Friday, July 13, 2018

Ser el Testigo Versus Observar

"Lo contrario a ser testigo es observar. En la observación hay un observador individual que es el ego, el "yo". Cuando hay un "individuo" que observa algo, es la naturaleza de la programación del organismo cuerpo-mente, que el individuo cree ser, juzgar. Por consiguiente la observación de un observador casi siempre va acompañada de juicio. Y el juicio significa felicidad o infelicidad.

Cuando simplemente se es testigo de lo-que-es, no hay un testigo individual, por lo tanto no hay juicio.

Un ejemplo perfecto de ser el testigo es un bebé, un bebé que acaba de despertarse. El bebé es testigo de todo y está interesado. La mirada del bebé no está en blanco, más bien no hay juicio. El ser testigo de lo-que-es es impersonal porque no hay un testigo individual. La observación no obstante, es personal y, por lo tanto, existe un juicio."
-Ramesh Balsekar

Comentario: Cuando Un curso de Milagros habla de reconocer que no sabemos nada, que no conozco el significado de nada, es su manera de llevar a la mente que asuma una posición de testigo en vez de observadora. Es una forma de contemplar, donde toda interpretación se deja a un lado. No hay juicio, no hay historias, no hay etiquetas. Simplemente lo-que-es.

Sin embargo, al haber una identificación tan profunda con este "yo" individual que me creo ser, los juicios, las etiquetas, las interpretaciones surgen automáticamente. Es como el ejemplo de un ordenador (computadora), que cuando presionas cierta tecla se produce un resultado. Pero presionar esa tecla NO ES lo que produce el resultado. La tecla al igual que el resultado son completamente independientes. Lo que hace que al apretar esa tecla se produzca ese resultado específico es la programación que está detrás.

En ese sentido, una vez se erradica esa programación, por más que se apriete esa tecla, el resultado no podrá tener lugar. En ese sentido, el perdón es el equivalente a posicionar la mente como testigo, libre de interpretaciones, libre de juicios, libre de etiquetas, para que de esa manera la programación se vaya deshaciendo. "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa (es testigo), espera y no juzga," W-pII.1.4:1-3

Con la des-programación se va deshaciendo la identificación con el "yo", y por consiguiente la observación se cae por su propio peso al no haber un "yo" que observa. Al igual que con el ejemplo del bebé, es testigo de lo-que-es, libre de juicios, libre de interpretaciones, libre de etiquetas, y en función a ello la mente se mantiene en paz.

Recordemos que el UNICO "problema" es la identificación con un "yo" (ego). Y es por eso que todas las preguntas que se me hacen relacionadas a "problemas personales", de una forma u otra buscan una "solución", pasando completamente por alto que el problema no está donde creemos que está, ni es lo que creemos que es.

No importa que forma el problema aparente adoptada, la "solución" es siempre la misma. Observemos que puse en la palabra solución entre comillas porque no estamos hablando de solución específica a ningún problema específico. La solución de la que estoy hablando el el reconocimiento de que no soy este personaje separado. Con ese simple reconocimiento, al convertirme ahora en el testigo de lo-que-es, experiencias tienen lugar, sensaciones tienen lugar, imágenes tienen lugar, y sin historias alrededor de ello lo que se experimenta es paz interior.

Por eso se nos recuerda, una y otra vez, de tantas formas diferente, con juegos de palabras diferentes, lo siguiente:

“Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento y ofrecérmelo a mí, yo lo corregiré con gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios.“ T-4.I.4:7

Otra manera de decir lo mismo seria: “Cuando de alguna manera tu paz se vea amenazada o perturbada (cuando me encuentro interpretando, juzgando), afirma lo siguiente: No conozco el significado de nada, incluido esto. No sé, por lo tanto, cómo responder a ello. No me valdré de lo que he aprendido en el pasado para que me sirva de guía ahora." T-14.XI.6:6-9

Otra manera de decir lo mismo seria: "Nada de lo que veo significa nada." W-pI.1

Otra manera de decir lo mismo seria: “Nunca estoy disgustado por la razón que creo.” W-pI.5

Otra manera de decir lo mismo seria: "Lo esencial, sin embargo, es que reconozcas que no sabes nada. El conocimiento es poder y todo poder es de Dios. Tú que has tratado de quedarte con el poder para ti sólo lo has "perdido". Todavía lo tienes, pero has interpuesto tantos obstáculos entre él y tu conciencia de él que no puedes utilizarlo. Todo lo que te has enseñado a ti mismo, ha hecho que seas cada vez menos consciente de tu poder." T-14.XI.1:1-5

Y si sigo enumerando extractos mejor te envío el Curso completo pues en cada oración está siempre diciendo lo mismo. Solo cuando creo ser un "yo" separado es que el curso aparenta ser algo difícil de comprender.

