Sunday, December 9, 2018

Observando El Engaño La Paz Es Restaurada

Cada escenario en el que nos encontramos es simplemente nuestro currículo para sanar. Sanar implica ser consciente de que ningún escenario puede ser la causa de mi perdida de paz. Esa es en realidad la única lección que aprender. No es “iluminarme”, “despertar”, hacerme más “sabio”, más “santurron”, más “bueno”, etc. Es simplemente tomar consciencia de que el mundo no es causa de nada. Que todo lo que siento en mi es el resultado de como me relaciono con los pensamientos, con la historia que la mente fabrica en cada momento.

Decimos, “es que si mi familia hiciera…”, “es que si mi pareja hiciese o me dijese…”, “es que si el gobierno cambiase…”, “es que si tuviese mas dinero…”, “es que si el vecindario fuese mas `seguro´…”, “es que si mi negocio no fallara…”, “es que si mi cuerpo estuviese in un mejor estado…”, “es que si tuviese un trabajo que me guste…”, “es que si…” y las historias son interminables.

Lo único que está “ocurriendo” por así decirlo, es que siempre estoy donde estoy, es que siempre tengo lo que tengo, es que siempre vivo en donde vivo y con quien vivo o con quien no vivo, es que siempre hago lo que hago, es que siempre veo lo que veo, es que siempre oigo lo que oigo, es que siempre siento lo que siento, y eso es lo que és.

Sin embargo, cuando la mente entra en resistencia a ello con un, “las cosas deberían o no deberían ser…”, o “no quiero esto o quiero lo otro”, son meramente historias.

Si no se puede ver ese engaño, nos la pasamos intentando “cambiar” lo que és por algo “mejor”, sin darnos cuenta de que lo que és, no es algo que “nosotros” elegimos que ocurriese. Es el currículo que la vida nos presenta para que aprendamos esa única lección que dice, mi paz y mi felicidad no dependen de mis circunstancias ni de que las cosas vayan como yo quisiera. Es el reconocimiento de que si dejo de creerme cualquiera que sea la historia que la mente esté fabricando en cada momento, vivo en paz, vivo en felicidad.

Y decimos, “pero no puedo estar en paz si siento dolor, si no tengo dinero, si me siento mal, etc. Sin embargo, tampoco estamos diciendo que disfrutes de esas experiencias. Lo que se está haciendo hincapié es que se puede estar en paz con cualquiera de esas experiencias siempre y cuando no sean juzgadas. Entonces, cada una de esas experiencias se viven. El dolor se vive, la perdida de dinero se vive, el sentirse mal se vive, pero se vive en paz, libre de sufrimiento. A raíz de experiencias como esas, vividas con una perspectiva diferente es que se da uno cuenta de que el problema no eran las circunstancias, era la interpretación que la mente hacia sobre ellas. Por eso es que el perdón no “analiza”, no “justifica”, <<Simplemente observa, espera y no juzga.>> " W-pII.1.4:3

Y como en este mundo todo es transitorio, te das cuanta que la mente entra y sale del manicomio. Solo que cuando se es mas consciente, la mente permanece menos tiempo en el manicomio y mas en su cordura. Inclusive, la mente puede verse atravesando el manicomio desde un espacio de cordura. Otra manera de decirlo es, la mente atraviesa el manicomio en paz. He tenido muchas experiencias que mi mente ha estado en el manicomio, y lo único que he podido hacer es no juzgarme por ello. Reconocer que ese es uno de esos días, y como todo, también pasará.

El ego, no obstante, mantiene a la mente en el manicomio jugando el papel de “asesor espiritual” diciendo, “la mente no debería sentirse así, por lo tanto, estás haciendo el curso mal”, o “tus meditaciones o tu ‘práctica espiritual’ la estás haciendo mal porque la mente no se caya…”, añadiendo mas sal a la herida, cuando es muy simple. Acepto todo tal y como es, donde ya no hay juicio ni preferencias.

Que no se me malinterprete. Siempre va a haber preferencias en función a nuestro condicionamiento. Según nuestro condicionamiento cambia a raíz de sanar, las preferencias cambian hasta que se vean como lo que son, fantasmas que nunca podrán cumplir lo que prometen. Aun así, las preferencias se observan. Si se puede hacer algo al respecto se hace. Si no, se acepta que no han de darse, y la mente está en paz con lo que es.

Este proceso toma tiempo porque cuando la mente está convencida de sus historias, es imposible no creérselas. Pero cuando ya se está siendo mas consciente, a raíz de la práctica diária, uno puede entonces ver el argumento de la mente, puede ver la mentira, y de antemano saber que el argumento, sea el que sea, es falso. En mi proceso, cuando todavía el argumento de la mente era mas convincente, sentía un dolor interno, una culpa, porque por un lado estaba teniendo una experiencia, mientras que por el otro me encontraba en resistencia a ella en función a la fantasía (preferencia o deseo) a la que la mente se seguía aferrando.

Luego, cuando se fue asentando el hecho de que no soy el hacedor, no como un concepto, sino como verdad, ahora veo todos mis pensamientos, veo todos los deseos que surgen a través de mi, los que considero apropiados como los que no, y me digo, “bueno, si esos deseos están ahí, la Consciencia que me respira y que los puso ahí me dirigirá a hacer algo al respecto. Si no hay que hacer nada al respecto, como ahora mismo, los observo y no me culpo porque esté ahí”.

