Sunday, July 22, 2018

Si Todo Este Mundo Es una Proyección del Ego, Los Ángeles También lo Son?

Pregunta: "Hola Nick, hace unos meses te sigo. compre tu libro y realmente es tan interesante toda tu experiencia con el curso de milagros. estoy un poco confundida en un tema, yo creo mucho en los ángeles, mi confusion es: si todo este mundo de la forma es una proyección del ego, los ángeles también lo son? aunque obvio que ellos no son de este mundo, son seres de luz y mensajeros de Dios, al menos eso es lo que aprendi, son mis creencias; no se si te estoy haciendo una pregunta tonta a la cual yo misma me estoy respondiendo. tal vez son una ayuda del Amor para recordarnos en realidad quienes somos? te agradecería infinito me puedas ayudar a salir de esta duda. muchas gracias."

Comentario: Empecemos cuando dices, "...no se si te estoy haciendo una pregunta tonta a la cual yo misma me estoy respondiendo."

No estás haciendo una pregunta tonta. Simplemente estás haciendo una pregunta, y a lo que te invitaría a reflexionar es a hacerte la pregunta, ¿quien es el "yo" que hace preguntas, "tontas" o "inteligentes"? Pues ese es el "yo" que se está deshaciendo.

El Ser no tiene preguntas. Por lo tanto, toda pregunta implica que todavía hay una identificación con un "yo" que seguirá preguntando indefinidamente por cualquier ángulo posible, desde lo "espiritual" hasta lo "no espiritual", no porque en realidad haya una respuesta que le satisfaga, sino que al continuar preguntando en busca de una "respuesta" sigue sosteniendo la identidad de un "yo" separado. ¿Ves la trampa? Por eso Un curso de milagros me recuerda, “Las respuestas que el mundo ofrece no hacen sino suscitar otra pregunta, si bien dejan la primera sin contestar”. T-27.IV.7:4

O el ejemplo que tanto me encanta compartir, cuando el estudiante le pregunta a su maestro, “¿maestro, si practico la meditación se contestarán mis preguntas?” A lo cual el maestro le responde, “no se contestarán ninguna de tus preguntas pero se eliminará el que las está preguntando.” ¿Ves la paradoja?

Sin embargo, dada la gran resistencia que existe a soltar esta identidad "personal", basado en la culpa inconsciente, por lo que nos cuesta tanto unirnos al amor de Dios, este juego de alguien que pregunta y algo o alguien que "contesta" continúa hasta que la mente ya esté lista para el reconocimiento de la verdad. Es ahí cuando se acaba la búsqueda espiritual, o la búsqueda sea cual sea. Ese es el final de las preguntas.

Por esa razón hay un extracto del curso que enfatizó mucho que dice, “Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." W-pI.189.7:5

Por eso, cuando dices, "...yo creo mucho en los ángeles...son seres de luz y mensajeros de Dios, al menos eso es lo que aprendi, son mis creencias;..."

Siempre y cuando sostengas una sola creencia estás identificada con el sistema de pensamientos del ego. El Curso te libera de toda creencia, y es ahi donde la mente está abierta al reconocimiento de la Verdad. Volvamos esta vez al párrafo completo del Curso el cual solo compartí un pequeño extracto:

"Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. No conserves nada. No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." W-pI.189.7:1-5

Habiendo ya clarificado esto, voy ahora a abordar tu inquietud de manera que por lo menos podamos caminar juntos en dirección hacia donde el Curso nos lleva, al desasimiento de la creencia de que el Santo Hijo de Dios se separó de su Padre.

Un niño que tiene miedo a irse a dormir debido a que su hermanito mayor le dijo que un monstruo se lo va a llevar por la noche, aunque eso es sólo una creencia, para el niño es muy real. La mamá, no obstante, reconociendo su temor le inculca otra creencia, tan irreal como la primera, pero que por lo menos le apoya a dormir más tranquilamente. Esa creencia podría ser que mientras él duerme hay ángeles protegiéndolo de manera que no tiene razón por la cual preocuparse, Y como resultado del niño aferrarse a esa nueva creencia, duerme tranquilamente. Eventualmente, según el niño va creciendo y se convierte en un adolescente, está preparado para soltar las dos creencias: la de que el monstruo no existe de la misma manera que los ángeles de los que su mamá les hablaba tampoco.

Del mismo modo, mientras tú crees ser un cuerpo separado, en un mundo de separación, obviamente existe la preocupación, el sufrimiento, en fin, el miedo. Sólo cuando eres consciente de que tu naturaleza es unidad es que las puertas a la paz y al amor se abren. Sin embargo, el recorrido entre mientras te percibes como un "individuo separado" al reconocimiento de tu unidad con Dios, el Espíritu Santo puede tomar muchas formas. Un ejemplo fue un hombre llamado Jesús hace 2000 años atrás. Otro es un libro azul lleno de páginas y palabras que trasmite un mensaje. Para algunas personas podría ser el concepto de ángeles, para otros podría ser la experiencia de tener un gurú, la forma en el que el mensaje se transmite es irrelevante.

Lo que tiende a ocurrir, y es aquí donde quiero hacer hincapié, es que el ego utiliza todos esos mismos conceptos para sostener su identidad. En ese sentido, los ángeles, un gurú, un libro azul llamado Un curso de Milagros, el Bhagabad Gita, o la práctica que sea, puede ser fácilmente utilizada por el ego. Por consiguiente, no estoy diciendo que creer en los ángeles es correcto o incorrecto. Lo que sí te exhorto es que observes en la dirección que estás llevando la mente. Una rendición total a lo-que-es, libre de conceptos, libre de creencias, libre de interpretaciones personales, es todo lo que el Espíritu Santo nos pide para que pueda ser restaurada la paz y la felicidad verdadera.