Pero cuando ya puedo empezar a descansar en lo-que -es (momento presente, Instante Santo), reconociendo que el Curso me recuerda una y otra vez la naturaleza de lo que soy, sin confundir los niveles, hace perfecto sentido cuando el curso mismo me recuerda; "Tú que piensas que este curso es demasiado difícil de aprender, déjame repetirte que para alcanzar una meta tienes que proceder en dirección a ella (la Verdad), no en dirección contraria (seguir sosteniendo la idea de un "yo"). Y todo camino que vaya en dirección contraria te impedirá avanzar hacia la meta que te has propuesto alcanzar. Si esto fuese difícil de entender, entonces sería imposible aprender este curso. Mas sólo en ese caso. Pues, de lo contrario, ESTE CURSO ES LA SIMPLE ENSEÑANZA DE LO OBVIO." T-31.IV.7:3-7

Sin embargo, como hay una resistencia tan grande, utilizamos ahora el tiempo y espacio para deshacer ese condicionamiento mental, ese programa. Por eso el Curso me recuerda, "Todos los días deberían consagrarse a los milagros. El propósito del tiempo es que aprendas a usarlo de forma constructiva. El tiempo es, por lo tanto, un recurso de enseñanza y un medio para alcanzar un fin. El tiempo cesará cuando ya no sea útil para facilitar el aprendizaje." T-1.I.15:1-4

Y el deshacer, el des-programar, no lo hacemos "nosotros" (GRACIAS A DIOS). Por eso se me recuerda; “Deshacer no es tu función, pero sí depende de ti el que le des la bienvenida o no.“ T-21.II.8:5

Darle la bienvenida implica que con un corazón abierto, en cada instante recordar, "que se haga Tu Voluntad", confiando en que Su Voluntad es siempre mejor que lo mía. Que se haga Tu Voluntad no es "pedir" por nada, ni que las cosas sean diferentes de como son. Eso sería resistencia a lo-que-es. Eso sería juzgar, eso sería observar en vez de ser testigo de lo-que-es.

Que se haga Tu Voluntad es confiar plenamente que sea lo que sea que esté teniendo lugar, libre de juicios, libre de interpretaciones (ser testigo de lo-que-es), es tomar consciencia de que, "Qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir; es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?" W-pI.135.18:1-2

Thursday, July 12, 2018

Cuando Su Pareja La Trata Mal

Pregunta: "Estuve en una relación de pareja, ya no, pero mi pregunta va en relación a que el curso dice que lo que veo en mi hermano es lo que pongo en él, pero por mas fuerza que haga no puedo cambiar esa percepción que tengo del otro cuando el otro se me termina volviendo dañino, aunque se que eso no podría estar pasando y no existiese. Pero no puedo verlo de otra manera, una persona que me hace mal, estar con él me hace mal, siempre busca hacerme sentir culpable. Y justo mi lección de hoy es, "que no vea ninguna limitación en mi. Y que vea a mi hermano en su santidad", y no puedo hacerlo."

Comentario: Lo que veo con tu pregunta es mi obvio, tú crees que el curso te está hablando a "ti" como persona diciendo que no veas invitaciones en "ti". Sin embargo, lo que no te das cuenta es que tu misma eres la limitación. El cuerpo, el personaje "yo", es la limitación a la Totalidad.

No obstante, vamos a mirar un poquito tu dilema desde la condición mas "humana". En tu caso empezaré por lo básico. Al percibirte como algo separado de la Totalidad, separado de Dios, te experimentas limitada, carente. Esa es la limitación. Entonces buscas en el mundo a alguien que de alguna manera te "complete". Ese es el amor en ti que no deseas reconocer y lo buscas "fuera".

Sin embargo, con el deseo de encontrar a alguien que te "complete", traes la culpa inconsciente, el deseo de sentirte como víctima, y la vida te pone con una persona que corrobora ese sentido de victimismo que inconscientemente sostienes. A raíz de su comportamiento hacia tí es como corroboras esa creencia que dice que no mereces ser una persona amada.

Si observas que en tu pregunta dices, "...cuando el otro se me termina volviendo dañino,..., una persona que me hace mal, estar con él me hace mal, siempre busca hacerme sentir culpable."

Toda esa culpa la diriges hacia "fuera", hacia el "otro", pasando completamente por alto que ese "otro" es una proyección, un espejo que simplemente de una forma u otra representa la manera en que tu crees deberías ser tratada. Un curso de milagros me recuerda,  "El secreto de la salvación no es sino éste: que eres tú el que se está haciendo todo esto a sí mismo....Pues no reaccionarías en absoluto ante las figuras de un sueño si supieses que eres tú el que lo está soñando. No importa cuán odiosas y cuán depravadas sean, no podrían tener efectos sobre ti a no ser que no te dieses cuenta de que se trata tan sólo de tu propio sueño." T-27.VIII.10:1-2..4-6

Y como no puedes reconocer la limitación que has puesto ante el amor, la proyectas hacia un "otro". Volviendo a tu pregunta, cuando el curso te va llevando a reconocer que no veas limitaciones en ti, que sería exactamente lo mismo que decir no veas limitaciones en el otro, simplemente busca la manera de llevar la mente a un espacio en el que si dejas de ver las limitaciones en uno, dado que tú y él son parte de la misma mente, inmediatamente se erradican las limitaciones en el otro.

