Tuesday, June 27, 2017

El Curso No Pide Que Veas A Tu hermano Inocente

Nick Arandes en Barcelona con Jose Vicente Mandé (Mayo 2017) compartiendo sobre: El Curso No Pide Que Veas A Tu hermano Inocente

Este video puede ser compartido siguiendo el siguiente enlace de YouTube: https://youtu.be/6t-FYMsTDWw  

Para información adicional sobre José Vicente Mandé visita su sitio web: www.JoseMande.com
Para información adicional sobre Nick Arandes visita su sitio web: www.NickArandes.com

Monday, June 26, 2017

¿Cuán Dispuesto Estás a Perdonar a tu Hermano?

“¿Cuán dispuesto estás a perdonar a tu hermano? ¿Hasta qué punto deseas la paz en lugar de los conflictos interminables, el sufrimiento y el dolor?” T-29.VI.1:1-2

Observemos atentamente este extracto del Curso. Aparentar como qué nos dice que perdonemos a nuestros hermanos. Y el ego intenta utilizar ese extracto terminando frustrado porque desde el ego no podemos perdonar a ningún hermano por más que lo intentemos.

La clave de poder llevar a cabo exitosamente lo que nos dice ese extracto radica en la segunda oración. En otras palabras la pregunta no es que tan dispuesto estoy a perdonar a mi hermano sino que más bien cuan realmente estoy dispuesto a dejar de sufrir. Yo no perdono a mi hermano porque sea lo “caritativo” o lo “correcto” sino que lo perdono para dejar de castigarme a mí mismo.

Cuando puedo ver eso claramente, mi deseo por perdonar a mi hermano (a mi mismo), por más difícil que sea, es lo que me lleva a la experiencia de estar en paz y ser feliz.

Lo que dificulta este trabajo es que la evidencia de que soy injustamente tratado por mi hermano es tan obvia que no puedo argumentar con ella lógicamente. Mas sin embargo el Espíritu Santo no le interesa que tenga o no sentido lo que mi lógica dicte. Pues lo que el Espíritu Santo me está enseñando a ver, si se lo permito, es que lo que mi hermano me está haciendo a mi cumple mi deseo inconsciente de sentirme castigado.

Cuando me doy cuenta que el mundo simplemente es un espejo que refleja mi deseo inconsciente de sentirme como víctima, ahora puedo utilizar ese mismo espejo con la ayuda del Espíritu Santo para que me enseñe a percibirlo de otra manera. Al ser merecedor de el amor de Dios en mi, gracias a la interpretación de el Espíritu Santo, todo lo que voy a percibir en ese espejo, independientemente de la forma que tome, será sólo peticiones de amor.

Por lo tanto con la ayuda del Espíritu Santo quiero perdonar a mi hermano para poder restaurar la cordura en mi y es así como mis pecados son perdonados. Y lo que me motiva a hacer ese trabajo de perdón profundo es mi deseo por la paz de Dios, no por intentar perdonar a mi hermano. Sólo que estoy utilizando mi hermano ahora como espejo que refleja la culpa inconsciente en mi, y esto no es nada cómodo, pero si estoy abierto a hacer ese trabajo profundo la consecuencia es que la paz y la dicha seran restaurada en mi mente.

Por qué Algunas Veces Siente Que No confía En Un Curso de Milagros


Pregunta:Buenas noches nick. Por favor me puede decir porque algunas veces siento que no confío en Un Curso de Milagros. ¿Será porque quiero que las formas sean diferentes y no cambio lo que espero cambiar en mi ser y no noto ese cambio? Muchas gracias si tiene un momento para compartir este párrafo que le escribo.buenas noches desde Valencia.”

Comentario: En cierta manera tú mismo has contestado tu pregunta cuando dices, “ ¿Será porque quiero que las formas sean diferentes y no cambio lo que espero cambiar en mi ser y no noto ese cambio?” Cuando embarcas en un camino y tienes expectativas de un cambio, más si ese cambio no tiene lugar como tu esperas vas a dejar de confiar en el camino. Es por eso que en el camino espiritual por lo general intentamos diferentes prácticas al igual que estudiamos diferentes filosofías con la expectativa de que nos apoyen a producir ese cambio que tanto deseamos.

El Curso no es diferente en el sentido de que te promete un cambio de mentalidad en el cual la paz sería tu recompensa por hacerlo. El problema es que por lo general no sabemos de qué paz estamos hablando. Ahí es donde surge el conflicto y la desconfianza, porque generalmente la paz que buscamos tiene que ver con una resolución que nuestros problemas o algún cambio que nosotros creemos tiene que tener lugar para entonces experimentar paz. En otras palabras empezamos una búsqueda espiritual para intentar erradicar el dolor que sentimos.

