Saturday, May 16, 2020

Tiene Cancer Y Pregunta Cómo Manejarlo

Pregunta: "Hola nick.  Cómo estás.  Espero q bien. Soy de México.  He estado oyendo tus videos  los oigo porque estoy pasando un tiempo muy preocupante.  Tengo cancer. Quiero que por medio del Espíritu Santo me ayude a pasar estos momentos difíciles en la vida. Se que todo pasa por algo.  Se q es lo q me toca pero es complicado. Quiero saltarme.  Quiero aceptarlo y adelante seguir con lo q venga quiero descansar en los brazos de mi fuente. Quiero vivir lo q me resta en paz por mi y por mi familia. Cómo ves.  Muchos sentimientos encontrados. Gracias"

Comentario: Primero que nada respeto el estado en el que te encuentras y el comentario que aquí comparto no se provee con ninguna intención de eludir lo que sea que puedas estar sintiendo. Simplemente con mucho tacto y respeto lo comparto en función a la confianza que has depositado en mí cuando me haces esta pregunta. Habiendo dicho eso, esto es lo que surge a través de mi que espero pueda servir de apoyo.

El cáncer, al igual que cualquier otra condición física, no siempre, pero en algunas ocasiones puede reflejar una forma muy sutil de auto-castigo. Repito, no siempre tiene que ser así, pero a esto es a lo que voy.

Castigo simplemente implica falta de amor. En ese sentido cuando uno experimenta una condición física sería bueno prestar atención si en algún recodo de la mente se guarda algún rencor o resentimiento hacia algo, hacia alguien, inclusive, hacia uno mismo.

Ese resentimiento incluye resentimiento hacia el cáncer mismo. Sí, eso acabo de decir. Que el resentimiento puede incluir resentimiento hacia el cáncer mismo.

Me explico, como Dios, Amor es la Totalidad, y yo formo parte de la Totalidad (letra mayúscula), cualquier cosa que se perciba en el mundo tiene que formar parte de la Totalidad. ¿Qué implica esto? Que el cáncer también tiene que formar parte de la Totalidad. Por consiguiente, tiene que formar parte del Amor. Tiene que formar parte de Dios.

Entonces, por qué rechazamos el cáncer pero no rechazamos a, digamos nuestro hijo o mascota o nuestro juguete preferido, etc.? Porque creemos que somos un "individuo separado" del Todo, separado de Dios, separado del Amor, y en función a eso es que rechazamos algunas cosas y otras no.

Pero repito, si Dios, si el Amor es el Todo, y Yo soy parte del Todo, cualquier tipo de rechazo hacia lo que sea es un rechazo hacia uno mismo.

¿Significa eso que uno no debe tomar medidas para erradicar alguna condición física o eludir alguna situación que quizás pueda tener algún efecto "negativo" o aceptar cualquier cosa que se nos presente? La respuesta es no. Peso sí implica que lo que sea que se haga se haga desde un espacio de paz y confianza, libre de condenación. Porque, de nuevo, si Dios es Todo, si el Amor es todo, ¿qué podría Dios (Amor) rechazar? ¡Absolutamente nada!

En se sentido, el trabajo no es como "erradicar" una condición. Es observar cómo esa condición me pone en contacto con la creencia de que soy un “individuo separado” para utilizarla y empezar a tomar consciencia de Qué o Quién realmente Soy.

En ese sentido, cualquier situación, inclusive una enfermedad, no importa la etiqueta que se le adhiera, ahora sirve a un propósito mayor. No tienes idea de cuantas personas que han sido afligidas por condiciones físicas, una vez que descubren su Esencia a raíz de un trabajo interno profundo dicen que su enfermedad fue el regalo mas preciado que habían recibido en su vida, aun cuando lo dicen momentos antes de soltar el cuerpo.

Pero no tienes que preocuparte por "soltar" el "cuerpo" porque eso no va a ocurrirá a raíz de ninguna enfermedad. Eso va a ocurrir cuando te toque, de la misma manera que todos vamos a soltar el cuerpo.

