo a rendirme completamente.

No estás haciendo nada ni "mal" ni "bien". Solo estás experimentando las consecuencias de querer seguir sosteniendo tu identidad personal. Por eso es que nos distraemos y buscamos entretenimiento constante. Aun así, no podemos esconder esa sensación de vacío que se experimenta, ese deseo por la plenitud que es nuestra identidad verdadera. Por eso el curso nos recuerda, La resistencia al dolor puede ser grande, pero no es ilimitada. A la larga, todo el mundo empieza a reconocer, por muy vagamente que sea, que tiene que haber un camino mejor,” T-2.III.3:5-6

Pero no pasa nada. Ahora estás abriendo tu mente a la "muerte" del ego, y eso es lo que estás atravesando. Tu propia "muerte" (no del cuerpo físico), sino de la identificación en la mente con el sistema de pensamientos del ego para que aceptes la paz eterna. Y eso requiere paciencia y confianza. Y como no eres "tú" la que mueve los hilos por así decirlo, observa lo que te encuentras "haciendo" como un observador de la película. Si te sientes de una manera, o vas al medico, o al naturopata, pero no eres "tú" quien lo hace. Es lo que "sucede".

Y si recuerdas esto, ”¿qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?" W-135.18:1, te servirá de gran ayuda para poder atravesar esas nubes. Yo he pasado por eso que hablas, y no es que esté "iluminado" y que ya no siento nada mas. Es que ahora, cada vez mas, vivo en un estado de rendición total a lo que es. En otras palabras, en un estado de perdón. Y veo como las nubes vienen, se van, se quedan, a veces me engancho, otras veces no, y solo tomo consciencia de que lo que soy es aquello en lo que las nubes aparecen y no las nubes mismas.

No pretendo que entiendas esto, pero lo planteo, y mientras continúas en tu proceso, pueda que en su debido momento estas palabras hagan sentido.

Saturday, May 26, 2018

¿Los Deseos Son Biológicos?

Pregunta: "He visto tus vídeos y me han ayudado muchísimo, cuando me ha sido tan duro atravesar la noche oscura del alma. Podría afirmar que aún me encuentro atravesándola. El curso de milagros llegó a mí hace 5 años, hice algunos intentos pero nunca logré rendirme como lo hice hasta ahora, viendo mi vida colapsada, saturada de dolor físico como emocional. Y es ahora que me abrí a la experiencia de permitirme vivirlo, darle el control de guía al Espíritu Santo. Aunque mi decisión de abrirme a esta experiencia lleva menos de un mes en mi vida. Con la mayor humildad y honestidad te invito a que me permitas clarificar esta situación que me perturba en la mente.

Atravesando la noche oscura del alma, veo como poco a poco suelto aquello a lo que una vez me aferré, todo lo que el mundo material me ofrecía y descubrí que no tiene nada para mí, específicamente estoy soltando la ilusión de una relación sentimental basada en el ego, obteniendo de la otra parte aquello que solo es placer y distracción.

Biológicamente como ser humano, el cuerpo genera el líquido seminal que debe ser expulsado. Darle placer al cuerpo a través de sexo con alguien más reafirma la identidad con este mundo material, lo cual puedo soltar, no tengo problema para dejar las relaciones sexuales. Sin embargo el acto netamente biológico de creación y expulsión de material reproductivo seminal, para mí es lo mismo que el deseo biológico de saciar el apetito (hambre), como el acto biológico de defecar, ó la necesidad de dormir. Aterrizando la idea, despierto eventualmente con deseo sexual, en las madrugadas, (Una vez a la semana) con el apetito sexual que me lleva a la masturbación. Si trato de frenarla, en ocasiones lo logro, pero en ocasiones no lo logro, repitiendo la oración que el Curso de Milagros nos invita a recordar en momentos de tentación: “El reino está perfectamente unido y protegido, y el ego no prevalecerá contra él”.