Puedo entonces vivir el momento presente en paz, libre de futuro, pues todo deseo se basa en un futuro sustentado por la creencia de que si ese futuro tiene lugar, en otras palabras, si ese deseo tiene lugar, entonces voy a ser feliz, entonces voy a estar en paz.

Así que ahora se reconoce la mentira. Se observan los deseos venir e irse, se ve como los pensamientos van y vienen, como los sentimientos van y vienen. Esa es la vida como experiencia dual. Independiente de ello, lo único que es constante y real es este instante. Y si las historias que la mente fabrica en este instante se pueden observar como eso, historias que carecen de significado, en otras palabras, puras mentiras, descubro que la paz que tanto buscaba, que la felicidad que tanto deseaba, no es que está en este instante, sino que ¡ES este instante!.

Wednesday, December 5, 2018

Una Mente En Paz No Es Una Mente Libre De Pensamientos


Una mente en paz no es una mente libre de pensamientos. Es una mente que no se identifica con los pensamientos como suyos. Para la mente identificarse con algún pensamiento necesita fabricar una historia. Si no se fabrica una historia alrededor de ningún pensamiento, al igual que nubes pasajeras, continúan su rumbo mientras la mente se mantiene ecuánime.
 
En ese sentido, la práctica no es intentar ni controlar pensamientos ni cambiar pensamientos, simplemente permitirles ser y en ese sentido la mente no experimenta conflicto. 

Entonces, ¿por qué esto que se ve tan simple, es tan difícil de ponerlo en práctica? Porque para que la mente pueda asumir la posición de observadora no puede haber una identificación con un "yo" personal que se quiere adueñar de esos pensamientos.

En otras palabras, una cosa es decir "yo pienso esto o lo otro", que observar pasivamente pensamientos que están teniendo lugar. Es así como se vacía la mente de contenido (significado), no de pensamientos.

Intentar que la mente deje de pensar simplemente crea frustración. Pero una aceptación total permite que los pensamientos continúen su rumbo mientras la mente se mantiene en paz.

Ese es el "secreto" para una mente tranquila y sosegada. Se pueden hacer todo tipo de prácticas, solo que quien las hace es la mente misma para alcanzar un objetivo, paz. No obstante, sigue habiendo una identificación con un "yo". Y aunque alguna de esas prácticas nos brinden un momento de tranquilidad, lo que permite que la mente experimente paz permanente y no temporal es la ausencia de juicio, la ausencia de significado a cualquier pensamiento que surja en ella.

Cuando la gente dice, "quiero tranquilizar mi mente", es porque están en guerra con ella. Es como querer que el niño se calle mientras se le grita. Es por eso que, "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.1.4:1-3

Y que por favor no se malinterprete lo que acabo de decir. No estoy insinuando que ninguna práctica sea incorrecta. Todas las prácticas sirven para el proceso según donde se encuentre cada persona. En mi caso, prácticas como meditación me sirvieron mucho pero no me daban la paz permanente que yo estaba buscando. Intenté "controlar" mis pensamientos siendo "positivo", intenté hacer muchas cosas hasta que finalmente estaba listo para una rendición y una aceptación total a lo que es.

Solo que para efectos de esta reflexión, he observado que la mente nunca deja de pensar. Que no controlo los pensamientos que surgen en ella. Sin embargo, lo que observo es que al no juzgarlos, al no identificarme con ellos, hay una paz que naturalmente tiene lugar sin yo necesitar hacer nada al respecto.

Por consiguiente, donde pongo el enfoque a diario no es en intentar estar en paz, sino que observar como la mente condicionada tiende a identificarse con historias que fabrica. Y cuando lo llevo a la raíz, el único problema es que hay una identificación con un "yo".

Ese es el "yo" que alimenta los pensamientos a raíz de alguna fantasía, a raíz de algún deseo, y sin embargo cuándo reconozco eso y me rindo a lo que es, me entrego, ahí es donde la mente restaura su cordura, sin un "yo" teniendo que hacer nada al respecto.

Los pensamientos podrán seguir el tiempo que tengan que seguir, pero lo que se cae es el sufrimiento. ¿Que es el sufrimiento? La historia que la mente fábrica alrededor de cualquier pensamiento. Y si se observa la mente fabricando historias sobre cualquier pensamiento, me rindo en total aceptación de que eso es lo que ocurre. Así es como la mente deja de experimentar resistencia, y la Sabiduría Universal hace Su trabajo sin interferencia de un "yo".

En un principio, como práctica, esto puede aparentar ser extremadamente abrumador y difícil. Pero es simplemente que la mente se está re condicionando poco a poco dado a la fuerte identificación que hay con un " yo". Por eso es que el perdón no hace nada, simplemente observa y no juzga.
En mi experiencia, lo que motiva hacer este trabajo es un deseo profundo por la paz interior. Por eso Un Curso de Milagros me recuerdas, "El conocimiento no es motivación para aprender este curso. La paz no es." T-8.in.1-2

De lo contrario, siempre va a haber una identificación con el "yo" y la mente se va a ir en pos de la búsqueda del placer. Querrá poner la meditación en práctica o el perdón en práctica cuando siente dolor. Pero el momento que la mente se "tranquiliza", inmediatamente surge el deseo por una experiencia placentera y va inmediatamente en busca de ella.