El único problema que tienes, y te entiendo perfectamente debido a que ese es el único problema que todos comparten, es que mientras quieras seguir sosteniendo la creencia de que eres un cuerpo y por consiguiente buscar en el mundo la felicidad, intentarás aplicar el curso a tu persona en vez de a la mente que te está soñando a ti, que es ahí hacia donde el curso va dirigido.

Si después de tanto dolor y tanto sufrimiento sientes que estás lista para elegir la paz de Dios sobre todas las cosas, aunque la lección te habla de no ver limitaciones en ti ni en tu hermano, sigue habiendo una identificación muy fuerte con tu persona. En ese sentido, y sólo te voy a hablar de como lo vivo, sin pretender que mi manera es la "única" o la "correcta", se me ha facilitado más la práctica diaria de momentos de quietud y rendición total. En esos espacios, de una forma abierta y humilde mantengo este recordatorio constante, "que se haga Tú Voluntad.

Luego confió en que la vida poco a poco me dirige en dirección a recursos al igual que cualquier apoyo que sea necesario de manera que la paz y el amor que soy se pueda revelar a través de mi. Esa actitud me ayuda a unirme a todos mis hermanos, lo cual sirve de práctica para entonces poder unirme a ésos hermanos que siento mas dificulta en unirme.

Así poco a poco, según la mente es transformada, la paz empieza a tener prioridad y el desapego al mundo comienza. De ahí en adelante, recordando mi propósito el cual es perdonar, abordo cualquier experiencia que tenga lugar, trabajo, relación, familia, salud, etcétera, con el propósito de profundizar en el perdón y no de adquirir nada de ello.

Recuerda que que tu deseo por una relación de pareja provenía de lo que querías obtener de ella. Esa es en sí la base del típico "enamoramiento" que dice, "tu tienes algo que yo deseo, y en cambio yo te voy a dar eso que tú deseas." Esa es la base para todo conflicto y sufrimiento debido que, aun si la persona te diese lo que desees en un principio, como la naturaleza de el deseo es temporal, y por ende la naturaleza del ser humano es que constantemente cambia, al tus expectativas no ser cumplidas ni las de tu pareja, ahi comienza el ataque y el resentimiento.

Si no aprendes que ninguna relación, o para efectos, nada de el mundo te puede hacer feliz, si esa relación infernal termina deshaciéndose, como en el caso tuyo, toda esa programación que trajiste a esa relación te la llevarás contigo la próxima. Y el círculo vicioso comienza una vez más.

Estas palabras que acabo de compartir no son motivo para que te sientas desilusionada. ¡Todo lo contrario! Son para hacerte consciente de manera que ahora utilices este espacio donde no estás en relación con pareja para que descanses más en la paz de Dios en ti. De esa manera, al tener clara cuál es tu propósito, el cual es perdonar, estarás en una mejor posición para que si una relación de pareja tiene lugar en tu vida, puedas entonces relacionarte desde otro espacio, desde el amor en vez de desde el miedo.

Y como todo, esa relación, al igual que toda relación, te brindarán las oportunidades de perdón necesarias de manera que puedas liberarte de todo miedo. Cuando ese propósito está firmemente establecido, cualquier experiencia que tenga lugar en cualquier relación es bienvenida.

En resumen, reconoce que la gente te trata como a un nivel más profundo te tratas a ti misma. Todo eso viene de la creencia subyacente de que Dios nos va castigar, o que nos está castigando, o que merecemos castigo. El Espíritu Santo intenta constantemente recordarte de que eres inocente, de que el amor de Dios está arropándote constantemente para que según puedas aceptar eso en ti, ese amor que sientes por ti misma se extenderá a todas y cada una de tus relaciones.

Así que entrégate al silencio en este y cada momento y confía en tu proceso. Haz las lecciones del curso sin intentar intelectualizarlas, recordando que las mismas van dirigida a esa parte de la mente que se percibe separada y no a ti (a la persona) y el mensaje se seguirá asentando más.

Por algo el curso nos dice, "Recuerda solamente esto: no tienes que creer en las ideas, no tienes que aceptarlas y ni siquiera tienes que recibirlas con agrado. Puede que hasta te opongas vehementemente a algunas de ellas. Nada de eso importa, ni disminuye su eficacia. Pero no hagas excepciones al aplicar las ideas expuestas en el libro de ejercicios. Sean cuales sean tus reacciones hacia ellas, úsalas. No se requiere nada más" W-pI.In.9:1-6

Wednesday, July 11, 2018

Para El Ego Desaparecer Necesita Entenderse...