Entiendo por otra parte que la trampa del ego es la culpa, y es donde pienso que le estoy dando placer al cuerpo porque estoy elevando sensaciones corporales a la mente y no estoy controlado mi energía que debería ser confinada a obrar milagros. En resumen, la masturbación para mí es una necesidad biológica de expulsión de material reproductivo que conlleva placer, liberación de endorfinas, y el otro lado de mí me dice que estoy dejándome llevar por el ego que de esta manera reafirma su existencia en este plano material.

¿Conforme avance en mi despertar espiritual se eliminará este acto de masturbación conforme atraviese la noche oscura del alma ó será parte de mi vida esta dinámica que acabo de exponer siendo consciente de ella? "

Comentario: Miremos extractos de tu compartir.

Dices: "El curso de milagros llegó a mí hace 5 años, hice algunos intentos pero nunca logré rendirme como lo hice hasta ahora,..."

En realidad, rendición no es algo que "haces", es lo que naturalmente tiene lugar cuando permites que todo sea, sin argumentos mentales. Observa como en tu caso hay una inversión en un "yo" que se cree que se está rindiendo. Pero eso todavía sigue siendo un apego al "yo" que crees ser. Este no es un proceso que se "controla" con el objetivo de "llegar" a ningún lugar, o con el objetivo de tener ninguna "experiencia personal entendida o sentida". Es la plena aceptación de lo que es, sentimientos, deseos, apegos, desapegos, pensamientos, en fin, ¡todo!

Dices, "...es ahora que me abrí a la experiencia de permitirme vivirlo, darle el control de guía al Espíritu Santo. ..."

Si cuando hablas de darte la oportunidad de vivirlo todo te refieres a darte la oportunidad de que las cosas sean como son, sin querer que nada cambie, entonces si te estás permitiendo vivirlo. Con relación a delegar el control al Espíritu Santo, si de verdad le hubieses dado el control, no habría preguntas. Solo experiencia vivida, libre de juicio, como nos recuerda el curso mismo: "Hay una manera de vivir en el mundo que no es del mundo, aunque parezca serlo. No cambias de apariencia, aunque sí sonríes mucho más a menudo. Tu frente se mantiene serena; tus ojos están tranquilos.” W-pI.155.1:1-3

Seamos consientes de no creernos que le estamos dando el control al Espíritu Santo cuando todavía hay un juicio sobre como las cosas "deberían" ser, o como quisiéramos que fuesen. Pues ahí no hay rendición, no hay aceptación, solo un intento de "manipulación" utilizando conceptos espirituales. Es muy fácil subestimar el sistema de pensamientos del ego.

Dices: "...veo como poco a poco suelto aquello a lo que una vez me aferré, todo lo que el mundo material me ofrecía y descubrí que no tiene nada para mí, específicamente estoy soltando la ilusión de una relación sentimental basada en el ego, obteniendo de la otra parte aquello que solo es placer y distracción."

No existe ninguna relación sentimental no basada en ego. TODA relación sentimental está basada en ego. Por eso es "sentimental". La única relación cuerda es tu relación con el Espíritu Santo EN LA MENTE. Una vez esa relación es establecida, desde ese espacio es como te relacionas con "otras personas". También miremos la gran paradoja. La realidad es que tu no sueltas nada. Pues no hay un "tu" soltando nada. Lo que es, es la apariencia de un "tu" soltando algo. Y esto no es algo en lo que quieres debatir Simplemente confía en que hay un orden que se desenvuelve, y pues el camino de regreso a Casa (que no hay ningún "regreso" porque nunca hubo una "ida") ya está escrito y se está desenvolviendo. Relájate, Algo o Alguien Sabe lo que Hace.

Dices: "Biológicamente como ser humano, el cuerpo genera el líquido seminal que debe ser expulsado. Darle placer al cuerpo a través de sexo con alguien más reafirma la identidad con este mundo material, lo cual puedo soltar, no tengo problema para dejar las relaciones sexuales."