Lo que no quiero es que hagas del cáncer un “enemigo”, sino que lo veas como parte de la vida misma. Que lo veas como una bendición. Pues la realidad es, como una vez dijo el Dr. Deepak Chopra, todos hemos tenido células cancerosa durante el curso de nuestra vida, y las seguiremos teniendo, solo que el sistema inmune se encarga de ellas. Las personas que tienen condiciones físicas, y no estoy hablando de cáncer solamente sino que condiciones recurrentes, generalmente esas condiciones reflejan el grado de miedo con el que viven, solo que están acostumbradas a vivir así, creyendo que “así es la vida”.

Se llenan de medicamentos para tratar cualquier cosa, se distraen con todo tipo de cosas y actividades para evadir el momento presente por no querer mirar los obstáculos al amor escondidos en su interior sin darse un espacio de reflexión profunda sobre su vida, sobre como la llevan.

Pero esto es especulación de todos modos. No obstante, si la vida me llevó a escribir estas palabras, confío de que la vida sabe porque me ha utilizado para ofrecer mi comentario a la pregunta, sabiendo que el comentario siempre es para “mi”. Porque si solo hay Uno, una sola Conciencia, la conciencia se hace la pregunta y ella misma se la contesta. Y como te habrás dado cuando, este comentario no difiere a ningún otro que haya compartido, pues siempre los comentarios que surgen a través de mi apuntan al mismo lugar; a no perder de vista Quién o Qué realmente Soy.

Una vez que eso queda claro, los detalles del mundo dejan de ser distracción. Son solo escenas cambiantes de una película que tendrá su fin como toda película. Solo que al ser consciente de que es solo una película el personaje no se la toma en serio y vive la experiencia “humana” en paz y feliz.

En resumen, cáncer, gripe, corona virus, dolor de cabeza (utilizo ejemplos de condiciones físicas solo para no desviarnos del contexto de este comentario, pero podría utilizar cualquier cosa del mundo) son solo escenas de una película que no puede afectar en absoluto al que observa la película. Tu eres quien observa la película, no el personaje que te has creído ser.

Por lo tanto, cambia la mirada de ese cáncer y empieza a verlo como un muy cercano amigo que está haciendo una visita muy amigable y amorosa para que prestes atención donde todavía hay miedo en ti para que se vaya reemplazando por el amor. Y sin expectativa ni nada, a saber si eso era lo único que tendría que ocurrir para que el cáncer, si es que representa rabia o ira escondida (miedo), se vaya porque ya en ti no hay un hogar para él.

Ama, ama, ¡ámalo todo!

Y por lo menos vas a vivir la experiencia de cáncer, al igual que toda experiencia de vida lleno de amor. Quien pueda comprender esto su calidad de vida cambiaría ¡inmediatamente! Y a saber si este comentario, aunque aparenta ser para "tí", es para otra persona, que aunque no tenga cáncer, tenia otra forma de cáncer llamado miedo a amar.

Y pueda que ahora preguntes, ¿cómo entonces puede empezar a amar? Esa pregunta no podría ser contestada porque si no sabes amar, si no sabes lo que el amor es, ¿cómo entonces vas a amar? Sin embargo, todo lo que hay que hacer es ¡mirar el miedo de frente!

Y en esa rendición, sin juzgar el miedo, sin interpretarlo. Sin hacer historias sobre ello. Sin condenarlo ni condenarte, simplemente VIVIENDOLO podrías decir: “Aunque no sé lo que el amor es, acepto este instante, tal y como es, y solo sé que se hace la Voluntad del amor. Confío, me entrego, y descanso en este instante para que el amor se haga cargo de mi vida”.

Con esa actitud, dicha de todo corazón, sin esperar que nada cambie porque eso volvería a traer la atención a creer que eres un individuo separado, el amor mismo se expresará a través de ti, y lo reconocerás. No lo reconocerás como un concepto que hallas aprendido, sino por la paz que sientes y el deseo de unirte a tus hermanos liberándolos de toda condena porque ya sabes que toda condena es una condena hacia uno mismo. Y ese es el auto-castigo al que me refería.

De corazón espero que estas palabras puedan haber aportado algo de luz en tu vida. Un abrazo fuerte.

#nickarandes

Thursday, May 14, 2020

¿Qué Implica Soltarlo Todo?