"...'en las primeras etapas la paradoja es que para el ego desaparecer primero necesita entenderse a sí mismo.' La mente-intelecto debe necesariamente ser utilizada en las etapas iniciales para tratar de entender lo-que-es. Entonces el intelecto viene a darse cuenta de sus propias limitaciones, y con esto, la entrega-el intelecto, finalmente, se fusiona en la intuición." -Ramesh Balsekar

Comentario: Es importante ser consciente que la mente intelectual simplemente se utiliza a principios del aprendizaje para entender los conceptos y dirigir la mente en dirección a alejarla de todo concepto.

Por eso Un Curso de Milagros al igual que cualquier práctica que tenga una metodología o un libro de ejercicios, no es para que la mente "entienda" o "comprenda" lo que la verdad es.

Es un proceso que va teniendo lugar para que la mente se vaya liberando de conceptos, creencias, en otras palabras, reconozca sus limitaciones. En su debido momento, cuando ya se ha aceptado plenamente la limitación de la mente intelectual, es que se deja de utilizar como instrumento, y la comprensión, que siempre estuvo ahí, florece. Solo se utiliza para fines prácticos, pero no para intentar comprender la verdad, eso que es completamente incomprensible para ella.

Por eso Un Curso de Milagros nos recuerda, "Este curso te conducirá al conocimiento, pero el conocimiento en sí está más allá del alcance de nuestro programa de estudios. Y no es necesario que tratemos de hablar de lo que por siempre ha de estar más allá de las palabras." T-18.IX.11:1-2

El Tao dice: "El Tao que se puede nombrar no es el verdadero Tao."

De la misma forma que la analogía del estudiante preguntándole al maestro que si meditando sus preguntas son contestadas, el maestro le responde que la meditación no contesta ninguna pregunta, no obstante, elimina al que está preguntando.

Y meditación en este contexto no es cerrar los ojos e intentar aquietar la mente. Es simplemente poder observar sin juicio, sin condenación, sin interpretación. Un estado de contemplación, una rendición total a lo-que-es (momento presente, o como el curso le llama, Instante Santo). Completa aceptación.

Según la mente se va liberando de conceptos, creencias, y aceptando más y más lo-que-es (momento presente), de nuevo, la comprensión va aflorando. En ese sentido no tenemos que hacer nada. Otra forma de decirlo, no hay que hacer nada con la mente intelectual, simplemente dejarla tranquila continuando el proceso que se está haciendo por sí mismo.

Es por eso que Un Curso de Milagros define el perdón de la siguiente manera: "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.1.4:1-3

La Biblia nos dice: "Estad quietos y coniced que yo soy Dios." [Salmos 46:10]
El Advaita nos dice: "La forma de enseñanza más elevada es el silencio."

Reglas Para Tomar Decisiones

Pregunta: "Nick ... si pudieras ayudarme a comprender el Capitulo 30, la Toma de decisiones. Es mi 3era vez leyendo el Curso, cada vez lo integro más sin embargo me cuesta comprender ciertos conceptos de este capítulo, mas aún este punto 1. Si pudieras compartir algo mas o algún otro video sobre esto, en el muro, lo agradeceré. Eternamente en gratitud hacia vos!"

Comentario: Ese capitulo habla sobre las reglas para tomar decisiones muy detalladamente. Por lo tanto es bueno leer esa sección. Mientras tanto, vamos a abordar tu pregunta rápidamente. Esa sección nos dice:

"Piensa más bien en la clase de día que te gustaría tener, y dite a ti mismo que hay una manera muy fácil de que este mismo día pueda transcurrir así. 9Trata entonces una vez más de tener la clase de día que deseas....(1) Este enfoque comienza con la siguiente declaración: "Hoy no tomaré ninguna decisión por mi cuenta...Si no tomo ninguna decisión por mi cuenta, ésa es la clase de día que se me concederá" T-30.I.1:8-9...2:1-2...4:2

Tomar decisiones "por mi cuenta" sería el equivalente a, primero creer que yo soy un individuo separado que existo, y en función a ello, que es sólo una creencia, decir yo sé lo que en realidad deseo, que yo sé lo que me puede hacer "feliz". Todo eso trae la atención, de nuevo, a la creencia de que soy este personaje separado en este mundo y que su felicidad la va a encontrar a raíz de que su deseo se "cumpla".

Observa que puse "por mi cuenta" entre comillas porque al yo ser un personaje soñado no tengo en realidad libre albedrío, ni siquiera para tomar decisiones. Esas es la famosa paradoja cósmica por así decirlo. Como en la analogía del sueño, la mente que sueña el sueño es la que toma todas las decisiones mientras que el personaje soñado solo puede observar las decisiones que la mente va tomando y que a su vez se expresan a través de él. Pero ni siquiera es el personaje soñado el que puede observar nada. Es la mente que se cree que es ese personaje la que lo está haciendo todo, la que está observando todo, y la que se cree que es el personaje que está observando lo que sea que esté teniendo lugar en el sueño. ¿Ves que loco todo esto? :)

Esto implica que no tomar decisiones por mi cuenta sería el equivalente a la mente decir, "hágase Su Voluntad". Esa es una forma de reconocer humildemente que yo no sé ni lo que deseo y lo que es mejor para mí. En ese sentido, confío, y en esa confianza descanso en paz. Y si el día que elegí es un día de paz, eso es lo que naturalmente tendrá lugar cuando dejo de tomar decisiones "por el cuenta".