Si no tuvieses problemas soltando lo que fuese lo soltarías y el tema no surgiría de nuevo. Es así de simple, o se suelta TODO o no se suelta NADA. Por ello, el Espíritu Santo, a través de Su visión, nos enseña a reconocer lo que de verdad es valioso, y lo que no lo es. Una vez esa comprensión se asienta en la mente, este mundo se suelta sin pensarlo dos veces, y ¡somos libres! Lo que esto implica es que se suelta la identificación con el ego como nuestra realidad, y somos mas conscientes de la paz que somos como nuestra verdadera esencia hasta que el cuerpo se deje a un lado. Pero mientras seguimos sosteniendo la identidad "personal", solo necesitamos recordar nuestra única función, la cual es perdonar, y ¡se acabo!

Dices: "...el deseo biológico de saciar el apetito (hambre), como el acto biológico de defecar, ó la necesidad de dormir. Aterrizando la idea, despierto eventualmente con deseo sexual, en las madrugadas, (Una vez a la semana) con el apetito sexual que me lleva a la masturbación. Si trato de frenarla, en ocasiones lo logro, pero en ocasiones no lo logro, "

Permite que el curso te aclare eso de que "existe una necesidad biológica", que también aplica a lo que dijiste anteriormente.

"Los apetitos son mecanismos para “obtener” que representan la necesidad del ego de ratificarse a sí mismo. Esto es cierto tanto en el caso de los apetitos corporales como en el de las llamadas “necesidades más elevadas del ego”. El origen de los apetitos corporales NO ES FÍSICO. El ego considera al cuerpo como su hogar, y trata de satisfacerse a sí mismo a través de él. Pero la idea de que eso es posible es una DECISIÓN DE LA MENTE, que está completamente confundida acerca de lo que realmente es posible." T-4.II.7:5-9

No obstante, no tienes que luchar contra tus deseos, ni tampoco sentirte culpable por ellos. Pero tampoco auto engañarte sobre lo que crees "saber" sobre nada. Es lo que está ocurriendo y tu continúas en el camino recordando la naturaleza de tu Ser a raíz de poniendo en practica el perdón.

Dices o preguntas: "¿Conforme avance en mi despertar espiritual se eliminará este acto de masturbación conforme atraviese la noche oscura del alma ó será parte de mi vida esta dinámica que acabo de exponer siendo consciente de ella?"

El que se quede por el resto de tu vida esa condición o no no te puedo contestar. Pero si perdonas, y la condición continúa, por lo menos tu paz no será afectada por ello. Sin embargo, como la paz interior es la promesa del Curso, según tu deseo por la verdad aumenta, y eso es lo que está ocurriendo contigo, el personaje "tu" utilizará todas y cada una de las experiencias que se le presentan para cumplir su único propósito, como he compartido anteriormente, es perdonar.

Confía entonces en que esos deseos, si no sirven para el propósito del Espíritu Santo, se caerán por su propio peso. Se paciente contigo y observa la perfección de tu jornada. Te todas manera, ya estás en casa. No tienes que hacer nada para ello. "En Dios estás en tu hogar, soñando con el exilio, pero siendo perfectamente capaz de despertar a la realidad:" T-10.I.2:1. Ahora es simplemente, de nuevo, perdonar y confiar en tu proceso. ¡Eso es todo!

Sunday, May 20, 2018

Eres el Trasfondo (Paz Eterna)


"Cuando un maestro de escuela escribe "Yo" en una pizarra y pregunta a los alumnos qué es lo que ven, la mayoría responde que ven la palabra "Yo". Es raro que alguien diga "Veo una pizarra con "Yo" escrito en ella." Al igual que la pizarra relativamente grande es ignorada a favor de una sola palabra, ignoramos la Conciencia que es el fondo permanente de todos los fenómenos. Tendemos a ignorar esto de la misma manera que nos olvidamos de la pantalla en la que se proyecta una película. Es la característica inmutable en todas las películas que vemos, pero nunca se involucra en la película, como tal. La película puede representar un océano, una carretera larga y sinuosa, un asesinato o un incendio forestal; pero la pantalla no se mojará, no se moverá de un lugar a otro, no sangrará o se quemará. Del mismo modo, la Conciencia permanece pura y no se ve afectada por su contenido." Leo Hartong

Comentario: La paz que soy es el trasfondo que acoge y acepta todas y cada una de las experiencias que estén teniendo lugar. Los sentimientos, los pensamientos, las circunstancias, el "yo" que se cree estar escribiendo estas palabras. En ese sentido la mente puede abrirse a la comprensión profunda de ser el espacio en el que todo aparenta tener lugar en vez de identificarse con cada una de las experiencias, pensamientos, o sentimientos.