Pregunta: "¿Cuando dices soltarlo todo es dejar que las situaciones sean como sean y aceptarlas con la certeza de que no están sucediendo en realidad y sabiendo que si hay que hacer algo en la forma se me hará saber? Al principio entendí que el perdón cambiaría la forma pero desde que te escuché he entendido que sólo debo aceptarlo todo como haría el Amor y si siento angustia unirme a esa parte Sabia que me recuerda que todo es un sueño y que estoy a salvo."

Comentario: En teoría soltarlo todo implica aceptación total de lo-que-es. El problema con tu pregunta es que me la está haciendo un "tú" como si existiese un "tú" que ahora puede aceptar o soltarlo todo. En ese sentido te la pasarás corriendo círculos. Porque lo que la enseñanza no-dual implica es que aquí no hay "nadie".

Entonces, aunque las palabras se utilizan para juntar en dirección hacia la verdad, siguen siendo limitaciones por el mero hecho de ser palabras que aparenta surgir de un "individuo" que las "dice". Es por eso que lo obvio se pasa por alto. Ahora mismo, mientras lees estas palabras, observa que no se experimenta un "tú" leyendo nada. Leer es lo que ocurre. Mientras estás inmersa en la lectura no te encuentras diciendo: "yo estoy leyendo esto".

No obstante, ahora que te lo menciono es que tu mente va en modo: "Sí, yo soy leyendo esto". Pero antes de mencionarlo simplemente leer era un ocurrir. Ahí es hacia dónde apuntan las palabras cuando hablan de soltarlo todo. Ahí es hacia dónde apuntan las palabras cuando hablan de aceptación total. En ningún momento hablan de un "yo" que "debe" aceptar o que "debe" "unirse" a ninguna "angustia".

Si angustia surge, al quitarle la etiqueta de angustia y simplemente vivirla como parte del experiencia presente, eso es aceptación, Eso es vivir en un estado de "soltura". Como ves, no hay nada que "debas" "hacer". No hay nada que "tengas" que "hacer" porque no hay un "yo" "haciendo" "nada" porque ¡no hay un "yo"!

Todo simplemente se está haciendo. Cuando intentas utilizar la mente para analizar estas palabras el soltar es imposible porque ahora hay un aparente "yo" involucrado.

Pero según sigues escuchando este tipo de palabras, pueda que la mente haga un clic, y es en ese sentido en el que hace sentido todo esto, pero no porque "tú" hayas "soltado" ni "aceptado", sino que un cambio de mentalidad, una nueva comprensión tuvo lugar. Es por eso que esto es algo que no se puede "entender" intelectuálmente, se tiene que vivir.

Es por eso que se utilizan palabras para apuntar, pero no son, ni la experiencia ni la contestación. Por eso digo que soy un taladro. Seguiré taladrando lo mismo aunque se utilicen diferentes juegos de palabras. Una vez que la comprensión tiene lugar no hay más necesidad de palabras.

#nickarandes

Saturday, May 9, 2020

Cómo Soltar El Odio y El Rencor

Pregunta: “Hola Nick soy de Chile primero que nada  quería agradecerte por lo que haces me  ha sido de mucha ayuda  a reflexionar y replantearme muchas cosas que antes concideraba "normales" estos días de confinamiento el trabajo en mi interior ha sido un poco doloroso porque he tenido que mirar esa parte oscura, que uno normalmente juzga como "mala"   , el piloto automático sigue a sus anchas,  bueno quería preguntarte,  cómo hacerle si en mi interior veo que se despierta el rencor o el odio ,he escuchado mucho que las emociones hay que atreverse a sentirlas y no reprimirlas, pero yo siento que ese rencor y odio siguen en mi y no sé cómo poder soltarlos,  suelo reprimirme bastante me cuesta dejarme ser esa es mi pregunta esperando tu respuesta y muchas gracias desde chile “

Comentario: El pequeño detalle que estás pasando por alto, y esto es lo que generalmente sucede, es que "tú" (personaje) estás intentando soltar el odio y el rencor. Eso lo que implica es que estás totalmente identificada contigo como persona y no como conciencia. Es por eso que ésta respuesta, aunque aparenta que te la dirijo a "ti", no va hacia tí, sino a aquello que te sueña.