Por eso reconozco que para esto uno necesita estar listo. Eso ocurrirá espontáneamente según el plan ya preestablecido para cada cual en su guión. Para el que ya esté listo estas palabras harán perfecto sentido. Para el que no está listo, pero las está leyendo, la mente poco a poco ya está empezando a abrir el camino. 

El que no se encuentra listo para nada de lo que se está compartiendo aquí, simplemente ni siquiera estaría visitando esta página ni leyendo estas palabras.

Friday, November 30, 2018

La Fe Como Concepto...

Publiqué un comentario a una pregunta que se me hizo relacionada con la fe que titulé: ¿Es La Fe Otro Engaño de la Ilusión? Pueden leer mi comentario haciendo click en el siguiente enlace:

http://pucdm.blogspot.com/2018/11/es-la-fe-otro-engano-de-la-ilusion.html

A raíz de ello una persona hizo el siguiente comentario: "FE es certeza absoluta..No sé qué tiene eso que ver con la entrega y todo lo demás..Que le hayan atribuído juicios y conceptos a la palabra FE, no cambia lo que el término FE significa... Y si lo queremos llevar al terreno de la "espiritualidad", tener FE sería tener la absoluta certeza y convicción de que Aquí y Ahora nada me va a faltar...y eso da lo mismo si soy o no soy un cuerpo, si estoy despierto, dormido, en una realidad ilusoria, etc, porque lo único que existe, es el Aquí y Ahora... El resto son suposiciones y fantasías de la mente."

Por consiguiente me gustaría hacer la siguiente aclaración:

La palabra Fe como concepto es una cosa. En ese sentido, si buscamos lo que la palabra Fe significa acorde al diccionario seria:

fe

Del lat. fides.

1. fe. Conjunto de creencias de una religión.
2. fe. Conjunto de creencias de alguien, de un grupo o de una multitud de personas.
3. fe. Confianza, buen concepto que se tiene de alguien o de algo. Tener fe en el médico.
4. fe. Creencia que se da a algo por la autoridad de quien lo dice o por la fama pública.
5. fe. Palabra que se da o promesa que se hace a alguien con cierta solemnidad o publicidad.
6. fe. Seguridad, aseveración de que algo es cierto. El escribano da fe.
7. fe. Documento que certifica la verdad de algo. Fe de soltería, de bautismo.
8. fe. fidelidad (‖ lealtad). Guardar la fe conyugal.
9. fe. Rel. En el cristianismo, virtud teologal que consiste en el asentimiento a la revelación de Dios, propuesta por la Iglesia.

Y puede atribuírsele cualquier significado que se desee. Como el de la persona que hizo el comentario diciendo que fe significa, "certeza absoluta...tener la absoluta certeza y convicción de que Aqui y Ahora nada me va a faltar"

Si estamos mirando la palabra fe como un concepto para sostener cualquier creencia que queramos, en ese sentido la persona podría tener razón.

Pero la palabra fe en el contexto que lo utilizo no es un concepto como lo son todas las palabras. Dado que lo que se está deshaciendo es la creencia en un "yo" "individual", como lo que se está deshaciendo es una identidad personal, para que cualquier palabra, para que cualquier concepto pueda ser utilizado, tiene que atribuírsele a un "yo". El "yo" que precisamente se está deshaciendo.

En otras palabras, tiene que haber un "yo" que tiene "fe". Tiene que haber un "yo" que le dé significado a las palabras, cualesquiera que sean. Y lo que estamos aclarando es que no existe un "yo". Por consiguiente, ¿quién es el "yo" que necesitaría tener "fe"? Inclusive, ¿quién es el "yo" que tiene la convicción de que aquí y ahora nada le va a faltar?

Los comentarios que aquí se comparten a cualquier pregunta van dirigidos a la conciencia, no a ningún "individuo".

Quienes no sean conscientes de ello pueda que los comentarios que se comparten en mis escritos les inquieten porque va a poner en cuestión todas y cada una de sus creencias. Y no estoy aquí para cambiar ninguna creencia. Solo expongo un punto de vista que dirige la mente hacia la no dualidad, hacia el final del sufrimiento.

Y el final del sufrimiento, esa paz permanente tiene lugar cuando se dejan a un lado todas las creencias. Y dado que lo que sostiene nuestra "identidad" son nuestras creencias, partiendo de la creencia "yo" soy un "individuo separado", soltar esa es la mas difícil de todas porque esa es la que da pie todas las demás creencias. Sin esa creenia "muero". No "existo".

Por eso empezamos por soltar las creencias personales hasta que la verdadera paz se va asentando. Y según la mente empieza a disfrutar de ese estado de completa serenidad es que está lista para soltar por completo su sentido de identidad y recordar su Verdadera Esencia como Dios, que no requiere de fe. Es simplemente la experiencia misma.