Todas son imágenes transitorias, sentimientos transitorios, experiencias transitorias, como las nubes del cielo, que se forman desde la nada y se deshacen en la misma nada mientras que el cielo simplemente es. Es el espacio inmutable que no cambia y se mantiene eternamente presente siendo lo que es, lo que siempre ha sido, y lo que siempre será. Una vez más, independientemente de la formación y desintegracion de nubes.

El cielo siempre es como la pantalla siempre es, independiente de la película que se le projecte. La pizarra simplemente es, independientemente de lo que se le escriba sobre ella. Soy lo que siempre soy, independientemente de lo que los sentidos muestren.

Esa "desidentificación" (lo cual tiene lugar a raiz del silencio) con las experiencias equivale a una desidentificación con el "yo" que se cree estar experimentandolas. Para que esta comprensión tenga lugar esto es lo único que necesito "hacer":

"Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. No conserves nada. No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." W-pI.189.7:1-5

¿Si Jesús Despertó Porque Todavía Sigue Existiendo?

Pregunta: "Buenas tardes Nick. Si somos solo una mente que está soñando, cómo se entiende que ya Jesús despertó y todavía sigue existiendo el sueño donde aparecemos como personajes? Parece como si fueramos muchas mentes que estamos soñando y no una sola. Ojalá puedas ayudarme. Muchas gracias por la atencion."

Comentario: Antes de elaborar me gustaría compartir lo siguiente. Jesús es un precioso marco de referencia para recordar el amor incondicional que somos. Pero si haces algo especial de él, y terminas alabándolo en vez de poner en práctica su mensaje, todo lo que sucede es que pasas por alto el mensaje que él está intentando transmitir. Y es que Jesús y tú son lo mismo. Por eso en el Curso Jesus mismo nos recuerda, “Si quieres ser como yo, te ayudaré, pues sé que somos iguales." T-8.IV.6:3 "Todo buen maestro espera impartir a sus estudiantes tanto de lo que él mismo ha aprendido que algún día dejen de necesitarle. Este es el verdadero y único objetivo del maestro." T-4.I.:1-2

Aquí es donde tengo que ser cuidadoso porque reconozco que personas que están muy apegadas a la historia de Jesús pueda que les incomode lo que voy a compartir a continuación. Jesús no despertó porque Jesús nunca existió. De la misma manera que tú tampoco existes. Pero dada que la cultura en la que naciste se relaciona con el cristianismo, esa es la historia que Un Curso de Milagros utiliza para apoyarte en tu despertar. Que de hecho, no es "tu" despertar "personal", sino el despertar de la mente que te está soñando a ti. Así que dentro de la historia, sí despertó.

Pero no te enganches solo en la historia ya que si por otro lado, Un Curso de Milagros hubiese sido dictado a un hindú, pueda que Jesús no hubiese sido la historia o el marco de referencia, quizás hubiese sido la historia de Buda o de cualquier personaje con el que esa cultura pueda relacionarse.

Por lo tanto, el enfoque no es quien despertó o no. Utiliza más bien la enseñanza para que recuerdes que tú realidad es en Dios y no esta experiencia física. Sí el marco de referencia Jesús te apoya, entonces utilízalo. Pero no intentes hacer nada especial del personaje Jesús porque en ese sentido continuarás creyendo que tú existes en tiempo y espacio lineal.

Siempre llévalo a la analogía del sueño. Imagínate que estás durmiendo, y en tu sueño estás teniendo una conversación con "otra persona", y los "dos" están hablando sobre un personaje llamado Jesús que vivió hace 2000 años atrás. Si la mente no es consciente de que es quien está soñando el sueño, y se identifica con el personaje dentro del sueño, se mantendrá corriendo en círculos haciendo preguntas que carecen de contestación.