Cuando el curso habla de las reglas para tomar decisiones como compartí en ese extracto, observa que la primera dice elige qué día quieres tener, y la segunda dice que si no tomo decisiones "por mi cuenta" ese es el día que tendré.

No confundamos la forma creyendo que elegir el día que deseo tener significa que las cosas van a ir de una manera o de otra. En el contexto de un Curso de Milagros, el día que elija tener es, o un día de paz o un día de conflicto. O mejor dicho, una mente en paz, o una mente conflictiva, puesto que no hay "días", solo una mente soñando "días". Si no tomo decisiones "por mi cuenta", en otras palabras, si dejo todo juicio en función a como las cosas "deberían" ser, tendré un día de paz, ¡independientemente de lo que esté ocurriendo!

Si por el contrario me pongo a evaluar y a juzgar en función a deseos personales, como decir, "el día que deseo tener hoy es que mi familia se comporte de una manera, o que consiga trabajo, o que me entre más dinero, o que mis sueños se 'cumplan'", etcétera, estoy eligiendo sostener la creencia en la separación porque estoy eligiendo el mundo de las formas y mantener así a la mente distraída de la verdad. Y el día que tendré sera un día de conflicto, aun cuando las cosas vayan como "yo" quisiera, porque se sigue sosteniendo la culpa. Se siguie sosteniendo el miedo subyacente que dice, "soy un 'individuo separado'".

Por lo tanto, si me preguntas cómo es que "tomo decisiones", aún sabiendo que en realidad no tengo libre albedrío de tomar decisiones pues el guión ya está escrito, es muy simple. Desde que me levanto por la mañana y durante todo el día recuerdo éstas palabras, "que se haga Su Voluntad". Y de ahí en adelante CONFÏO en que las "decisiones" que se estén tomando a través de "mi" son las que se tendrán que tomar en función al guión ¡que ya está escrito!.

Así por lo menos me libero de toda culpa, y tomó la posición del observador que observa la película del personaje "yo" desenvolverse, sabiendo que el plan de Dios es el que está siendo ejecutado para la salvación de la mente.

¿Elegí "yo" contestar esta pregunta? Es muy simple. No fui "yo" el que ha "elegido" contestar esta pregunta, aunque así lo parezca. Esto es simplemente lo que está ocurriendo. Y de nuevo, como el día que elijo tener es un día de paz, confío en que todo lo que ocurra es parte de ese plan, si simplemente "dejo de tomar decisiones por mi cuenta". Si simplemente "elijo" dejar de juzgar cada experiencia como "buena", "mala", "correcta", "incorrecta", "deseable", "indeseable"..., simplemente en total aceptación de lo-que-es. Para mi, esa es la decisión en favor de Dios, es no tomar decisiones "por mi cuenta".

Friday, July 6, 2018

No Hay Dos Mentes Que Puedan Compartir La Misma Intención

"En sueños, no hay dos mentes que puedan compartir la misma intención. Para cada una de ellas, el héroe del sueño es distinto, y el desenlace deseado no es el mismo." W-pI.185.3:3-4

Comentario: Se habla mucho de que si una o dos mentes se ponen de acuerdo, pueden haber cambios significativos en el mundo. Esos cambio pueden ser "positivos" o "negativos. Por ejemplo, un grupo de personas que comparten un deseo común por tener un impacto ambiental, pueda que en la forma hagan que cambios tengan lugar que en un principio aparentes ser de beneficio para todos.

De la misma manera, un dictador puede también reunirse con suficiente gente de manera que la sociedad, al creer su punto de vista, terminen apoyando y comportando su forma de ver las cosas de manera que los cambios externos reflejen esa creencia fundamental y quizás empiecen a segregar a las personas en color de piel, diferencias socioculturales, inclusive, el holocausto da testimonio hasta donde mentes "unidas" en un propósito compartido pueden llegar.

Como podemos ver, ninguno de los dos ejemplos es "unir" las mentes, aunque aparenta ser así.

Por eso es importante ser consciente de que cuando el curso habla de que no hay dos mentes que pueden compartir la misma intención en el sueño, es porque cuando uno se cree ser un "individuo", esa misma división no permite que la mente sea consciente de que es mente, de que es totalidad, y ahora se percibe como algo separado.

Sin embargo, cuando me entrego mas al silencio, al momento presente, libre de interpretaciones personales que surgen de un "yo" de manera que mi identificación personal se valla deshaciendo, es que entonces puedo unirme a la mente universal, a la mente que sueña el sueño, que es la misma mente que opera a través de todas las "aparentes" mentes "separadas".