Por eso repetidamente enfatizó en extractos como estos;

“Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento y ofrecérmelo a mí, yo lo corregiré con gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios.“ T-4.I.4:7

Otra manera de decir lo mismo seria: “Cuando de alguna manera tu paz se vea amenazada o perturbada (cuando me encuentro interpretando, juzgando), afirma lo siguiente: No conozco el significado de nada, incluido esto. No sé, por lo tanto, cómo responder a ello. No me valdré de lo que he aprendido en el pasado para que me sirva de guía ahora." T-14.XI.6:6-9

Otra manera de decir lo mismo seria: "Nada de lo que veo significa nada." W-pI.1

Otra manera de decir lo mismo seria: “Nunca estoy disgustado por la razón que creo.” W-pI.5

Otra manera de decir lo mismo seria: "Lo esencial, sin embargo, es que reconozcas que no sabes nada. El conocimiento es poder y todo poder es de Dios. Tú que has tratado de quedarte con el poder para ti sólo lo has "perdido". Todavía lo tienes, pero has interpuesto tantos obstáculos entre él y tu conciencia de él que no puedes utilizarlo. Todo lo que te has enseñado a ti mismo, ha hecho que seas cada vez menos consciente de tu poder." T-14.XI.1:1-5

Otra manera de decir lo mismo seria: "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.4:1-3

Con que integres una de esas líneas a tu práctica diaria, una sola oración del mensaje del curso, puedes dejar el libro a un lado. Pero de nuevo, como hay tanta resistencia, el libro tiene tantas paginas, para decirte lo mismo una y otra vez.

Por lo tanto, si tú sientes que la creencia en Los ángeles te apoya a experimentar tranquilidad mientras continúas haciendo el trabajo del perdón, no hay nada "incorrecto" con esa decisión. Es simplemente como tu guión se está desenvolviendo. Sólo que de la misma manera que tu guión se desenvuelve observando esas inquietudes, también se a desenvuelto a que hagas esta pregunta y por la razón que sea me encuentre compartiendo un comentario. Sólo que no tomes lo que comparto como la verdad absoluta.

Simplemente son palabras que te invitan a reflexionar. Si sientes que te sirven puedes utilizarlas y ponerlas en práctica. Si sientes que no, simplemente descártalas y continúa por el camino que sientes te sirve de mejor apoyo.

Saturday, July 21, 2018

Para Sanar Hay Que Mirar

"El Espíritu Santo sólo te pide esto: que lleves ante Él todos los secretos que le hayas ocultado. Ábrele todas las puertas y pídele que entre en la oscuridad y la desvanezca con Su luz. Si lo invitas, Él entrará gustosamente. Y llevará la luz a la oscuridad si le franqueas la entrada a ella. Pero Él no puede ver lo que mantienes oculto. Él ve por ti, pero a menos que tú mires con Él, Él no puede ver. La visión de Cristo no es sólo para Él, sino para ti y para Él. Llévale, por lo tanto, todos tus pensamientos tenebrosos y secretos, y contémplalos con Él. Él abriga la luz y tú la oscuridad. Ambas cosas no pueden coexistir cuando las contempláis juntos. Su juicio prevalecerá, y Él te lo ofrecerá cuando unas tu percepción a la Suya." T-14.VII.6:1-11

Comentario: Cuando el miedo se ha apoderado de la mente, todo lo que en realidad está teniendo lugar es un pensamiento. Generalmente cuando sentimos miedo queremos "entregar" al Espíritu Santo ese miedo para sentirnos "mejor" sin siquiera mirar la historia que la mente fabrica para justificar ese miedo, sin siquiera mirar para darnos cuenta que ahi no hay nada. Para que el niño pueda ser convencido de que no existe un monstruo debajo de la cama, por más que se le diga que no existe el monstruo, su creencia subyacente prevalece. Por consiguiente, él necesita mirar debajo de la cama. Pero nunca lo va a hacer sin la ayuda de alguien en el que él pueda confiar. Pues el miedo que el siente, basado en su creencia, lo paraliza. En otras palabras, el niño tiene mas fe en su creencia que en la verdad. El Espíritu Santo representa la verdad, y por consiguiente constantemente se nos pide que lo elijamos a Él como nuestro único Guía

El hecho de que se está experimentando miedo implica que estamos mirando con el sistema de pensamientos del ego. Cuando el pensamiento surge, o la sensación surge, sin siquiera examinarla de frente, el ego ya la ha examinado, la ha juzgado, y la mente aterrorizada lo esconde para no querer mirarlo y poder darse cuenta que es sólo un pensamiento completamente inofensivo.

Mirar con el ego implica darle significado a cualquier pensamiento, analizar cualquier pensamiento o sensación, juzgar en función al sistema de creencias que consciente o inconscientemente sostenemos. Mirar con el Espíritu Santo es simplemente mirar sin juicio. ¡Eso es todo!

Cuando se le quita el juicio al pensamiento o a la sensación, la cordura puede ser restablecida en la mente y el pensamiento o sensación puede ser liberado inmediatamente. No estoy hablando liberado en el sentido de que el pensamiento o la sensación se va. Liberado en el sentido de que ya no nos afecta. Si se queda o no es completamente irrelevante. Sólo que no hay sufrimiento, lo que hay es paz.

Lo que sostiene al sistema de pensamientos del ego son simplemente los miedos escondidos que no hemos querido mirar. Pero como una pelota de aire que por más que queramos sostenerla bajo el agua su naturaleza es empujar y subir a la superficie, al igual que la pelota de aíre, el amor está intentando salir a la superficie, solo que al estar nublada por nuestras creencias subyacente, nuestros miedo, o como el curso les llama, los obstáculos al amor, se experimenta conflicto.

El ego ahora podría interpretar el extracto del curso que compartí al principio y decir, "adéntrate en el inconsciente y empieza a buscar todos tus miedos" Y no es así. Me acuerdo una vez le preguntaron a Francis Lucille si era necesario mirar todos los fantasmas escondidos. Su respuesta fue, "déjalos dormir tranquilamente. Ellos saldrán en su debido momento si es que tienen que salir." El Espíritu Santo simplemente te dice, "permite que ellos salgan en su debido momento, sólo que en el momento que eso tenga lugar, si es que tiene que tener lugar, quiero que los mires Conmigo." (Llévale, por lo tanto, todos tus pensamientos tenebrosos y secretos, y contémplalos con Él." T-14.VII.6:8)

Hay otro extracto del curso que me dice, “Él te exhorta a que lleves todo efecto temible (tus interpretaciones de lo que sientes y de lo que piensas) ante Él para que juntos miréis su descabellada causa y os riáis juntos por un rato (pues reconoces su irrealidad). Tú juzgas los efectos (lo que piensas y lo que sientes), pero Él ha juzgado su causa (la mente que los proyecta). Y mediante Su juicio se eliminan los efectos.” T.VIII.9:1-5