Entonces, quieres soltar el odio y el rencor, y ese deseo paradójicamente lo que hace es que refuerza y sostiene la rabia y el rencor ahí. Curiosamente, eso que tú etiquetas odio y rencor es simplemente una energía cruda muy intensa. La misma no significa nada. Pero esa intensidad energética, en el momento que le pones un nombre, una etiqueta: "odio", "rencor", se torna en algo “negativo” del que ahora te quieres deshacer. Ahora te encuentras en guerra contigo misma porque esta energía "negativa" quieres que se vaya.

Sin embargo, y presta mucha atención, cuando sientes placer intenso, creámoslo o no, es la MISMA ENERGÍA cruda sólo que con una textura diferente. Esa sí quieres que se quede. Inclusive, la alimentas mucho para mantenerla. El problema es que el placer al igual que el dolor sirven solo para atraer tu atención a ese "yo" que te crees ser. Como puedes ver, el problema no es la energía cruda que sientes, más bien es que estás identificada con tu "yo" como si eso fuese lo que tú eres.

Entonces, ¿cómo abordar esas sensaciones crudas que están surgiendo a través de ti de manera que dejen de tener un efecto psicológico y tu paz no se vea afectada por ellas? Simple. Las vives despojada de significado. De esa manera se observan como movimientos que tienen lugar y que a su vez, como todo en la vida, en su debido momento continúan su rumbo. Pero para que esto tenga lugar tiene que haber en ti un profundo deseo por la paz interior.

Paz interior, en el contexto que aquí comparto, no implican pérdida ni sacrificio. Simplemente implica qué cualquier escenario que la vida presente, emociones, pensamientos, situaciones, etc., se le cambie su propósito. Es decir, todo aquello que en un principio utilizaba para efectos de derivar algún beneficio personal, ahora se sutiliza para mirar donde existe el miedo en mi de manera que pueda ser visto y sanado. Sanado, no por "mi", sino por el amor (lo que Soy) en mi que lo acoge y le permite ser.

Cuando se tiene claro que el deseo profundo es la paz, es la ausencia de conflicto, todo ahora es bienvenido. Nada es rechazado. No se lucha contra nada: pensamientos, emociones, sensaciones, circunstancias, y la transformación en ti es que puede empezar a tener lugar.

¿Significa eso que nunca sentirás odio ni rencor? Yo contestaría esa pregunta de la siguiente manera. Pueda que ese movimiento crudo pueda surgir. Pero al no etiquetársele rabia o rencor se puede vivir en paz con ello. Eso es lo que se quiere decir cuando se habla de permitir que las emociones nos atraviesen.

En otras palabras, si miras honestamente la rabia y el rencor, eso sólo surge porque deseas algo del mundo que no se te dio. Otra manera de decirlo sería, quieres intentar controlarlo algo, y cuando no puedes controlarlo o no se te da lo que quieres surge la rabia y el rencor. Pero según la mente va sanando y el apego al mundo se va cayendo observarás como esas sensaciones crudas, que en un principio se etiquetaban como rabia o rencor, se observan ahora como movimientos pasajeros que simplemente forman parte de la experiencia humana y tan rápido como surgen observas como los mismos se sueltan.

Siempre ten en cuenta que todo tipo de movimiento y sensación surgirá en la experiencia humana. Lo que hace que esos movimientos se queden por un periodo de tiempo prolongado es por la historia que la mente fabrica sobre ellos. Inclusive, el querer que se vayan los sostiene porque, de nuevo, tiene que haber una historia que dice: "Estas sensaciones son negativas o malas porque..."

Obviamente, este es un comentario generalizado. Hay personas que quizá un apoyo terapéutico profesional por un terapeuta capacitado a veces podría servir de ayuda. Pero en mi experiencia, cuando surge el deseo profundo por la paz, la vida misma se encarga de dirigirme en dirección al apoyo que sea necesario.

Así que, en vez de querer que esos sentimientos se “vayan”, si aprendes a vivir en paz con ellos, paradójicamente es que te has liberado de ellos. Repito, no del sentimiento ni la emoción misma, sino del significado que les habías otorgando, que eran la razón por la cual los sufrías. Ahora no los “sufres”, mas bien los vives. El día que no vuelvas a sentir nada es el día de tu funeral.