En otras palabras, siempre y cuando se perciba un "tú" (héroe del sueño) y un "yo" (héroe del sueño), aunque creamos estar "uniendo nuestras mentes" en un función a una "meta común" o un "propósito compartido", eso solo mantiene a la mente distraída y por consiguiente dormida ya que sigue habiendo una sensación de separación, de individualidad. Pero cuando hay silencio, donde no nos dejamos llevar por lo que los sentidos muestran, surge la comprensión de que no hay un "tú", no hay un "yo", no hay un "mundo", y es en ese sentido que la mente se unifica.

Siempre recordemos que el curso no le está hablando al "individuo", al "yo" que me creo ser, sino que le está hablando a la mente que sueña el sueño. Pues de lo contrario, esa misma lección del curso se estaría contradiciendo constantemente.

Porque por un lado dice, "Dos mentes con un solo empeño se vuelven tan fuertes que lo que disponen se convierte en la Voluntad de Dios." W-pI.185.3:1

Y luego te dice, "Pues las mentes sólo se pueden unir en la verdad." W-pI.185.3:2

Y la verdad no es de este mundo. Por algo la misma lección nos dice, "Desear la paz de Dios de todo corazón es renunciar a todos los sueños. Pues nadie que diga estas palabras de todo corazón desea ilusiones o busca la manera de obtenerlas." W-pI.185.5:1-2

NOTA: Lo que se encuentra en paréntesis "()" lo añadí yo.

En la práctica de esa lección nos dice:

"Dedica hoy tus sesiones de práctica a escudriñar minuciosamente tu mente a fin de descubrir los sueños que todavía anhelas (lo que todavía deseas de este mundo, salud, dinero, 'amor', objetos, estatus, en fin, lo que crees te puede hacer feliz). ¿Qué es lo que realmente deseas de corazón? (¿la paz de Dios o el mundo de ilusiones?) Olvídate de las palabras que empleas al hacer tus peticiones. Considera solamente lo que crees que te brindará consuelo y felicidad. Pero no te desalientes por razón de las ilusiones que aún perduran, pues la forma que éstas adoptan no es lo que importa ahora. No dejes que algunos sueños te resulten más aceptables, mientras que te avergüenzas de otros y los ocultas. SON TODOS EL MISMO SUEÑO. Y puesto que todos son el mismo, debes hacer la siguiente pregunta con respecto a cada uno de ellos: "¿ES ESTO LO QUE DESEO EN LUGAR DEL CIELO Y DE LA PAZ DE DIOS?" W-pI.185.8:1-8

Thursday, July 5, 2018

¿Podrías Ampliar el Concepto De Ser Especial?

Pregunta: "Hola Nick como estas? Espero que te encuentres de maravilla!!! Podrías por favor ampliar el concepto "Deseo de ser especial" esto surge al momento de la separación? En el reflejo del plan de estudio esto se percibe cuando queremos tener la razón? Un abrazo querido hermano y mil gracias por Compartir tu conocimiento !!!!!"

Comentario: Yo podría utilizar la palabra especial y sustituirla por separado. Mi deseo de sentirme separado de Dios es mi deseo de sentirme especial. Querer tener la razón es una manera a través el cual la idea de separación se sostiene y por ende apoya al deseo de sentirme especial (separado). Si no me sintieses separado (especial) de nada ni de nadie, ¿con quién estaría argumentando para tener razón sino que conmigo mismo? Y si ese es el caso, ¿que sentido tendría argumentar o tener razón? Todo eso le da realidad al error.

Por eso es que Un curso de milagros, al ser un entrenamiento mental, me va haciendo consciente de que no hay diferencia alguna entre "yo" y mi "hermano". Es todo lo mismo. Como cuando sueñas. Si eres consciente de que eres la mente que sueña el sueño, aunque la mente percibe diferencias, arboles, paisajes, personaje, objetos, etc., es todo lo mismo.

Solo que cuando la mente se identifica con uno de los personajes en el sueño y se le olvida que es la mente que sueña el sueño, es que se encuentra "interactuando" con "otros" y de ahi sale el ataque y la defensa. Pero de nuevo, ¿contra quien? El deseo de sentirme especial (separado), que es lo que da lugar al sueño, es lo que hace que la atención de la mente se dirija estrictamente a una de las figuras del sueño, que es a lo que el curso le llama el héroe del sueño. Ese es el protagonista. Es la figura central que la mente utiliza para identificarse en el sueño y percibir el restos DE SUS PROPIAS PROYECCIONES como "separadas" de ella.

En tu caso, "tú" eres el héroe de "tu" sueño y en el mío "yo" soy el héroe de "mi" sueño. Pero en realidad mi tu ni yo somos los héroe de nuestros sueño ya que los dos somos soñados POR LA MISMA MENTE. Solo que la perspectiva de la mente a través de "ti" (una de sus partes) "tú" eres el héroe y la perspectiva de la mente a través de "mi" (otra de sus partes) "yo" soy el héroe.