Thursday, November 29, 2018

¿Es La Fe Otro Engaño de la Ilusión?

Pregunta: "Hola Nick ¿como estas? Tengo una consulta. ¿En la fe hay un yo queriendo algo no?, o sea la Fe es otro engaño de la ilusión?

Comentario: La fe es un concepto que sirve de gran apoyo cuando emprendemos este camino del despertar de la conciencia. Sin embargo, la fe, como la aceptación, la entrega, etc., son solo conceptos que implican que hay un "yo" involucrado. En ese sentido, cualquier acción, decisión, o intención, el sistema de pensamientos del ego, en otras palabras, la idea de una identidad personal se sigue sosteniendo.

Voy a compartir este extracto de el libro de Ramesh Balsekar que clarifica muy bien tu pregunta:

------Extracto------
"Uno de los discípulos de Lao Tzu fue a verle una mañana con los ojos resplandecientes y la cara radiante. Sentía que lo había conseguido y le dijo: <<Maestro, lo he alcanzado.>> Y Lao Tzu con gran compasión puso sus manos en sus hombros y le dijo: <<Hijo, no has alcanzado nada.>> El discípulo se marchó. Al cabo de algún tiempo volvió con una gran calma y compostura, y dijo a Lao Tzu: <<Maestro, ha sucedido.>> Lao Tzu, le miró a los ojos, le abrazó y le dijo: <<Ahora cuéntame ¿qué ha sucedido?>> El discípulo respondió: <<Acepté su palabra de que no había sucedido nada, pero también supe que no podía hacer más esfuerzo. Así que dejé de pensar en la iluminación, abandoné todo esfuerzo para alcanzar la iluminación y seguí con mi vida normal. Entonces, de pronto me di cuenta de que no había nada que alcanzar. ¡Siempre había estado allí!>>.



Había surgido el entendimiento de que no hay individuo que quiera nada. Ese estado ya existe. El estado último, antes de que pueda suceder, es la ausencia del "yo" deseando que suceda algo."
------Final del Extracto------

Partiendo de esta nueva comprensión, la pregunta sería, ¿tener fe en qué? Desde que me he ido percatando de ese entendimiento, mi vida es una rendición total a lo que es. Sí utilizo el concepto de la fe, en mi caso sería, tengo fe en este momento presente de que es tal y como tiene que ser. En ese sentido, no hay una sensación de un "yo” involucrado. Simplemente es lo que es.

Cuando uno está buscando, esa idea del buscador, es el que tiene fe en que una experiencia extraordinaria tenga lugar, el que tiene fe en que las cosas van a cambiar para que se adhieran a como el desea que fuesen, el que tiene fe en que algún día se iluminará, o lo que sea. Pero cuando la búsqueda termina, ya el concepto de fe se deshace.

De nuevo, una persona que está comenzando con el camino del desasimiento de el ego, de el desasimiento del concepto de un "yo", obviamente los términos y conceptos como la "fe" son parte de su proceso y hacen perfecto sentido. Pero una vez que empezamos a entrar en contacto con lo que es la no dualidad se comienza a dejar todos los conceptos a un lado, inclusive el concepto “Dios”, no porque allá algo “incorrecto” con ese concepto, sino porque limita lo que Dios es cuando se le intenta conceptualizar.

Por eso es que el Tao Te King dice (he añadido lo que está en paréntesis):

“El Tao que puede ser expresado no es el verdadero Tao. (si se puede hablar de Él o conceptualizar, no es la Verdad.)

El nombre que se le puede dar no es su verdadero nombre. (Dios, Jehová, Alá, Krishna, Yahweh, Elohim, Padre, Esencia, etc. Todo nombre es un concepto, y por consiguiente niega la Verdad, niega lo que Es.)

Sin nombre (sin conceptos) es el principio del universo; y con nombre (Dios, Jehová, Alá, Krishna, Yahweh, Elohim, Padre, Esencia, etc.) es la madre de todas las cosas (la creencia en la separación, la creencia en las ilusiones).

Desde el no-ser (desde lo que Es); comprendemos su esencia y desde el ser (la experiencia física), sólo vemos su apariencia (la fragmentación, el “tú” “separado” del “yo” y así sucesivamente).

Ambas cosas, ser y no-ser, tienen el mismo Origen (lo que Es), aunque distinto nombre (Dios, Jehová, Alá, Krishna, Yahweh, Elohim, Padre, Esencia, etc.).

Su identidad es el misterio (libre de conceptos). Y en este misterio se halla la puerta de toda maravilla.”  (lo que Es libre de todo concepto).

Volviendo al tema de la fe, en mi caso, el concepto fe ha sido reemplazado por confianza, que es también otro concepto, solo que como estamos comunicándonos con palabras (conceptos), esa es la mejor descripción que puedo utilizar.

Me podría quedar en silencio, que paradójicamente es lo mas cercano a lo que la confianza es, a lo que la fe es, a lo que el amor es, a lo que la paz es. Por eso el Curso me recuerda, “El milagro (la paz, la comprensión, libre de conceptos) llega silenciosamente a la mente que se detiene por un instante y se sumerge en la quietud." T-28.I.11:1

Es ahí, hacia el silencio, a donde apuntan todas las palabras (conceptos) que el Curso al igual que toda enseñanza no dual apuntan. Volviendo a mi experiencia, vivo cada momento en plena confianza (fe, silencio, aceptación) de que todo es como tiene que ser. Nada tiene que ser diferente a cómo es. Todo es aceptado, todo es acogido.