De nuevo, ¿qué implica mirar lo que salga a la superficie con el Espíritu Santo? Que lo hagas sin juicio, sin interpretaciones personales, que por eso se nos recuerda, “Cuando de alguna manera tu paz se vea amenazada o perturbada afirma lo siguiente: NO CONOZCO EL SIGNIFICADO DE NADA, INCLUIDO ESTO. No sé, por lo tanto, cómo responder a ello. No me valdré de lo que he aprendido en el pasado para que me sirva de guía ahora,” T-14.XI.6:6-9

Esa es la practica del perdón. "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. SIMPLEMENTE OBSERVA, ESPERA Y NO JUZGA." W-pII.1.4:1-3

Es imposible mirar los hechos cuando ya de antemano hay una interpretación personal. El Espíritu Santo te dice, "Mira los hechos y deja que Yo me encargue de la interpretación. Mi interpretación te brinda paz, la tuya simplemente te aterroriza." Es por es que hay un extracto del curso que nos dice, (Comprende que no reaccionas a nada directamente, sino a tu propia interpretación de ello. Tu interpretación, por lo tanto, se convierte en la justificación de tus reacciones. T-12.I.1:4-5)

Cuando el curso hace tanto énfasis en el Instante Santo todo lo que nos está diciendo es, "deja a un lado tus interpretaciones." No te está diciendo que no sientas, no te está diciendo que no pienses, simplemente te está diciendo que no juzgues tus pensamientos y sensaciones ni como buenas o malas. Es así como Él hace Su trabajo. Ahora es cuestión de confiar en el proceso. La confianza en el proceso no puede tener lugar si tienes alguna expectativa de cómo "deberías" sentirte o como las cosas "deberían" ser.

Confiar en el proceso implica una aceptación total de lo-que-es. De que lo que esté ocurriendo en cada momento está siendo perfectamente orquestado por el amor mismo para beneficio de la salvación. Es por eso que un curso de Milagros es tan simple. No he dicho que sea "fácil" dada la resistencia, pero simple porque no requiere nada "especial". No hay rituales, solo una rendición total a lo-que-es.

Obviamente, hay un entrenamiento mental. Pero no es un ritual como tal. Es un proceso que te lleva de la mano a través del libro de ejercicios, a tu ritmo, con ciertas pautas a seguir como sugerencias, así la mente se va adiestrando sin demasiada resistencia. Es como un caballo que está siendo adiestrado a seguir un camino. En momentos en el caballo se pone reacio el entrenador no lucha contra él. Simplemente le da un poco de rienda suelta, y luego muy delicadamente lo trae de nuevo al camino.

Igual contigo. Mientras haces los ejercicios, la resistencia saldrá una y otra vez. Sin embargo, se paciente contigo mismo. Se amoroso, se bondadoso. El Espíritu Santo lo es, ¿por qué no tú? Él sabe lo que hace. No es tan complicado como parece. El curso mismo nos dice, "Tú que piensas que este curso es demasiado difícil de aprender, déjame repetirte que para alcanzar una meta tienes que proceder en dirección a ella. Y todo camino que vaya en dirección contraria te impedirá avanzar hacia la meta que te has propuesto alcanzar. Si esto fuese difícil de entender, entonces sería imposible aprender este curso. Mas sólo en ese caso. Pues, de lo contrario, ESTE CURSO ES LA SIMPLE ENSEÑANZA DE LO OBVIO." T-31.IV.7:3-7

Friday, July 20, 2018

¿Que Pasa Con Nuestros Deseos? ¿Debo Dejar de Tenerlos?

Esta pregunta se basa en una nota que postulé titulada: "La Verdadera Felicidad", la cual se puede leer haciendo clic en el siguiente enlace de mi blog:


Pregunta: "Muy poderoso mensaje...me quedé pensando que pasa con nuestros deseos? Debo dejar de tenerlos? Me refiero a nuestra carrera o nuestra pareja... tenemos que dejar de tener expectativas pero anhelos? O como nos proyectamos? Me confundo en esa parte..."

Comentario: Primero que nada no confundas los deseos con expectativas. Deseos son impulsos inconscientes, al igual que pensamientos y sensaciones, que surgen espontáneamente de la conciencia y se disuelven en ella misma. Mientras te percibas como un individuo "separado", deseos, sensaciones, pensamientos, surgirán.

Expectativas no obstante, surgen a raíz de una creencia subyacente que dice que mi felicidad se deriva de que pueda obtener eso que deseo. También surgen de la creencia subyacente que dice que sí puedo controlar mi experiencia puedo experimentar "seguridad". Si surge el deseo de ejercer una carrera, de la misma manera que si surge el deseo de tener una pareja, al no tener expectativas al respecto, estudias para conseguir esa carrera de la misma manera que te brindas la oportunidad de que una relación tenga lugar, la diferencia es que si la carrera no se da o la relación no se da, o sea lo que sea que se desee no se da, no hay sufrimiento.

No obstante, si cualquiera de esos deseos se cumplen, y nuestra felicidad o bienestar sostiene la creencia de que esos deseos cumplidos son la razón por la cual nos sentimos felices, el miedo a perderlos inmediatamente surge. Nos la pasamos ahora toda una vida intentando sostener eso que tanto deseamos. Y como en este mundo nada es permanente, la única constante es que todo cambia, hay una sensación subyacente de miedo constante, que por más que intentemos taparla, ya sea sosteniendo una relación complaciendo a la pareja de forma que no se vaya, o haciendo lo mejor en el trabajo por miedo a ser despedidos, o por miedo a que la empresa no genere ganancia sí es que estamos hablando de nuestra propia empresa, ese miedo se seguirá sosteniendo.

Es por eso que la industria del entretenimiento es tan popular. Y cuando hablo de entretenimiento, estoy hablando de cualquier objeto, inclusive práctica que sea empleada para mantener a la mente distraída. Por eso una vez que escuché a un conferencista compartir en California que la tasa de homicidio más alta que tenía lugar en el condado de los Los Angeles era en una ciudad, no me acuerdo el nombre. Sin embargo, en el mismo condado de Los Angeles, la tasa de suicidio más elevada tenía lugar en Beverly Hills. En otras palabras, individuos que a la vista pública lo tienen todo, el sufrimiento es tan intenso que cuando ninguno de sus deseos cumplidos pueden satisfacer esa sensación de carencia, terminan quitándose la vida.