Aquí comparto los primeros tres párrafos y medio del capitulo 27, sección VIII titulada El "héroe" del sueño:

"1. El cuerpo es el personaje central en el sueño del mundo. 2Sin él no hay sueño, ni él existe sin el sueño en el que actúa como si fuese una persona digna de ser vista y creída. 3Ocupa el lugar central de cada sueño en el que se narra la historia de cómo fue concebido por otros cuerpos, cómo vino al mundo externo al cuerpo, cómo vive por un corto tiempo hasta que muere, para luego convertirse en polvo junto con otros cuerpos que, al igual que él, también mueren. 4En el breve lapso de vida que se le ha concedido busca otros cuerpos para que sean sus amigos o sus enemigos. 5Su seguridad es su mayor preocupación; 6su comodidad, la ley por la que se rige. 7Trata de buscar placer y de evitar todo lo que le pueda ocasionar dolor. 8Pero por encima de todo, trata de enseñarse a sí mismo que sus dolores y placeres son dos cosas diferentes, y que es posible distinguir entre ellos.
2. El sueño del mundo adopta innumerables formas porque el cuerpo intenta probar de muchas maneras que es autónomo y real. 2Se engalana a sí mismo con objetos que ha comprado con discos de metal o con tiras de papel moneda que el mundo considera reales y de gran valor. 3Trabaja para adquirirlos, haciendo cosas que no tienen sentido, y luego los despilfarra intercambiándolos por cosas que ni necesita ni quiere. 4Contrata a otros cuerpos para que lo protejan y para que coleccionen más cosas sin sentido que él pueda llamar suyas. 5Busca otros cuerpos especia¬les que puedan compartir su sueño. 6A veces sueña que es un conquistador de cuerpos más débiles que él. 7Pero en algunas fases del sueño, él es el esclavo de otros cuerpos que quieren hacerle sufrir y torturarlo.
3. Las aventuras del cuerpo, desde que nace hasta que muere, son el tema de todo sueño que el mundo jamás haya tenido. 2 El "héroe" de este sueño jamás cambiará, ni su propósito tampoco. 3Y aunque el sueño en sí adopta muchas formas y parece presentar una gran variedad de lugares y situaciones en los que su "héroe" cree encontrarse, el sueño no tiene más que un propósito, el cual se enseña de muchas maneras. 4Ésta es la lección que trata de enseñar una y otra vez: que el cuerpo es causa y no efecto. 5Y que tú que eres su efecto, no puedes ser su causa.
4. De esta manera, tú no eres el soñador, sino el sueño. 2Y, por lo tanto, deambulas fútilmente entrando y saliendo de lugares y situaciones que él maquina. 3Que esto es todo lo que el cuerpo hace, es cierto, pues no es más que una figura en un sueño. 4 Mas ¿quién reaccionaría ante las figuras de un sueño a no ser que las considerase reales?" T-27.VIII.1-4

Ahora, mientras estés identificado con el sistema de pensamientos del ego en la mente, estás en una relación especial. Si de lo contrario te identificas con el sistema de pensamientos del Espíritu Santo, estás en una relación santa, pues la relación especial y santa es una y es en la mente. No existe relaciones santas y especiales con "otros" porque ¡no hay "otros"!

Solo que cuando te identificas en la ente con el ego te relaciones con el mundo desde el deseo de sentirte especial, y reaccionas al mundo, atacas, te sientes atacado, culpable, víctima, etc. Si te identificas con el sistema de pensamientos del Espíritu Santo en la mente, te relacionas con el mundo desde tu relación santa, y por ende no te tomas el mundo en serio, eres mas compasivo, mas bondadoso, etc. ¿Ves la diferencia?

Wednesday, July 4, 2018

Por Qué Pierde Su Paz Aun Cuando Estudia El Curso

Pregunta: "Hola Nick quiero hacerte una consulta la lección de hoy dice deseo la Paz de Dios y q si uno dice de corazón va conseguir mi pregunta cómo desear de corazón si es lo q más deseo es mi único deseo, ayer tube una experiencia q me saco de mi paz y lo q yo deseo q ya no me perturbe esas experiencias por así decir tube un disgusto con mi hermana q me enfade tanto q casi infarto hasta ahora sigo con ese dolor de cabeza como hago Nick para vivir en este mundo sin q me afecte más nada y más me cae mal cuando me dice vos q estas haciendo un curso de milagros y ni se como contestar, si me podrías ayudar a entender por favor.! Desde ya muchas gracias. Gracias por tu tiempo.!"

Comentario: Elegir la paz de Dios NO ES para que el "ser humano" esté en paz sino que para que la mente elija entre verdad (paz) y las ilusiones (conflicto).

Cuando la mente se identifica con el ego, con la creencia de que soy un "ser humano separado" del todo, lo que se experimenta son las polaridades, el conflicto entre el dolor y el placer. Cuando la mente es consciente de que está observando la experiencia, la misma se encuentra en paz debido a que no se involucra.