Más como soy consciente de que no soy el "hacedor", reconozco que no soy "yo" quien vive en confianza. No soy “yo” quien vive en aceptación. No soy "yo" quien vive en fe. Confianza es lo que se vive a través de "mi". Aceptación es lo que se vive a través de “mi”. Fe es lo que se vive a través de "mi". ¿Por qué? Porque esa es la Voluntad de Dios. ¿Y cómo sé que es la Voluntad de Dios? Porque es lo que está ocurriendo.

Así que cuando hablo es porque es lo que tiene que ocurrir. Cuando no hablo es porque es lo que tiene que ocurrir. Haga lo que haga, diga lo que diga, si está ocurriendo, es porque es lo que tiene que ocurrir. Eso es lo que consideró como fe, eso es lo que considero como confianza. La Voluntad de Dios deja ya de ser un “misterio”. Es simplemente lo que sea que esté teniendo lugar en el momento presente. ¡Es así de simple! Es así de ¡obvio!.

Si no hay resistencia alguna a la experiencia presente, si hay aceptación a la experiencia presente (si hay fe, si hay confianza), no hay sufrimiento. Solo hay paz.

Según esa comprensión se va asentando, la vida se hace más simple, y el perdón nos conduce a esa comprensión. Por eso es que el perdón no “analiza”, no “justifica”, <<Simplemente observa, espera y no juzga.>> " W-pII.1.4:3 En ese sentido me considero un hombre de fe. No porque tenga fe en algo, o en alguien. Sino porque fe es lo que soy. Confianza es lo que soy. Confianza y amor son sinónimos ya que uno no puede existir sin el otro. Entonces, no soy fe, soy amor. Que curiosos como un juego de palabras que aparentan ser “diferentes” al final significan lo mismo.

Wednesday, November 28, 2018

¿Nick, Por Qué Elegiste el Advaita, Luego Un Curso de Milagros?

Pregunta: “Hola Nick! Tengo una pregunta personal si es que no te molesta: d Si bien los dos son caminos no duales, noto al Curso mucho más infantil y más “new age” que el Advaita, siendo este último un camino mucho más profundo y con mucho sustento. Ya el solo hecho de que el Curso dice haber sido canalizado por Helen, me suena muy “yanqui”, muy fantasioso, no se si me entiendes. Es lo mismo que creer que Jesús resucitó, o que convirtió el agua en vino, o que nació de una virgen, son cosas innecesarias que la iglesia católica usó solo para demostrar poder y superioridad ante otras religiones. No quiero ser ofensivo pero te transmito mi parecer (y el de mucha gente que piensa parecido) Los libros de (nombre no revelado) por ejemplo me parecen un desastre, más allá de que haya un mensaje profundo, su manera de contar y de inventar la aparición de esos supuestos maestros me parece infantil, lejos de poder ser considerada por algún camino serio que apunte realmente a la profundidad y a la búsqueda no dual. De hecho, personas brillantes como (nombre no revelado) consideran al curso como un “camino menor”. Quisiera saber tu opinión al respecto, desde ya muchas gracias.”

Comentario: Gracias por la pregunta, y con mucho gusto te comparto mi experiencia. Empecemos por cuando dices, “Por que después de haber conocido el Advaita y a maestros como Francis Lucille y Ramesh Balsekar, decidiste inclinarte hacia UDCM como tu camino? Hay algún motivo?”

En realidad es todo lo contrario. Empecé con Un curso de Milagros después de haber recorrido todo tipo de camino spiritual dentro de la sombrilla “new age”. Un curso de Milagros se convirtió en la apertura del camino hacia la no dualidad, siendo el curso mismo no dual. Luego fue que conocí el Advaita a través de autores que se relacionan con esa filosofía. Casualmente, Bill Thedford, quien mecanografiaba Un curso de Milagros mientras Helen Schuckman se lo dictaba decía que Un curso de milagros era el Advaita del occidente. Pero eso no viene al caso.

Continuando con tu pregunta, cuando comencé a explorar el Advaita, lo que he observado es que es el mismo mensaje de un curso de Milagros. Lo que ocurre es que al utilizar un lenguaje judeocristiano, la gente lo asocia con la religión. Y al curso haberse popularizado tanto, se ha tergiversado su mensaje. Y como todo, al igual que el mensaje no dual del Tao, del Budismo, inclusive el mensaje puro de Jesús, y del mismo Advaita, se ha ido tergiversando.

Ahora, para efectos de tu comentario acerca de Jesús al igual que uno de los autores que nombras, Un curso de Milagros fue canalizado en un lenguaje judeocristiano, primero porque fue lo que “ocurrió”, observa que pongo la palabra ocurrió entre comillas porque la realidad es, nada ha ocurrido (no dual), y segundo porque la gran mayoría de los occidentales se relacionan con la historia de Jesús. Por consiguiente, Un curso de milagros utiliza la imagen de Jesús, no la historia de la Biblia, para trasmitir el mismo mensaje que el Advaita, o cualquier filosofía no dual comparte. Pero si comprendes el mensaje de Un curso de Milagros te darás cuenta que Jesús es una figura simbólica.