Volviendo a tu pregunta, el que tengas deseos o no es completamente irrelevante. No es "incorrecto". Es simplemente parte de tu guion, tal y como se va desenvolviendo. Lo importante es el propósito que se le adjudica a esos deseos. Si el propósito es perdonar, cada una de esas experiencias se pondrán en manos de el amor para la liberación de la mente. Sí no obstante, el propósito de cada deseo es derivar placer de ellos, que en realidad es la única razón por la cual la gente los persigue, la mente se mantendrá aprisionada, el sufrimiento será la base subyacente de toda experiencia de vida, y por consiguiente la búsqueda de la paz y la felicidad se convertirá en un objetivo "inalcanzable". Y pongo la palabra inalcanzable entre comillas ya que la liberación está en manos del Espíritu Santo, y eso ya ocurrió. O mejor dicho, la separación nunca sucedió.

El ego utiliza las enseñanzas del curso, las interpreta para hacernos sentir culpables por tener deseos. Así es como el ego se espiritualiza. Sin embargo el curso nos recuerda, “He dicho repetidamente que el Espíritu Santo no quiere privarte de tus relaciones especiales (deseos personales), sino transformarlas.” T-17.IV.2:2

Thursday, July 19, 2018

¿Se Puede Arreglar La Situación Financiera Practicando el Perdón?

Pregunta: "Hola Nick! Soy de Uruguay. Empecé Un curso de milagros, hace muy poquito! !! Me gustaría que me compartieses como hacer el Perdón en área de economía, es ahí donde está ahora mi enfoque , porqué no tengo trabajo y tengo muchas deudas! !!! Gracias UN FUERTE ABRAZO! !!"

Comentario: El tipo de pregunta que estás haciendo es típica de estudiantes que apenas comienzan con este material. Es a lo que se le conoce como la confusión de niveles. La práctica del perdón no es para "arreglar" ninguna situación en esta experiencia física. El perdón es para que la mente sea consciente de que todo esto es un sueño y no puede tener ningún efecto sobre ella.

Intentar poner en práctica el perdón para intentar efectuar un "cambio" en nuestra experiencia física sería el equivalente a intentar traer la verdad a las ilusiones. Es por eso que el curso me recuerda, “Cuando tratas de llevar la verdad ante las ilusiones, estás tratando de hacer que las ilusiones sean reales y de conservarlas justificando tu creencia en ellas. Llevar las fantasías ante la verdad, no obstante, es permitir que la verdad te muestre que las ilusiones son irreales, lo cual te permite entonces liberarte de ellas.” T-17.I.5:4-5

Hay otro extracto que me gusta compartir que nos lleva a ese mismo entendimiento cuando nos dice, “Curar (cambiar) un efecto y no su causa tan sólo puede hacer que el efecto cambie de forma. Y esto no es liberación." T-26.VII.14:2-3

Miremos ese extracto con los paréntesis añadidos; “Curar un efecto (cualquiera que sea la situación en mi mundo que quiera cambiar por otra "diferente" o "mejor") y no su causa (creencia en la separación en la mente) tan sólo puede hacer que el efecto cambie de forma (la situación pueda que cambie de forma). Y esto no es liberación (no es liberación porque todavía creo estar separado de Dios viviendo una experiencia física).” T-26.VII.14:2-3

Por consiguiente, si digamos que tu experiencia financiera cambiase para "mejor", el sufrimiento y el miedo continuaría porque estás partiendo de una premisa que dice mi felicidad y mi paz depende de mi situación financiera. Sin embargo, el cambio de mentalidad que te ofrece Un curso de Milagros es que seas consciente de que tu paz y tu felicidad no depende de tus circunstancias, sean cuales sean.

Cuando me encontraba experimentando una condición financiera que para efectos de el mundo se considera como insuficiente, y al igual que tú, estaba lleno de deudas, nunca utilice Un curso de Milagros para que se "arreglase" nada. Simplemente mientras confiaba de que ese era el guión que me tocaba vivir en ese momento mi enfoque con la práctica del perdón era un cambio de mentalidad.

Permíteme compartir un extracto de mi libro titulado: Lo Que Pasa Cuando Dejas Ir en relación a esa experiencia:

EXTRACTO: "...mientras estaba sintiendo esas emociones, tuve la oportunidad de convertirme en el observador de lo que estaba ocurriendo en mi vida...Yo no estaba negando lo que estaba sintiendo, estaba reconociendo esas emociones por lo que eran..., Curiosamente, la lección de hoy de Un curso de milagros es: Descanso en Dios. Un par de frases de esa lección: "‘Descanso en Dios’. Este pensamiento te brindará el descanso y el sosiego, la paz y la quietud, así como la seguridad y felicidad que buscas. ‘Descanso en Dios’. Este pensamiento tiene el poder de despertar la verdad durmiente en ti que posees la visión que ve más allá de las apariencias hasta esa misma verdad en todo el mundo y en todo lo que existe”. W-pI.109.2:1-4

Así que continué con mi día y, después de soltar la tristeza, di un largo paseo por el parque... Y aunque no lo creas, me sentí muy abundante, independientemente de la situación aparente. En ese momento tuve la oportunidad de tener una idea real de lo que es la verdadera libertad. Es simplemente ser capaz de sentirme abundante, en paz y alegre, independientemente de las aparentes circunstancias. Esta es la lección primordial del Curso: nuestra paz y felicidad no dependen de nuestras circunstancias."

A lo que voy es, respetando y honrando tu experiencia tal y como se te está desenvolviendo, tu problema, aunque en la superficie aparentas ser financiero, en realidad es tu pérdida de paz la cual está vinculada a la creencia subyacente que dice, "soy un individuo separado de Dios y mi sentido de plenitud sólo la experimentaré a raíz de lo que pueda obtener en el mundo."

Ese en sí es el problema que TODO ser humano tiene. Créeme cuando te digo que tu problema no es diferente que el de ningún otro ser humano, aunque en el tuyo se presente a través de una condición financiera, para otros sería una condición de salud, para otros una condición de trabajo, para otros una condición de relación, en fin, para cada uno será el escenario que según ellos crean es la razón por la cual no pueden estar en paz y ser felices.