Así que miremos esa lección rápidamente. Primero nos dice, si es que es de la lección 185 de la que hablas. "Deseo la paz de Dios: Decir estas palabras no es nada. Pero decirlas de corazón lo es todo. Si pudieras decirlas de corazón, aunque sólo fuera por un instante, jamás volverías a sentir pesar alguno, en ningún lugar o momento." W-pI.195.1:1-3

Aquí establece claramente que si de corazón fuese la paz de Dios lo que se elige en vez de el mundo de las ilusiones, no habría problema alguno que pudiesen afectarnos. Vamos a utilizar la analogía del sueño para traer claridad a lo que intento explicar.

Si eres consciente de que estás soñando un sueño en el que te encuentras interactuando con tu hermana, sólo cuando crees que eres la que estás en el sueño interactuando con tu hermana experimentas el conflicto. Elegir la paz de Dios es el equivalente a ser consciente de que eres la mente que está soñando el sueño. Cuando esa comprensión tiene lugar, la interacción con tu hermana, de ninguna forma puede afectar tu estado natural de paz, que es el estado en el que la mente que sueña el sueño descansa.

Por eso es que esa lección luego nos dice, "Desear la paz de Dios de todo corazón es renunciar a todos los sueños. Pues nadie que diga estas palabras de todo corazón desea ilusiones o busca la manera de obtenerlas." W-pI.185.5:1-2

Lo curioso del caso es que cuando se restablece la paz en la mente, esa paz se refleja a través del "ser humano", del "yo" que me creo ser. Y en ese sentido el ser humano se encuentra teniendo una experiencia de paz en el sueño. Pero de nuevo, no elegimos la paz de Dios para sentirnos en paz como seres humanos. Elegimos la paz de Dios para ser concientes de que somos mente soñadora y no "ser humano" soñado. A eso apuntan las palabras de la introducción del curso cuando nos dice, "Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En esto radica la paz de Dios." T-In.2:2-4

En otras palabras: "Nada real puede ser amenazado." Esto implica que el soñador del sueno (lo real) no puede ser amenazado por lo que esté teniendo lugar en el sueño.

"Nada irreal existe." El sueño mismo es ilusorio y por consiguiente no puede afectar al soñador del sueño (lo real).

"En esto radica la paz de Dios." Con esa comprensión se descansa en la paz de Dios.

Con tu comentario, cuando dices, "y más me cae mal cuando me dice vos q estas haciendo un curso de milagros y ni se como contestar..."

Primero que nada, tengamos en cuenta de no caer en el error de creer que un practicante de Un curso de Milagros está en paz todo el tiempo. Recuerda lo siguiente, si estuvieses en paz todo el tiempo NO NECESITARÍAS UN CURSO DE MILAGROS.

Ahora, aquí es donde veo tu dilema. Si tu deseo es seguir sosteniendo la creencia de que eres un ser humano separado de Dios, y ahora quieres utilizar el curso para sentirte "mejor" en el sentido de que tu sueño se "arregle" y no haya mas "problemas" con tu hermana o con tu experiencia, te la pasarás leyendo el curso y corriendo en círculos.

Esa en si es la resistencia fundamental que hace que un curso de Milagros no sea una enseñanza muy atractiva. El ego tergiversa el curso para de alguna forma hacerlo parte del mundo de los sueños. Esa es la típica confusión de niveles en el cual intentamos utilizar el curso para "arreglar" nuestro sueño o para que como seres humanos "mejorarnos".

Este curso es un entrenamiento mental cuyo objetivo es constantemente hacernos ver lo miserable que nos sentimos al haber elegido la separación de manera que eso nos sirva de motivación para finalmente dejar este mundo a un lado y retornar a nuestra esencia como Dios, como Amor.

Por lo tanto, el curso te llevará muy amorosamente de la mano, no obstante, tienes que por lo menos empezar a dirigirte en dirección hacia la meta que el curso propone y no la meta que el ego propone el cual es permanecer en el sueño, solo que mas "cómodo".

Por eso es que el curso es simple recordándonos lo siguiente, "Tú que piensas que este curso es demasiado difícil de aprender, déjame repetirte que para alcanzar una meta TIENES QUE PROCEDER EN DIRECCIÓN A ELLA, NO EN DIRECCIÓN CONTRARIA. Y todo camino que vaya en dirección contraria (el deseo por el mundo de ilusiones) te impedirá avanzar hacia la meta que te has propuesto alcanzar. Si esto fuese difícil de entender, entonces sería imposible aprender este curso. Mas sólo en ese caso. Pues, de lo contrario (si tu deseo es la verdad y no el mundo de las ilusiones), este curso es LA SIMPLE ENSEÑANZA DE LO OBVIO." T-31.IV.7:3-7


Habiendo clarificado lo que el curso quiere decir referente a lo que desear la paz de Dios implica,  la experiencia que estás teniendo con tu hermana simplemente te brinda la oportunidad de sacar a la superficie los obstáculos al amor que hay en ti de manera pueda ser perdonados.

En ese sentido tu hermana se convierte en tu salvadora. Reconozco lo difícil y doloroso que este proceso puede ser. Pero éstas son las oportunidades que constantemente se nos brindan para hacer del perdón nuestra práctica fundamental. Que es por eso que se dice que nuestra única función es perdonar.