La pregunta que me haces viene de un yo falso, y es por eso que no tiene contestación. Lo mejor es poner en práctica el perdón, y el sueño se deshace en su debido momento. El beneficio, no obstante, de la práctica del perdón es que te permite ser consciente de que esto es un sueño y que no tiene el poder de afectarte.

Por eso en la introducción del Curso se nosdice:

"Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios." T-In.2:2-4

Dicho de este manera:

"Nada real puede ser amenazado (el soñador del sueño no pude ser amenazado por nada de lo que tenga lugar en el sueño).
Nada irreal existe (el sueño mismo es una ilusión).
En esto radica la paz de Dios (con esta comprensión se erradica todo miedo)."

En ese sentido es que la práctica del perdon del curso es práctico porque al ser consciente de tu verdadera identidad por lo menos puedes experimentar esa paz que sobrepasa todo entendimiento mientras todavía te percibes como un personaje que "vive" en este "mundo". Eso es a lo que el Curso la llama, el sueño feliz. No porque en el sueño las cosas vayan de una manera u otra, sino que porque eres consciente de que es un sueño y por ende dejas de tomártelo en serio.

Saturday, May 19, 2018

Aunque Pase Por el Valle de Sombra de Muerte...

"Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estás conmigo; Tu vara y Tu cayado me infunden aliento." [Salmo 23:4]

Ese extracto de la Biblia me recuerda el pasaje de Un curso de milagros cuando nos dices, "Recuerda que tienes que atravesar las nubes antes de poder llegar a la luz..Si te resulta útil, piensa que te estoy llevando de la mano, y que te estoy guiando. Y te aseguro que esto no será una vana fantasía." W-pI.70.8:5..9:3-4

Ese valle de las sombras de muerte, o las nubes según Un curso de milagros, no es nada más que nuestro sistema de creencias expuesto a la luz de la verdad.

El sistema de creencias que albergo es el que sostiene el mundo que he fabricado. Sin embargo, tiene que ser expuesto, y deshecho para que mi esencia cómo Ser pueda ser liberada. Y como eso, tarde o temprano ocurrirá, sí o sí, aferrarnos a la Mano del Espíritu Santo es una manera de decir, ¡me rindo completamente!. Es de la única manera que se puede atravesar esas nubes.

Esa resistencia a atravesarlas, que no es sino que la ignorancia misma, es lo que hace que ese valle aparente ser oscuro y doloroso. De lo contrario sería un paseo por el jardín.

Es como un niño que está pataleando porque no quiere ir al supermercado. Sin embargo, por más que grite y lloré, su mamá lo va a montar en la silla del coche y se lo va a llevar al supermercado. El niño no sabe que la razón por la cual van al supermercado es para que puedan comprar comida de forma que se puedan alimentar. Pero su ignorancia no le permite ser consciente de ello y simplemente llora por el mero hecho de resistir la decisión de su madre, que una vez más, es para el bien de todos.

Cuándo empezamos a integrar esa actitud de total aceptación, dada la confianza que tenemos en el plan de Dios, el valle oscuro desaparece ¡inmediatamente!. Pues de nuevo, ese valle oscuro estaba compuesto de nuestras interpretaciones sobre los hechos, no de los hechos mismos.

Ejemplo, " mi pareja se fue con otro", " me diagnosticaron una condición física grave", "acabo de perder mi trabajo", "me acaban de robar todos mis ahorros", "el gobierno de mi país está abusando de su poder", y la lista es interminable.

Si percibimos esas experiencias desde el sistema de pensamientos del miedo estamos en el valle oscuro interminable. Sin embargo, cuando se es consciente, se reconoce que cualquiera de esas experiencias nos apoyan para entrar en contacto con la oscuridad interna. El estado de rendición es el equivalente a permitir que el Espíritu Santo encendiera la luz para que podamos en realidad ver.

Prestemos ahora ¡muchísima! atención a lo que voy a decir. Esa rendición de la que estoy hablando, ¡no es! para que la oscuridad se vaya. Ya que de ser así, estoy en resistencia al oscuridad, y paradójicamente, lo que hace es sostenerla más firmemente. ¿Por qué? Porque estoy dando realidad. Esta es la parte más difícil de comprender. De hecho, no es la más difícil de comprender, es ¡imposible! de ser comprendida como un ser humano. Intentar comprenderla es una pérdida de tiempo. Solo podemos abrirnos en cada momento para que la experiencia misma de testimonio de algo que trasciende las palabras.