No obstante, un Curso de milagros lo que ha hecho es reinterpretar lo que las religiones hicieron con el mensaje original de Jesús para mantener su contenido no dual utilizando un lenguaje con el cual los que nos hemos criado bajo el cristianismo estamos familiarizados. Eso es todo. Y el curso hace hincapié en que pongas en práctica el mensaje y no hagas nada especial del mensajero ni la teoría. En otras palabras, no tienes que utilizar el símbolo de Jesús como mensajero.

Con relación ahora a uno de los autores que dices que sus libros son un desastre, lo curioso del caso fue que cuando yo estaba listo para empezar a embarcar en el camino no dual, después de haber dejado atrás toda la información que había acumulado en el campo de autoayuda y la espiritualidad contemporánea (new age), su primer libro me llegó a mis manos de una forma muy sincrónica. Y al ese autor presentar el mensaje de esa manera, independientemente de que si se le haya aparecido esos maestros o no, que a mi me da igual, fue el montaje perfecto para que yo pudiese abrirme al mensaje no dual de un curso de milagros.

Lo que quiero decir es que lo que tú consideras desastre, para otros es muy útil. En ese sentido, ¿quien tiene la “razón”?

También dices, “Ya el solo hecho de que el Curso dice haber sido canalizado por Helen, me suena muy “yanqui”, muy fantasioso, no se si me entiendes.”

El Advaita, como cualquier mensaje que se puede leer en un libro ha sido canalizado de la conciencia si quieres utilizar el lenguaje Advaita, de Jesús si quieres utilizar el lenguaje del Curso, o del universo si prefieres alguna otra filosofía, a través de “alguien”. En ese sentido, ¿qué diferencia hay si la canalización tuvo lugar miles de años atrás o ahora? Y añado una segunda pregunta, ¿qué diferencia hay si la canalización, o el mensaje, viene de un monje vestido con una bata, o si viene a través de una psicóloga vestida en traje más formal, que muy claramente reconoce que el mensaje no es de ella? Entonces, por qué etiquetas a ella yanqui, pero no a los autores que escriben libros sobre este tema. ¿No estamos acaso todos “canalizando” cuando hablamos?

En lo personal, no soy de seguir mensajeros, solo el mensaje. Respeto y aprecio los mensajeros a través el cual el mensaje haya llegado. Pero reconozco que el mensaje es para ser puesto en práctica, para tener la experiencia directa, que para efectos mundanos y prácticos es paz interior, no para idolatrar mensajeros.

Desde un espacio de absoluta humildad, respeto que para algunas personas el mensaje, si es que están listos para él, le llegará a través de un curso de Milagros. Para otros le llegará a través de cualquier otro camino. Lo importante es no hacer nada especial del camino. Como decía Nisargadatta Maharaj, “Utiliza una espina para sacar la otra. Pero cuando saques la otra, tira las dos espinas a la basura.” Que seria lo mismo que decir, utiliza un concepto, un mensaje, un camino, para dejar a un lado el previo. Pero una vez que el previo ha sido erradicado, despójate de los dos, pues de lo contrario, en vez de vaciar la mente de conceptos, simplemente reemplazaras uno por otro.

El Advaita, al igual que Un curso de milagros apuntan a la Verdad, pero NO SON la Verdad. Por eso es que Un curso de milagros dice; “Este curso te conducirá al conocimiento (a la Verdad), pero el conocimiento en sí está más allá del alcance de nuestro programa de estudios. Y no es necesario que tratemos de hablar de lo que por siempre ha de estar más allá de las palabras.” T-18.IX.11:1-2

Los conceptos, las palabras, los libros, las enseñanzas, en fin, todo lo fenoménico, aunque sirven para apuntar en dirección a la Verdad, se tienen que dejar a un lado para que la comprensión pueda ser revelada. Y esa comprensión no es algo que la mente intelectual experimenta porque va mas allá del intelecto (no dual), “Y no es necesario que tratemos de hablar de lo que por siempre ha de estar más allá de las palabras”. T-18.IX.11:2

Y con relación al último autor que dices que es una persona muy “brillante” pero que dice que el Curso es un “camino menor”, para que la mente pueda abrirse al conocimiento, tiene primero que vaciarse de conceptos, de juicios. El sabio simplemente observa, no opina, pues sabe que es todo un montaje. Y al ser todo parte de la Totalidad, parte de Dios, ama y respeta todos los caminos, todos los senderos, no juzga ninguno ni como “bueno” ni como “malo”. Pues a final de cuentas sabe que todos conducen a Dios.

Por consiguiente, lo importante no es el camino, no es la filosofía, es sí estamos poniendo en práctica el mensaje para que nos demos cuenta de que todos los caminos, aunque diferentes en su forma, conducen hacia el mismo lugar. Algunos aparentarán ser desvíos, aun así, esos “desvíos” forman parte del funcionamiento perfecto e impecable de la Totalidad. Solo que en ese caso, los “desvíos” sirven para que la mente se dé cuenta por donde NO ir.