Por lo tanto, si aprovechas las enseñanzas de Un curso de Milagros, sin permitir que el sistema de pensamientos de el ego las interprete por ti, que es, lo que una vez más, generalmente ocurre, y nos pasa a todos, puedes vivir esa misma experiencia desde otro espacio, aprovechando ese escenario para poner en práctica el perdón tal como el curso te lo enseña cuando nos dice, "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.4:1-3

Según la enseñanza del curso se va integrando, toda experiencia será bienvenida, aunque en un principio no sea muy cómoda, ya que sabes que hay un proceso de sanación teniendo lugar en el cual tú libertad y tu verdadera felicidad podrá ser experimentada. Es por eso que hay un extracto hermosísimo del Libro de Ejercicios cuando nos dice, ”¿qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?" W-135.18:1

Cuando la enseñanza de Un curso de Milagros se va integrando, independientemente de lo que tenga lugar en nuestro guión, podrás vivir en el mundo con una mente milagrosa, lo cual implica, que no importa lo que tenga lugar en el sueño que estamos aparentemente "viviendo", el mismo no tendrá efecto sobre nosotros por el mero hecho de ser conscientes de que somos el soñador del sueño y no el personaje que se cree separado de todo. Por eso el curso nos dice, El milagro establece que estás teniendo un sueño y que su contenido no es real." T-2 8.II.7:1 A eso se le conoce como el sueño feliz. Eres feliz, no porque las circunstancias hayan cambiado, sino porque eres consciente de que es simplemente un sueño.

Aquí es cuando el curso nos recuerda, “Hay una manera de vivir en el mundo que no es del mundo, aunque parezca serlo. No cambias de apariencia, aunque sí sonríes mucho más a menudo. Tu frente se mantiene serena; tus ojos están tranquilos.” W-pI.155.1:1-3

Por consiguiente, volviendo de nuevo a tu inquietud, quería que por lo menos quedase clara la teoría del mensaje del Curso que es puramente NO DUAL, y que no tiene nada que ver con este mundo. Pues de lo contrario se estaría contradiciendo cuando nos dice, “El mundo no existe! Este es el pensamiento básico que el curso pretende enseñar.” W-pI.32.6:2

No obstante, sin desviarme de lo que acabo de compartir, la sugerencia que podría ofrecer es que mientras te rindes completamente a lo-que-es, confiando en el proceso en que la vida te va llevando, hagas lo que te sientas inspirada a hacer en función a lo que podría ser la "resolución" de tu experiencia. Pero hazlo sin espectativa ninguna.

Lo que esto implica es que si te sientes inclinada a buscar un trabajo, que lo hagas pero sin expectativa de que se te vaya a dar. Es como decir, "voy a buscar un trabajo porque es lo que me siento inclinada a hacer, pero si el trabajo no se da no me voy a preocupar porque sé que el que está cargo es el amor mismo, y si no consigo trabajo es porque esa es la voluntad del amor. Esa en realidad es la actitud que estamos empezando a tomar mientras aparentamos "vivir" en este mundo.

Mientras yo tenía dificultades financieras hubieron momentos que me sentí inspirado a buscar trabajo al igual que no. Y cuando en ocasiones lo conseguí, aunque ese trabajo fuese temporal, cuando ya ese trabajo no tenía que ser parte de mi vida el mismo se terminaba, ya sea porque fuese un contrato temporal, o porque ya la compañía no me necesitaba. Y los momentos intermedios, y también mientras tenía esos trabajos, los utilizaba para profundizar en la paz de Dios como lo más importante en mi vida. En otras palabras, los utilizaba para perdonar. Una vez más, no para "arreglar" nada en mi mundo, sino para restablecer la paz en mi mente, y de ahí confiar en el próximo paso que se supone que tenga que dar.

Y te puedo decir que esa actitud no ha cambiado en mi vida en lo absoluto. En este momento reconozco que contestar a esta pregunta no es algo que "yo" estoy "haciendo". Es simplemente algo que se está haciendo a través de mí. Y vivo mi vida observando como se va desenvolviendo sin siquiera saber que tendrá lugar en mi "futuro".

Por lo tanto, tú y yo no estamos en lugares "diferentes", independientemente de que tu condición sea financiera y la mía la que sea. Estamos en el mismo lugar. Esto es un sueño y ningún escenario "difiere" de otros. Por eso el curso claramente establece que no hay jerarquía de ilusiones como se nos recuerda en el siguiente extracto, "La primera ley caótica es que la verdad es diferente para cada persona. Al igual que todos estos principios, éste mantiene que cada cual es un ente separado, con su propia manera de pensar que lo distingue de los demás. Este principio procede de LA CREENCIA EN UNA JERARQUÍA DE ILUSIONES: de que algunas son más importantes que otras, y, por lo tanto, más reales." T-23.II.2:1-3

El milagro para ti al igual que para mí es el mismo. Que nuestra paz y felicidad no depende de circunstancias sino que de un cambio de mentalidad. Eso es lo que el perdón nos ofrece. Por lo tanto, recordemos "juntos" que nuestra única función es perdonar. De nuevo, no para que nuestras te circunstancias o escenarios "cambien", sino que para recordar que, "En Dios estás en tu hogar, soñando con el exilio, pero siendo perfectamente capaz de despertar a la realidad:" T-10.I.2:1

Wednesday, July 18, 2018

La Verdadera Felicidad

Cada momento presente representa un escenario que la vida me presenta lo cual está completamente fuera de mi control. Si hay un juicio alrededor de esa experiencia es que se abre la puerta al sufrimiento.

Una mente clara, una mente perdonadora, simplemente observa la experiencia, despojándola de todo significado, de toda etiqueta, de toda proyección sobre el futuro, y vive la experiencia tal y como la misma se presenta. "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa (es testigo), espera y no juzga," W-pII.1.4:1-3 Está en paz con lo que es.

Lo que ocurre es que al haber una fuerte identificación con un "yo" (ego), y ese es el que sufre dado que ese es el que tiene expectativas, el que quiere "controlar", el que desea objetos, experiencias, el que quiere que las cosas vayan de na manera u otra en función a la creencia de que su felicidad depende de ello, no está abierto a una aceptación total de lo-que-es (a una rendición total).