#nickarandes

Thursday, May 7, 2020

No Es Lo Que "Sabes" Sino Lo Que Haces Con Lo Que Sabes

Pregunta: "Hola Nick ! Un cariñoso saludo para ti. Hoy pasando por mi librero veo un libro casi por caer , LO QUE PASA CUANDO DEJAS IR, lo tomé para releer, me surgió proponerte un post de mucho interés en esta pandemia y la conspiración de Bill Gates, la creación del virus por los chinos y personajes siniestros ..... mi WhatsApp está lleno de envíos sobre estos temas si en realidad entre el aburrimiento de la cuarentena también parecen bastante sabroso si nos podrías decir a muchos como yo , que mi interior tengo la confianza de que todo lo que veo está en mi mente ; caigo en la trampa de leer sobre estos temas , me entretienen y me sacan del foco de una me te entrenada a una mente"

Comentario: Dices: "...que mi interior tengo la confianza de que todo lo que veo está en mi mente..."

Entonces solo te queda perdonar y nada mas. No tiene sentido que haga un post para como tu dices: "...si en realidad entre el aburrimiento de la cuarentena también parecen bastante sabroso..."

En otras palabras, quieres que añada más comentarios para cubrir el aburrimiento o añadir cosas "sabrosas" para seguir tu leyendo.

Simplemente pon en practica lo que sabes sobre el perdón y entrégate al instante presente. ¡Ya está!

Eso de seguir buscando respuestas, seguir leyendo, es otra manera de distracción. Solo reconoce que este mundo es un mundo dual y que tu realidad es otra. Enfoca en esa otra realidad a raíz de soltarlo todo, a raíz de una rendición total a lo que es. Vive la ignorancia del instante presente, siente todo lo que se mueve, ríndete completamente y confía en el proceso.

Pues es la falta de confianza la que te lleva a seguir buscando, a seguir entreteniéndote para no mirar de frente los obstáculos al amor; el miedo que surge para ser visto, no evadido a raíz de seguir leyendo mas posts, mas comentarios, mas mensajes por WhatsApp, etc.

"Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. 2Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. 3No conserves nada. 4No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. 5Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." W-pI.189.7:1-5

#nickarandes

¿Si No Puedo Elegir, Cómo Puedo Perdonar?

Pregunta: "Hola Nick, si el sueño ya acabó (por no decir que nunca fue real) y si yo no soy "el personaje" sino La Mente que está soñando... sería correcto afirmar que mi individualidad no significa Nada e incluso "yo" no puedo llevar a la práctica el perdón? Es decir, entiendo que tengo que identificarme mas con el observador y ver lo que la mente parece estar eligiendo a través de mi personaje, es así?

Esto me frustra (sé que es el yo-ego el que se frustra) porque no comprendo entonces la insistencia que hace ucdm para que elija de nuevo o elija ver el mundo con el Esp. Santo... si "yo" no puedo hacer nada, sólo ver lo que la mente manifiesta. Sé (de teoría y manera abstracta) que soy el Cristo pero, obviamente, no lo siento así... será que como aún creo mucho en el personaje necesito pensar que Si que puedo elegir?! Siento la extensión! Muchas gracias"

Comentario: Reconozco tu frustración, Y desde el personaje no puedes hacer nada porque un personaje soñado no tiene "libre albedrío" ni "autonomía". Pero si recuerdas Un Curso de Milagros le está hablando a la mente que te sueña a "ti", se cae el conflicto.

Entonces, citando tus propias palabras finalizando tu pregunta: "¿...será que como aún creo mucho en el personaje necesito pensar que Si que puedo elegir?!",

Efectivamente. En otras palabras, actúa como si "tú" (personaje) tuvieses la "libertad" de "elegir" mientras que simultáneamente sabes que no es así. ¡Es muy simple!

En ese sentido, por lo menos la culpa se cae y lo que queda es la experiencia misma viviéndose a si misma. Entonces, si por la razón que sea te encuentras en este camino, se podría deducir que la mente a través de "ti" ya esta empezando a despertar, y ahora es solo cuestión de observar la experiencia desenvolverse. Una vez esta comprensión queda integrada, surge un descanso.