Por lo tanto, una de las trampas muy sutiles en este proceso es cuando empezamos a juzgar el camino de otros, o cuando empezamos a comparar nuestro camino como el “correcto”, o nos llenamos la cabeza de información, que aunque muy convincente en la superficie, opaca la verdad, opaca el amor. Te lo comparto porque a mi me pasó eso. Me daba cuenta que con el Curso mismo empezaba a juzgar aquellos que según yo lo estaban haciendo “mal”, o que sus caminos eran errados, hasta que me tocó aprender la lección que dice, todo juicio hacia un hermano es un juicio hacia mi mismo.

Ahora solo comparto mi experiencia, no como que “yo” estoy haciendo algo, sino porque es lo que está teniendo lugar. Y en función a ello, pregunto, ¿existe un “yo” escribiendo estás palabras? ¿Existe un “tú” que las lee?

Un último detalle, dices: “No quiero ser ofensivo…” No siento que hayas sido ofensivo. Siento que tienes unas preguntas muy genuinas y tenías curiosidad. Aprecio y respeto tu compartir. A lo que voy es, cuando dices, “pero te transmito mi parecer (y el de mucha gente que piensa parecido)” Hitler tenía también un parecer (y mucha gente pensaba parecido). ¿Eso lo hizo a él un portavoz de la verdad? ¿Ves la trampa?

Por lo tanto, enfoquemos mas bien en poner en práctica lo que sea que nos hayamos sentido inspirados a practicar para así tener nuestra propia experiencia, y olvidémonos de lo que “otros” dicen. Solo respetemos cada uno de sus caminos. Tal como me recuerda Un curso de milagros, “Aunque su enfoque es cristiano, el Curso aborda temas espirituales de carácter UNIVERSAL. Subraya que no es más que UNA DE LAS MUCHAS versiones del programa de estudios universal, y que difiere de las demás sólo en su forma. En última instancia, TODAS conducen a Dios.” (Prefacio UCDM)

Tuesday, November 27, 2018

No Sabe Si Denunciar a Alguien es lo Correcto

Pregunta: “Buenas noches nick ! Tengo tiempo de seguirte , y ayer escuché un vídeo tuyo ! Estoy pasando por un día muy difícil , sin embargo estoy de pie ! Hay una persona que está entrando a robar mi casa , ya denuncie hoy , no quería hacerlo porque lo estaba dejando en manos de mi ser superior ! Y hoy me vuelve a pasar esta situación ,, se que para algo está sucediendo , aunque no encuentro , si yo seré el canal para que esta persona sea detenida , yo no había querido ser ese instrumento ( en mi mente así lo creía ) pero se que Dios me aventó al pozo para que se realice su plan !! Me encuentro orando para que mi Fe no caiga ! Doy gracias xq es un Dios de milagros y sé que ya está ese milagro ! Gracias nick !”

Comentario: Primero que nada, el curso no pone su enfoque en lo que tiene lugar en el mundo de las formas. No juzga nada ni como "bueno" o "correcto", "malo" o "incorrecto", ni te culpa por lo que hagas. Solo le recuerda a la mente que está soñando un sueño y que su contenido es falso. "El milagro establece que estás teniendo un sueño y que su contenido no es real" T-22.II.7:1 O "El milagro no te despierta, sino que simplemente te muestra quién es el soñador." T-28.II.4:2

Vamos ahora a abordar tu inquietud. Dices, "Hay una persona que está entrando a robar mi casa , ya denuncie hoy , no quería hacerlo porque lo estaba dejando en manos de mi ser superior"

Y el ser superior dice, "denunciadlo antes de que continúe comportándose de esa manera". Bueno, no es que el ser superior te haya dicho eso, sino que lo que estoy haciendo hincapié es que el curso no te juzga por denunciarlo, sino que el curso es para que recuerdes que la separación de Dios nunca ocurrió, que no eres este cuerpo que te crees ser, mientras vives tu vida "normal" utilizando sentido común.

En este mundo, quienes roban necesitan ser denunciados para que puedan aprender la lección de que para vivir en harmonía en este mundo hay ciertas reglas colectivas establecidas. Pero ¡OJO!, no estoy hablando de hacerlos sentir culpables. Simplemente hablo de funcionar como sociedad, aun cuando no sabemos si la persona será rehabilitada al ser denunciada. Eso está fuera de nuestro control.

Por lo tanto, no confundamos denunciar con condenar. Denunciar es reconocer que hay una persona que su comportamiento no es beneficioso para vivir en estado de harmonía para una sociedad, y condenar es proyectar nuestra propia ira, nuestra propia culpa sobre un hermano. Que como consecuencia de esa condenación nos sentimos culpables ya que siendo parte de la misma mente, "¿Quién transmitiría mensajes de odio y de ataque si entendiese que se los está enviando a sí mismo? ¿Quién se acusaría, se declararía culpable y se condenaría a sí mismo?" T-19.IV.B.i.14:11-12

Lo que veo es que hay una decisión que se tomó a través de ti, y ahora sientes culpa por ello. Y sientes culpa porque crees que eres un cuerpo, con "voluntad personal" separada de la Fuente que tomó la "decisión" de denunciar a "otro". Pero no es así. “Tú” no tomaste esa decisión. Eso fue lo que tuvo lugar en tu guion, ¡final de la historia!