Lo que estamos aprendiendo con la práctica del perdón es la liberación de todo sufrimiento, la paz que sobrepasa todo entendimiento. Y que la misma tiene lugar cuando la identificación con el "yo" que me creo ser se va debilitando. Siempre y cuando haya una identificación fuerte con este "yo", que es el que se percibe separado de todo, la creencia en la carencia, la creencia de que algo le falta no le permitirá rendirse completamente a lo-que-es ya que cree que el mundo tiene algo de valor que pueda hacerle sentir completo, que pueda hacerle feliz.

Una vez que uno ha tenido suficientes experiencias en el mundo en el que finalmente toma conciencia de que ningún objeto, ninguna experiencia, ninguna meta tiene el poder de hacerle feliz, solo ofrecerle un placer temporal, es que la mente empieza abrirse a explorar la posibilidad de que una rendición total puede brindarle lo que a raíz de todo su esfuerzo anterior nunca pudo obtener, y es esa paz permanente que tanto desea, donde ya no hay sufrimiento.

Cuando eso está claro en la mente, que no es que no haya deseo de controlar nada sino que toma uno consciencia de que no puede controlar nada, la apertura al proceso del desasimiento de este "yo" (ego) comienza. Esta etapa en principio se puede experimentar como muy dolorosa. Pero no es porque así lo sea, tal como el curso nos recuerda, "En primer lugar, tienen que pasar por lo que podría calificarse como un "período de des-hacimiento". Ello no tiene por qué ser doloroso, aunque normalmente lo es." M-4.I.A.3:1-2.

Se experimenta dolorosa porque está el residuo, la nostalgia, la creencia de que la felicidad proviene de lo que el mundo me ofrezca ya que sigue habiendo una identificaron con este "yo", y aunque intelectualmente sé que no es así por lo que ya no hay interés en buscar nada en el mundo, psicológica y emocionalmente esa creencia está firmemente impregnada en el inconsciente.

Por lo tanto, en la superficie se experimenta como que hay una sensación de sacrificio, de pérdida de algo, pero una vez más, como ya sabemos que no es así, ese dolor, esa incertidumbre son las intensas capas de nubes de culpa que se tienen que ir atravesando hasta que la paz se va asentando más y más en la mente, no como un entendimiento intelectual, sino como una experiencia completamente aceptada.

Es por eso que cuando se habla de una rendición total a lo-que-es, no es algo que se hace con la mente con el propósito de adquirir una experiencia específica, la cual en este caso sería sentirme "mejor". Es una aceptación y rendición total a través del cual esta idea del "yo" se va deshaciendo en la mente. Para el ego eso es una experiencia de muerte, mientras que para la mente es una experiencia de completar liberación. Pues recordemos que toda experiencia de aprisionamiento para la mente radica en haberla limitado a la creencia de un "yo" separado.

Dado ese el caso, la práctica es muy simple. No deseo nada que este mundo me puedo ofrecer. Mi único deseo es estar en paz con lo-que-es en cada momento. Por consiguiente, por el resto de "mi existencia" en este cuerpo, recordar estas cinco palabras; que se haga Su Voluntad.

Lo curioso del caso es que Su Voluntad es la que ¡siempre se ha estado haciendo! En ese sentido, una rendición total a lo-que-es, no es para que se haga Su Voluntad. Una rendición total a lo-que-es, es para observar como Su Voluntad, de nuevo, es la que ¡siempre se está haciendo!

Mi "voluntad personal", que no existe, no es la que elige escribir estas palabras. Si estas palabras se están escribiendo, es porque esa es Su Voluntad. Sólo cuando tengo expectativas al respecto es que "aparenta" como que tengo ahora una "voluntad personal" a la de Dios. En cada momento estoy observando Su Voluntad haciéndose a través de mí. Y si no juzgo ninguna de mis experiencias, ninguno de los escenarios que la vida presenta como buenos o malos, correctos o incorrectos, deseables o indeseables, sin idea de lo que me gustaría o no tener, sin creencias de cómo las cosas deberían o no ser, no hay sufrimiento, estoy en paz con lo-que-es, y esa es la verdadera felicidad.

Friday, July 13, 2018

Ser el Testigo Versus Observar

"Lo contrario a ser testigo es observar. En la observación hay un observador individual que es el ego, el "yo". Cuando hay un "individuo" que observa algo, es la naturaleza de la programación del organismo cuerpo-mente, que el individuo cree ser, juzgar. Por consiguiente la observación de un observador casi siempre va acompañada de juicio. Y el juicio significa felicidad o infelicidad.

Cuando simplemente se es testigo de lo-que-es, no hay un testigo individual, por lo tanto no hay juicio.

Un ejemplo perfecto de ser el testigo es un bebé, un bebé que acaba de despertarse. El bebé es testigo de todo y está interesado. La mirada del bebé no está en blanco, más bien no hay juicio. El ser testigo de lo-que-es es impersonal porque no hay un testigo individual. La observación no obstante, es personal y, por lo tanto, existe un juicio."
-Ramesh Balsekar

Comentario: Cuando Un curso de Milagros habla de reconocer que no sabemos nada, que no conozco el significado de nada, es su manera de llevar a la mente que asuma una posición de testigo en vez de observadora. Es una forma de contemplar, donde toda interpretación se deja a un lado. No hay juicio, no hay historias, no hay etiquetas. Simplemente lo-que-es.

Sin embargo, al haber una identificación tan profunda con este "yo" individual que me creo ser, los juicios, las etiquetas, las interpretaciones surgen automáticamente. Es como el ejemplo de un ordenador (computadora), que cuando presionas cierta tecla se produce un resultado. Pero presionar esa tecla NO ES lo que produce el resultado. La tecla al igual que el resultado son completamente independientes. Lo que hace que al apretar esa tecla se produzca ese resultado específico es la programación que está detrás.