Un Curso de Milagros tiene un camino que como muy bien dice, “...no es arduo, pero es muy diferente.” T-11.III.4:1 Es diferente en el sentido de que no va dirigido a resolver tus problemas tal como tú los percibes. Va más bien dirigido a restaurar la paz en tu mente cuando recuerdas tu naturaleza cómo Ser y no como ser humano separado.

Al utilizar Un Curso de Milagros para cambiar algo en tu vida, para erradicar algún tipo de sufrimiento, para resolver algún problema, etc., vas en dirección contraria hacia donde el curso intenta llevarte, que una vez más, es al reconocimiento de tu verdadera naturaleza como mente y no como cuerpo. Eso es lo que te conduce a experimentar esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Y en tu caso, la falta de confianza que experimentas es porque tu atención está en tu yo personal que cree saber cuál es su problema y ahora quiere que un cambio tenga lugar, no para deshacer ese yo sino que para forjar un nuevo yo sólo que esta vez libre de problemas.

Cada vez que quieres experimentar un cambio a nivel de lo físico estás reforzando en la mente la creencia subyacente que dice que tu experiencia física es tu realidad. En cierta manera es como un perro dando vueltas en círculo intentando morder su cola. Por lo tanto, lo primero es dejar a un lado todas expectativas sobre el trabajo que estás haciendo con Un Curso de Milagros. Pues el Curso va dirigido UNICAMENTE hacia un cambio de mentalidad.

Sin embargo, observa cuidadosamente lo que voy a decir: ese cambio de mentalidad es al que tanto miedo le tenemos debido a que deshace nuestra identidad la cual hemos pasado toda nuestra vida construyéndola. Por eso mencioné anteriormente qué cuando decimos que queremos paz en realidad lo que decimos es que queremos seguir sosteniendo nuestra identidad falsa sólo que más cómodamente. Pues no confías en un curso de Milagros porque lo quieres utilizar para fines personales basado en lo que tú crees que tendría que ocurrir para que seas feliz y experimentes paz mientras que lo que el Curso intenta enseñarte es lo que de verdad tendría que ocurrir para que puedas ser feliz y estar en paz (cambio de mentalidad).

Es aquí donde el proceso requiere confianza y fe de tu parte porque por un lado no estás en paz y no eres feliz, mas todos los caminos anteriores te han fallado porque de no ser así estarías en paz y serías feliz. Ahora estás embarcando en uno que es muy diferente. Cuando empezamos a deshacer el sistema de pensamientos del ego (nuestra falsa identidad), por lo general se experimenta como muy dolorosos y aterrador. No porque así lo sea, sino por nuestro apego y resistencia al amor de Dios en nosotros. Mas sin embargo la Mano de el Espíritu Santo está contigo pidiéndote sólo una cosa, que sueltes todas tus interpretaciones acerca de lo que crees qué está ocurriendo en tu vida para que dulcemente Él te vaya llevando de la mano y puedas ser consciente de la luz y el amor que mora en ti (la fuente de tu verdadera paz y felicidad).

Voy a compartir tres extractos, uno de Francis Lucille, otro del Curso corroborando exactamente lo que Francis plantéa en el primer extracto, y el tercero del Libro de Ejersicios Curso para reforzar lo que acabo de plantear sobre atravesar los obstáculos de la Mano del Espíritu Santo.

1) Francis Lucille: “Si nos situamos en el ser, generalmente al principio se producirá una gran convulsión. Habrá una revuelta, un alboroto. Sin embargo, mantente fuerte, con valentía y firme porque al final los sentimientos pierden.

2) Un Curso de Milagros: 'Es muy probable, por lo tanto, que el ego te ataque cuando reaccionas amorosamente [i.e., le respondes al Espíritu Santo], ya que te ha evaluado como incapaz de ser amoroso y estás contradiciendo su juicio. El ego atacará tus motivos tan pronto como éstos dejen de estar claramente de acuerdo con la percepción que él tiene de ti. En este caso es cuando pasa... a la perversidad cuando decides no tolerar más tu auto-degradación e ir en busca de ayuda. Entonces te ofrece como "solución" la ilusión del ataque (T-9.VII.4:5-7; T-9. V III.2:9-10)."