Estamos hablando de una rendición incondicional a lo que es, una aceptación total a lo que es. Es así como la oscuridad es atravesada, como las nubes son atravesadas, y la paz que se experimenta nos demuestra que las nubes no tenían contenido absoluto, no tenían solidez.

Esa "muerte" que se experimenta, es la muerte de un yo falso. De nuevo, este trabajo de perdón no se hace para que como "seres humanos" intentemos sentirnos "mejor", que paradójicamente, cuando perdonamos, nos sentimos mejor. Este trabajo se hace para que seamos conscientes de que no somos este "cuerpo" "individual" "separado", sino que somos la conciencia misma, ¡el Todo! (Dios).

Por eso cada vez tengo más claro que mi única función, no es entender, no es arreglar, no es cambiar nada, sino que conscientemente perdonar. Y el perdón no exige nada de mí. "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.4:1-3

¿Hay Niveles de Sufrimiento?

Pregunta: "Hola Nick, gracias por todo lo que compartes...hace años que aprendo contigo...te quería preguntar algo: hace un tiempo vengo observando que aunque cambien las situaciones en las que me encuentro, siempre sigo descontenta: antes por no tener una casa, luego por tener que pagarla, etc. entonces...¿es que hay como un nivel de "sufrimiento" que ya está fijo para cada uno de nosotros, independientemente de lo que hagamos? ¿tiene que ver con la culpa inconsciente? ¿qué debería perdonar aquí, mi naturaleza humana -siempre insatisfecha? Gracias si puedes responderme!"

Comentario: No existen "niveles" de sufrimiento. Sólo hay un aparente sufrimiento, el cual tiene que ver con la creencia de que somos cuerpos "separados" en un mundo de separación. Lo que me cuentas es muy común, y la razón por la que tiene lugar es porque todavía deseas el mundo. Todavía no se ha asentado en ti el reconocimiento de que este mundo no tiene nada de valor que ofrecerte.

Por eso se nos recuerda; “El mundo que ves no te ofrece nada que puedas necesitar; nada que puedas usar en modo alguno; ni nada en absoluto que te pueda hacer feliz. Cree esto y te habrás ahorrado muchos años de miseria, incontables desengaños y esperanzas que se convierten en amargas cenizas de desesperación. Todo aquel que quiera dejar atrás al mundo y remontarse más allá de su limitado alcance y de sus mezquindades tiene que aceptar que este pensamiento es verdad.
Cada cosa que valoras aquí no es sino una cadena que te ata al mundo; y ése es su único propósito. Pues todas las cosas tienen que servir para el propósito que tú les has asignado, hasta que veas en ellas otro propósito. El único propósito digno de tu mente que este mundo tiene es que lo pases de largo, sin detenerte a percibir ninguna esperanza allí donde no hay ninguna. No te dejes engañar más. El mundo que ves no te ofrece nada que tú desees." W-pI.128.1:1-3;2:1-5

Sin embargo, esto no impone un sacrificio. Por algo la lección 129 nos recuerda; “No puedes detenerte en la idea de que el mundo no tiene valor, pues a menos que veas que hay algo más por lo que sentirte esperanzado, no podrás evitar caer en la depresión.“ W-pI.129.1:2 Es mas bien una elección cuerda en la mente por la paz de Dios sobre las cosas del mundo, incluido el deseo de sentirme como algo separado

En otras palabras, hasta que no desees la paz, seguirás buscando en el mundo experiencias que creas puedan hacerte feliz. En ese sentido estamos en un callejón sin salida porque el sufrimiento y la infelicidad tiene lugar a raíz de desear el mundo. No obstante, hay una salida qué es la que el perdón nos ofrece. Cuando la paz se convierte en lo más importante en nuestra vida, es que nos sentimos preparados para empezar a soltar el mundo. El Espíritu Santo hará Su trabajo muy amorosamente si se lo permitimos. Por eso se nos recuerda, “Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento y ofrecérmelo a mí, yo lo corregiré con gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios.“ T-4.I.4:7

Por lo tanto, tu experiencia en realidad es un regalo, aunque de entrada no lo parezca, porque simplemente te está preparando para que reconozcas lo valiosa que es la paz, y por consiguiente empieces ahora a elegirla conscientemente. Una vez que eso se convierte en tu práctica, no querrías vivir de otra manera.