En ese sentido, una vez se erradica esa programación, por más que se apriete esa tecla, el resultado no podrá tener lugar. En ese sentido, el perdón es el equivalente a posicionar la mente como testigo, libre de interpretaciones, libre de juicios, libre de etiquetas, para que de esa manera la programación se vaya deshaciendo. "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa (es testigo), espera y no juzga," W-pII.1.4:1-3

Con la des-programación se va deshaciendo la identificación con el "yo", y por consiguiente la observación se cae por su propio peso al no haber un "yo" que observa. Al igual que con el ejemplo del bebé, es testigo de lo-que-es, libre de juicios, libre de interpretaciones, libre de etiquetas, y en función a ello la mente se mantiene en paz.

Recordemos que el UNICO "problema" es la identificación con un "yo" (ego). Y es por eso que todas las preguntas que se me hacen relacionadas a "problemas personales", de una forma u otra buscan una "solución", pasando completamente por alto que el problema no está donde creemos que está, ni es lo que creemos que es.

No importa que forma el problema aparente adoptada, la "solución" es siempre la misma. Observemos que puse en la palabra solución entre comillas porque no estamos hablando de solución específica a ningún problema específico. La solución de la que estoy hablando el el reconocimiento de que no soy este personaje separado. Con ese simple reconocimiento, al convertirme ahora en el testigo de lo-que-es, experiencias tienen lugar, sensaciones tienen lugar, imágenes tienen lugar, y sin historias alrededor de ello lo que se experimenta es paz interior.

Por eso se nos recuerda, una y otra vez, de tantas formas diferente, con juegos de palabras diferentes, lo siguiente:

“Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento y ofrecérmelo a mí, yo lo corregiré con gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios.“ T-4.I.4:7

Otra manera de decir lo mismo seria: “Cuando de alguna manera tu paz se vea amenazada o perturbada (cuando me encuentro interpretando, juzgando), afirma lo siguiente: No conozco el significado de nada, incluido esto. No sé, por lo tanto, cómo responder a ello. No me valdré de lo que he aprendido en el pasado para que me sirva de guía ahora." T-14.XI.6:6-9

Otra manera de decir lo mismo seria: "Nada de lo que veo significa nada." W-pI.1

Otra manera de decir lo mismo seria: “Nunca estoy disgustado por la razón que creo.” W-pI.5

Otra manera de decir lo mismo seria: "Lo esencial, sin embargo, es que reconozcas que no sabes nada. El conocimiento es poder y todo poder es de Dios. Tú que has tratado de quedarte con el poder para ti sólo lo has "perdido". Todavía lo tienes, pero has interpuesto tantos obstáculos entre él y tu conciencia de él que no puedes utilizarlo. Todo lo que te has enseñado a ti mismo, ha hecho que seas cada vez menos consciente de tu poder." T-14.XI.1:1-5

Y si sigo enumerando extractos mejor te envío el Curso completo pues en cada oración está siempre diciendo lo mismo. Solo cuando creo ser un "yo" separado es que el curso aparenta ser algo difícil de comprender.

Pero cuando ya puedo empezar a descansar en lo-que -es (momento presente, Instante Santo), reconociendo que el Curso me recuerda una y otra vez la naturaleza de lo que soy, sin confundir los niveles, hace perfecto sentido cuando el curso mismo me recuerda; "Tú que piensas que este curso es demasiado difícil de aprender, déjame repetirte que para alcanzar una meta tienes que proceder en dirección a ella (la Verdad), no en dirección contraria (seguir sosteniendo la idea de un "yo"). Y todo camino que vaya en dirección contraria te impedirá avanzar hacia la meta que te has propuesto alcanzar. Si esto fuese difícil de entender, entonces sería imposible aprender este curso. Mas sólo en ese caso. Pues, de lo contrario, ESTE CURSO ES LA SIMPLE ENSEÑANZA DE LO OBVIO." T-31.IV.7:3-7

Sin embargo, como hay una resistencia tan grande, utilizamos ahora el tiempo y espacio para deshacer ese condicionamiento mental, ese programa. Por eso el Curso me recuerda, "Todos los días deberían consagrarse a los milagros. El propósito del tiempo es que aprendas a usarlo de forma constructiva. El tiempo es, por lo tanto, un recurso de enseñanza y un medio para alcanzar un fin. El tiempo cesará cuando ya no sea útil para facilitar el aprendizaje." T-1.I.15:1-4

Y el deshacer, el des-programar, no lo hacemos "nosotros" (GRACIAS A DIOS). Por eso se me recuerda; “Deshacer no es tu función, pero sí depende de ti el que le des la bienvenida o no.“ T-21.II.8:5

Darle la bienvenida implica que con un corazón abierto, en cada instante recordar, "que se haga Tu Voluntad", confiando en que Su Voluntad es siempre mejor que lo mía. Que se haga Tu Voluntad no es "pedir" por nada, ni que las cosas sean diferentes de como son. Eso sería resistencia a lo-que-es. Eso sería juzgar, eso sería observar en vez de ser testigo de lo-que-es.

Que se haga Tu Voluntad es confiar plenamente que sea lo que sea que esté teniendo lugar, libre de juicios, libre de interpretaciones (ser testigo de lo-que-es), es tomar consciencia de que, "Qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir; es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?" W-pI.135.18:1-2

Thursday, July 12, 2018

Cuando Su Pareja La Trata Mal

Pregunta: "Estuve en una relación de pareja, ya no, pero mi pregunta va en relación a que el curso dice que lo que veo en mi hermano es lo que pongo en él, pero por mas fuerza que haga no puedo cambiar esa percepción que tengo del otro cuando el otro se me termina volviendo dañino, aunque se que eso no podría estar pasando y no existiese. Pero no puedo verlo de otra manera, una persona que me hace mal, estar con él me hace mal, siempre busca hacerme sentir culpable. Y justo mi lección de hoy es, "que no vea ninguna limitación en mi. Y que vea a mi hermano en su santidad", y no puedo hacerlo."

Comentario: Lo que veo con tu pregunta es mi obvio, tú crees que el curso te está hablando a "ti" como persona diciendo que no veas invitaciones en "ti". Sin embargo, lo que no te das cuenta es que tu misma eres la limitación. El cuerpo, el personaje "yo", es la limitación a la Totalidad.

No obstante, vamos a mirar un poquito tu dilema desde la condición mas "humana". En tu caso empezaré por lo básico. Al percibirte como algo separado de la Totalidad, separado de Dios, te experimentas limitada, carente. Esa es la limitación. Entonces buscas en el mundo a alguien que de alguna manera te "complete". Ese es el amor en ti que no deseas reconocer y lo buscas "fuera".