A eso es a lo que el curso se refiere cuando dice: "Hay una manera de vivir en el mundo que no es del mundo, aunque parezca serlo. No cambias de apariencia, aunque sí sonríes mucho más a menudo. Tu frente se mantiene serena; tus ojos están tranquilos." W-pI.155.1:1-3

Porque en ese sentido es que la mente, no "tú", sino la mente que te sueña se convierte en la observadora (mirar por encima del campo de batalla). Ese es el equivalente a un sueño lucido. En la noche cuando duermes, si estás experimentando un sueño lucido, eso implica que aunque la mente lo sueña, sabe que es un sueño y no reacciona a él. Pero cuando la mente se le olvida que es un sueño, se involucra como si fuese su "realidad" y es ahi cuando reacciona a él.


#nickarandes


El Amor Siempre Está Presente.

Este instante es lo único que hay. No se le puede etiquetar ni siquiera el instante “presente” porque para ello tendría que entonces existir un instante “pasado” o un instante “futuro”. Pero la realidad es, este es el único instante que hay y es por eso que se podría decir que este instante es eterno. Por eso también se le conoce como el eterno presente.

Cuando esté instante se vive sin deseo de que el mismo sea diferente de cómo es, es decir, en total aceptación, este instante se vive en absoluta paz. Cuando quiero que este instante sea diferente de cómo es, es porque se está alimentando un pensamiento pasado que dice: “yo sé como este instante debería ser para poder estar en paz, para poder ser feliz”.

Y en ese preciso instante la paz, la felicidad parece habernos abandonado y comienza la búsqueda de ella a raíz del rechazo de ella, es decir, a raíz del rechazo del instante presente.

Para cubrir ese dolor la mente alimenta ahora pensamientos futuros. De esa manera pueda fabricar una sensación placentera y comienza una estrategia para alcanzar ese “futuro” y seguir retroalimentando esa sensación de placer. Es su motor para seguir rechazando la experiencia presente en la que la paz, en la que la felicidad descansa sin poder ser reconocida hasta que llega el momento, tarde o temprano, en que la mente queda exhausta de tanto buscar, de tanto evadir, y finalmente se rinde.

En ese preciso instante de rendición es que se revela lo que nunca estuvo ausente: el amor incondicional que ha estado, ahora está, y siempre estará presente.

Nick Arandes
#nickarandes




Wednesday, May 6, 2020

¿Cómo Saber Si Estoy en Paz o No?

Esta pregunta surgió a raiz de una previa que titulé: Siente Culpa Por No Haber Terminado Los Ejercicios del Curso

La misma se puede leer haciendo clic en el siguiente enlace de mi blog:

Pregunta: "Ok Nick, Muchas Gracias por tu Respuesta... Ahora solo me queda una Duda... Como Diferenciar en Términos Prácticos "La Paz Intelectual" con la "Paz Verdadera de la Consciencia"... gracias de nuevo, Saludos y Bendiciones"

Comentario: Muy simple, cuando esa pregunta no surja. Porque no existe "paz intelectual". Tú siempre sabes cuando tienes miedo y cuando no. Tú no te preguntas: "¿Tengo miedo?" O "¿No tengo miedo?"

Y para fines aún más prácticos, cuando la Verdadera Paz se asiente, estás listo para dejar este mundo: Citando Un Curso de Milagros de nuevo:

"Desear la paz de Dios de todo corazón es renunciar a todos los sueños. 2Pues nadie que diga estas palabras de todo corazón desea ilusiones o busca la manera de obtenerlas. 3Las ha examinado y se ha dado cuenta de que no le ofrecen nada. 4Ahora procura ir más allá de ellas, al reconocer que otro sueño sólo le ofrecería lo mismo que los demás. 5Para él, todos los sueños son uno. 6Y ha aprendido que la única diferencia entre ellos es la forma que adoptan, pues cualquiera de ellos suscitará la misma desesperación y zozobra que los demás." W-pI.185.5:1-6 (UCDM)

Por consiguiente, continúa viviendo tu vida normal, y cuando surja miedo, perdonar. ¡Ya está!