En un principio mucha gente se frustra cuando intenta aplicar Un curso de Milagros para "resolver" sus problemas o "cambiar" su experiencia de mundo. Sin embargo, la motivación para que se le pueda sacar provecho el curso es el deseo profundo por la verdad, por la paz. Por eso el Curso nos recuerda, "El conocimiento no es la motivación para aprender este curso. La paz lo es." T-8.I.1:1-2

Incluso, hay una autora llamada Byron Katie que tiene una práctica llamada El Trabajo, que mucha gente lo aplica para intentar cambiar su experiencia sin darse cuenta que el objetivo en realidad es recordar lo que eres. Por eso, en sus propias palabras Byron Katie dice, "Si haces El Trabajo con cualquier tipo de motivo, aún el mejor de los motivos (recuperar a tu marido o curar tu cuerpo o salvar al mundo) no será genuino, porque estarás buscando cierto tipo de respuesta y no permitirás que emerjan las respuestas más profundas. Sólo cuando no sabes lo que buscas puedes estar abierto a las respuestas que cambiarán tu vida. Cualquier otro motivo aparte del amor por la verdad no funcionará. Es la verdad lo que te libera. Esa es una afirmación certera, no es sólo que aparezca en algún lugar de la Biblia."

De nuevo, el sufrimiento que experimentas tiene lugar debido a la historia que te cuentas en cada momento sobre cómo crees que las cosas "deberían" ser o quieres que sean; como crees que te "deberías" sentir o quieres sentirte, etc. Si aprendes a aceptar la vida tal y como se presenta, libre de historias, el sufrimiento ¡inmediatamente! deja de tener lugar.

Esta es una comprensión que se va asentando más en tu ser según tu deseo por la verdad aumenta. Por lo tanto, lo que sea que esté ocurriendo en tu vida, es perfecto porque en última instancia está siendo orquestada por el amor mismo, por la verdad misma, para que la misma pueda ser reconocida. Es por eso que el curso me recuerda, ”¿qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?" W-135.18:1 En ese sentido, “Todas las cosas obran conjuntamente para el bien (de la mente). En esto no hay excepciones salvo a juicio del ego." T-4.V.1:1-2.

Friday, May 18, 2018

Este Curso Es Un Comienzo, No Un Final

Cuando se finalizan las lecciones del Libro de Ejercicios de Un curso de milagros, el epílogo comienza con el siguiente párrafo:

"Este curso es un comienzo, no un final. Tu Amigo te acompaña. No estás solo. Nadie puede llamarlo en vano. Sean cuales sean tus problemas ten por seguro que Él tiene la solución y que gustosamente te la dará sólo con que te dirijas a Él y se la pidas. Él no se negará a darte todas las respuestas que necesites para cualquier cosa que parezca perturbarte. Él sabe cómo solventar todos los problemas y aclarar todas las dudas. Su certeza es tuya. Tan sólo necesitas pedírsela, para que te sea dada." W-pII.Epílogo.1:1-9

Vamos a mirar ese extracto más detenidamente.

"Este curso es un comienzo, no un final." W-pII.Epílogo.1:1

Lo que quiere decir es, el haber hecho las lecciones no implica que se ha "graduado" uno de esta enseñanza. Simplemente implica que la mente ha sido lo suficientemente entrenadas, y que ahora está más preparada para afrontar todas las lecciones de perdón restantes hasta que el último juicio se deje a un lado y la mente sea consciente de su realidad en Dios. Por consiguiente, es como cuando vas a la escuela, ahí se te prepara con el aprendizaje necesario para que cuando encuentres un trabajo empieces a aplicar lo aprendido. Mientras sigamos sosteniendo la creencia de que somos un ser humano en un cuerpo, y todavía se experimente miedo, nuestro aprendizaje no se ha culminado.