Sin embargo, con el deseo de encontrar a alguien que te "complete", traes la culpa inconsciente, el deseo de sentirte como víctima, y la vida te pone con una persona que corrobora ese sentido de victimismo que inconscientemente sostienes. A raíz de su comportamiento hacia tí es como corroboras esa creencia que dice que no mereces ser una persona amada.

Si observas que en tu pregunta dices, "...cuando el otro se me termina volviendo dañino,..., una persona que me hace mal, estar con él me hace mal, siempre busca hacerme sentir culpable."

Toda esa culpa la diriges hacia "fuera", hacia el "otro", pasando completamente por alto que ese "otro" es una proyección, un espejo que simplemente de una forma u otra representa la manera en que tu crees deberías ser tratada. Un curso de milagros me recuerda,  "El secreto de la salvación no es sino éste: que eres tú el que se está haciendo todo esto a sí mismo....Pues no reaccionarías en absoluto ante las figuras de un sueño si supieses que eres tú el que lo está soñando. No importa cuán odiosas y cuán depravadas sean, no podrían tener efectos sobre ti a no ser que no te dieses cuenta de que se trata tan sólo de tu propio sueño." T-27.VIII.10:1-2..4-6

Y como no puedes reconocer la limitación que has puesto ante el amor, la proyectas hacia un "otro". Volviendo a tu pregunta, cuando el curso te va llevando a reconocer que no veas limitaciones en ti, que sería exactamente lo mismo que decir no veas limitaciones en el otro, simplemente busca la manera de llevar la mente a un espacio en el que si dejas de ver las limitaciones en uno, dado que tú y él son parte de la misma mente, inmediatamente se erradican las limitaciones en el otro.

El único problema que tienes, y te entiendo perfectamente debido a que ese es el único problema que todos comparten, es que mientras quieras seguir sosteniendo la creencia de que eres un cuerpo y por consiguiente buscar en el mundo la felicidad, intentarás aplicar el curso a tu persona en vez de a la mente que te está soñando a ti, que es ahí hacia donde el curso va dirigido.

Si después de tanto dolor y tanto sufrimiento sientes que estás lista para elegir la paz de Dios sobre todas las cosas, aunque la lección te habla de no ver limitaciones en ti ni en tu hermano, sigue habiendo una identificación muy fuerte con tu persona. En ese sentido, y sólo te voy a hablar de como lo vivo, sin pretender que mi manera es la "única" o la "correcta", se me ha facilitado más la práctica diaria de momentos de quietud y rendición total. En esos espacios, de una forma abierta y humilde mantengo este recordatorio constante, "que se haga Tú Voluntad.

Luego confió en que la vida poco a poco me dirige en dirección a recursos al igual que cualquier apoyo que sea necesario de manera que la paz y el amor que soy se pueda revelar a través de mi. Esa actitud me ayuda a unirme a todos mis hermanos, lo cual sirve de práctica para entonces poder unirme a ésos hermanos que siento mas dificulta en unirme.

Así poco a poco, según la mente es transformada, la paz empieza a tener prioridad y el desapego al mundo comienza. De ahí en adelante, recordando mi propósito el cual es perdonar, abordo cualquier experiencia que tenga lugar, trabajo, relación, familia, salud, etcétera, con el propósito de profundizar en el perdón y no de adquirir nada de ello.

Recuerda que que tu deseo por una relación de pareja provenía de lo que querías obtener de ella. Esa es en sí la base del típico "enamoramiento" que dice, "tu tienes algo que yo deseo, y en cambio yo te voy a dar eso que tú deseas." Esa es la base para todo conflicto y sufrimiento debido que, aun si la persona te diese lo que desees en un principio, como la naturaleza de el deseo es temporal, y por ende la naturaleza del ser humano es que constantemente cambia, al tus expectativas no ser cumplidas ni las de tu pareja, ahi comienza el ataque y el resentimiento.

Si no aprendes que ninguna relación, o para efectos, nada de el mundo te puede hacer feliz, si esa relación infernal termina deshaciéndose, como en el caso tuyo, toda esa programación que trajiste a esa relación te la llevarás contigo la próxima. Y el círculo vicioso comienza una vez más.

Estas palabras que acabo de compartir no son motivo para que te sientas desilusionada. ¡Todo lo contrario! Son para hacerte consciente de manera que ahora utilices este espacio donde no estás en relación con pareja para que descanses más en la paz de Dios en ti. De esa manera, al tener clara cuál es tu propósito, el cual es perdonar, estarás en una mejor posición para que si una relación de pareja tiene lugar en tu vida, puedas entonces relacionarte desde otro espacio, desde el amor en vez de desde el miedo.

Y como todo, esa relación, al igual que toda relación, te brindarán las oportunidades de perdón necesarias de manera que puedas liberarte de todo miedo. Cuando ese propósito está firmemente establecido, cualquier experiencia que tenga lugar en cualquier relación es bienvenida.

En resumen, reconoce que la gente te trata como a un nivel más profundo te tratas a ti misma. Todo eso viene de la creencia subyacente de que Dios nos va castigar, o que nos está castigando, o que merecemos castigo. El Espíritu Santo intenta constantemente recordarte de que eres inocente, de que el amor de Dios está arropándote constantemente para que según puedas aceptar eso en ti, ese amor que sientes por ti misma se extenderá a todas y cada una de tus relaciones.

Así que entrégate al silencio en este y cada momento y confía en tu proceso. Haz las lecciones del curso sin intentar intelectualizarlas, recordando que las mismas van dirigida a esa parte de la mente que se percibe separada y no a ti (a la persona) y el mensaje se seguirá asentando más.

Por algo el curso nos dice, "Recuerda solamente esto: no tienes que creer en las ideas, no tienes que aceptarlas y ni siquiera tienes que recibirlas con agrado. Puede que hasta te opongas vehementemente a algunas de ellas. Nada de eso importa, ni disminuye su eficacia. Pero no hagas excepciones al aplicar las ideas expuestas en el libro de ejercicios. Sean cuales sean tus reacciones hacia ellas, úsalas. No se requiere nada más" W-pI.In.9:1-6