También dices, "hoy me vuelve a pasar esta situación ,, se que para algo está sucediendo , aunque no encuentro , si yo seré el canal para que esta persona sea detenida..."

La situación sucede porque es lo que sucede ¡final de la historia! Y si sucede, y tu te encuentras llamando a las autoridades, es porque de nuevo, es lo que te tocaba hacer a ti en el guion. ¡Final de la historia! La practicada de Un curso de milagros en toda situación es recordar que, "nada de lo que veo, pienso, o hago significa nada." W-pI.1

Esto no implica que uno se agarra a esa lección para hacer lo que le da la gana, comportarse irresponsablemente, de nuevo, no porque sea "incorrecto", sino porque en este mundo hay consecuencias. Si estas dispuesto a vivir con ellas, entonces haz lo que te dé la gana. Solo que independientemente de lo que hagas, o mejor dicho, de lo que se haga a través de ti, sigues siendo INOCENTE por el hecho de que aquí ¡no esta pasando nada! "En realidad no ha ocurrido nada, excepto que te quedaste dormido (no "tú" sino que la mente que te sueña a "ti") y tuviste un sueño en el que eras un extraño para ti mismo y tan sólo una parte del sueño de otro." T-28.II.4:1

Sin embargo, crees estar aquí. Entonces, si crees estar aquí, juegas el juego adhiriéndote a sus reglas, mientras internamente sabes que es solo una proyección, y así por lo menos dejas de tomártelo en serio. Un juez, cuyo trabajo es dictar sentencia a individuos que se comportan fuera de las reglas establecidas para una convivencia en harmonía puede ser un gran practicante de Un curso de milagros. Solo que juega su papel, sabiendo que es lo que le toca jugar en su guion, sin hacer sentir a ninguno de los sentenciados culpables. Simplemente se adhiere a las reglas, dicta sentencia según las reglas de su papel, y continúa con su vida sabiendo que cada cual tiene un currículo para perdonar. Para algunos tendrá lugar en una penitenciaria mientras que para otros es en otro medio ambiente.

Hace unos años atrás se me invitó a dar una charla en una cárcel en Long Beach, California y el título que elegí, mejor dicho, el título que la conciencia a través de mi eligió fue, "Eres Libre Ahora". ¿Por qué? Porque la prisión no la determinan cuatro paredes. La prisión la determina nuestro estado mental. Por consiguiente, la libertad la determina una mente que no se cree ninguna de sus historias. Y de nuevo, por eso es que, “nada de lo que veo (pienso) significa nada.” W-pI.2 ¡Final de la historia!

Sunday, November 25, 2018

La Familia NUNCA Es El Problema

Pregunta: "Buenos días Nick, soy de Venezuela y estoy en este camino de Un curso de Milagros y agradezco tus videos porque me ayudan en mi proceso, actualmente estoy en un momento muy difícil por la situación psis en la que esta mi hermoso país, pero adicionalmente estoy transitando por un proceso con la persona por la cual siento mas apego en mi vida, MI HIJO, el dejo de vivir conmigo por su mal comportamiento (Dejo los estudios, no trabajaba, no se cuidaba a si mismo me refiero a a no bañarse, no cepillarse, no limpiar su cuarto, no lavar su ropa, no apoyar en la limpieza de la casa, inclusive tomaba mi dinero o cosas mías sin permiso ni aviso etc) el tiempo que estuvo fuera fue muy doloroso para mi, Regreso a casa porque consiguió un empleo muy cerca de donde vivo y las cosas en general no han mejorado, me sigo sintiendo mal porque aunque ya tiene un empleo sigue descuidado consigo mismo y desconsiderado conmigo, estoy tratando de que no me importe, pero la verdad es que si me importa pero no se como expresarlo hemos tenido muchas discusiones, nos hemos dicho cosas que nos hieren, aunque estoy para el, la comunicación se rompió ya no hay confianza, es muy doloroso, Yo quisiera que las cosas funcionaran y volver a comunicarnos y estar unidos, El siempre me reclama que se esfuerza por hacer las cosas mejor, pero que cuando comete algún error o hace algo con lo que no estoy de acuerdo todo lo que se ha avanzado vuelve adras y la rabia vuelve a salir y lo señalo y lo culpo. Dentro de todo el proceso termino culpándome a mí misma por no ser una buena madre, siento que le di todo, pero no fue suficiente ya tenemos 2 años en este proceso y cada vez estamos más lejos, y yo con mas dolor. Perdón si todo es confuso pero así es como me siento, la verdad me gustaría que le comentaras lo que te escribo a Fayna, porque como ella tiene hijos tal vez pueda entender mejor lo que siento y bueno me gustaría escuchar sus comentarios sobre lo que estoy sintiendo y de ser posible una sugerencia acerca de como ayudar a que mi hijo mejore para si mismo."

El comentario a esta pregunta se puede ver en video haciendo clic en el siguiente enlace de YouTube: https://youtu.be/QWFZunsdB78