"Tu Amigo te acompaña. No estás solo." W-pII.Epílogo.1:2

En realidad, nunca estamos solos. Pero como creemos estarlo, ahora se nos recuerda que somos la conciencia misma. En ese sentido, mientras nos percibamos como algo "separado" del todo, aparenta como que estamos "solos". Pero el mero hecho de ser consciente de lo que somos, sabemos ahora, aunque sea intelectualmente, que no estamos solos. El proceso de perdón nos apoya a recordar eso continuamente. Que de nuevo, por eso es que el curso no es un final, es un comienzo. Nuestra función de ahora en adelante es perdonar. Así es como recordamos que realmente somos Eso que no se ha separado de nada, y que por consiguiente, no puede experimentar soledad.

"Nadie puede llamarlo en vano. Sean cuales sean tus problemas ten por seguro que Él tiene la solución y que gustosamente te la dará sólo con que te dirijas a Él y se la pidas. Él no se negará a darte todas las respuestas que necesites para cualquier cosa que parezca perturbarte." W-pII.Epílogo.1:3-5

Este extracto es muy importante, pues lo que se nos recuerda es que él tiene la solución a nuestro único  problema, disolver en la mente la creencia de que somos algo separado del todo. Lo que ocurre es que al percibirnos como algo "separado" del todo, creemos tener problemas "individuales". En ese sentido, cuando le pedimos una "solución" queremos una que se adhiera a lo que nosotros creemos que es la solución. Obviamente, si una "solución" a ese nivel fuese necesaria para reducir el miedo en la mente, y que a su vez sirve al objetivo final, el cual es recordar lo que realmente soy, se puede dar ese tipo de "solución". Sin embargo, la contestación que nos ofrece él, ¡es inmediata!, si estamos dispuestos a abrirnos al reconocimiento de que no sabemos ni cuál es el problema ni cuál es la solución. En ese sentido, toda experiencia es bienvenida para que el Espíritu Santo pueda apoderarse de nuestra mente y darnos la única solución a todo problema, la cual es, paz interior.

Él sabe cómo solventar todos los problemas y aclarar todas las dudas. Su certeza es tuya. Tan sólo necesitas pedírsela, para que te sea dada." W-pII.Epílogo.1:6-7

La razón por la cual Su certeza es la nuestra, es porque el Espíritu Santo y nosotros somos uno y lo mismo. Hemos aparentemente "perdido" esa certeza al identificarnos con el sistema de pensamientos del ego el cual nos hace creer que somos un cuerpo separado de Dios. Pero la misma será restaurada inmediatamente cuando se abre uno al reconocimiento de que no sabe absolutamente nada. Hay un extracto del curso que me gusta mucho cuando nos recuerda, "Lo esencial, sin embargo, es que reconozcas que no sabes nada. El conocimiento es poder y todo poder es de Dios. Tú que has tratado de quedarte con el poder para ti sólo lo has "perdido". Todavía lo tienes, pero has interpuesto tantos obstáculos entre él y tu conciencia de él que no puedes utilizarlo. Todo lo que te has enseñado a ti mismo, ha hecho que seas cada vez menos consciente de tu poder. No sabes lo que es ni dónde se encuentra. Has hecho un alarde de fuerza y de poder tan lamentable que no ha podido sino fallarte. Pues el poder no es una apariencia de fuerza, y la verdad está más allá de toda apariencia. Aun así, lo único que se interpone entre ti y el poder de Dios que hay en ti, es tu falso aprendizaje, así como todos tus vanos intentos de querer deshacer lo verdadero." T-14.XI.1:1-9

En ese sentido el Espíritu Santo puede, una vez más, como compartí en el párrafo anterior, restablecer la paz en la mente, y de nuevo, esa es la única solución a cualquier problema que aparenta ser percibido.

Así que, una vez terminado el libro de ejercicios, de ahora en adelante, por el resto de nuestra aparente "existencia humana", nuestra única función es perdonar.