3) Un Curso de Milagros Libro de Ejercicios: “Puesto que todas las ilusiones de salvación te han fallado, seguramente no querrás quedarte en las nubes buscando en vano ídolos falsos, cuando te sería tan fácil llegar hasta la luz de la verdadera salvación. Trata de ir más allá de las nubes utilizando cualquier medio que te atraiga. Si te resulta útil, piensa que te estoy llevando de la mano, y que te estoy guiando. Y te aseguro que esto no será una vana fantasía.” W-pI.70.9:1-4

En resumidas cuentas, por lo general embarcamos en un camino como el de Un Curso de Milagros, o cualquier camino diseñado para deshacer el sistema de pensamientos de el ego cuando nos percatamos de que todos los caminos que habíamos intentado antes no nos sirvieron para apoyarnos a experimentar esa verdadera paz que realmente deseamos la cual no tiene nada que ver con este mundo. Por eso yo reconozco que Un Curso de Milagros no es para todo el mundo, por lo menos por ahora. Y aquellos que estén listos para embarcar en el desasimiento de el ego, el Curso al igual que cualquier camino diseñado para ese trabajo los encontrará en su debido momento.

Si tú sientes que éste es tu camino lo único que te puedo compartir es que no intentes acelerar el proceso ya que el Espíritu Santo está a cargo de el mismo sabiendo cuáles son tus limitaciones de manera que el camino deje de ser doloroso. Él muy bien sabe lo que estás listo para aprender en cada momento. Y Sus lecciones de perdón son muy amorosas. Si te pudieses identificar con Su sistema de pensamiento todo miedo y todo sufrimiento desaparecería inmediatamente. Pero como todavía no confiamos en Él debido a nuestras expectativas, qué por cierto es exactamente lo que está teniendo lugar contigo, el camino tendrá sus obstáculos para trascender.

Esto me recuerda el extracto del curso cuanto Jesús nos dice, “Todavía tienes muy poca confianza en mí, pero ésta aumentará a medida que recurras más y más a mí -en vez de a tu ego- en busca de consejo. Los resultados te irán convenciendo cada vez más de que ésta es la única elección cuerda que puedes hacer.” T-4.VI.3:1-2

Miremos ese extracto mas de cerca. Lo que nos dice es que no confiamos en el Espíritu Santo porque creemos saber cual es nuestro problema y ahora queremos que Él lo resuelva. En tu caso es querer saber cuáles son los cambios que tienen que tener lugar para que tú estés en paz y seas feliz. Esa es la arrogancia del ego que cree saber. El UNICO problema que aparentamos tener es creer habernos separado de Dios. El Espíritu Santo lo corrige cuando dejamos de proteger nuestro sistema de pensamientos. Los resultados de lo que habla ese extracto es la paz que siento cuando confío en este momento presente. Cuando dejo de juzgar mis experiencia.

Eso es todo lo que hacemos cuando vivimos la aceptación total. Tu no estas viviendo la aceptación total, estas viviendo el juicio que surge de tus expectativas sobre el trabajo del curso. Creías que si lo haces las cosas van a cambiar, mas cuando lo haces verdaderamente lo que aprendes, no es que las cosas vayan a cambiar, sino que mas bien no te afectan ya que lo que cambia es tu mentalidad acerca del mundo. Ese cambio de mentalidad es el que te demuestra por experiencia propia y no por teoría aprendida qué lo que el curso enseña es verdad.

Así que voy a cerrar esta nota con un pequeño extracto de una conversación que una estudiante de un curso de Milagros tuvo con el doctor Kenneth Wapnick;

Pregunta al Dr. Wapnick: Yo amo este Curso. El perdón me ha traído mucho consuelo real y yo estoy muy agradecida a ti por ayudarme a entender la práctica. Me ha ayudado a ver que todo es el mismo problema, y en términos generales me ha hecho mucho mas tolerante. Pero todavía estoy en un viaje, todavía tengo miedo de perder esta identidad especial, soy ambivalente acerca de su valor y a veces me aterrorizo de perder mis relaciones especiales aun cuando me observo a mi misma rechazando el amor humano. Podrías darnos algún consejo de como mantener la fe a aquellos que vamos por la turbia mitad de este viaje a casa? En otras palabras, podrías darnos animo?”

Contestación del Dr. Wapnick: “Bueno, el proceso realmente trabaja y tu te sientes mucho mejor. Yo a veces le digo a la gente que planten sus narices en la pagina que tienen enfrente y que no se preocupen por el resto de la música, trabaja con lo que justo tienes enfrente y confía de que hay un amor en ti al cual estás escogiendo acercarte más y más. Y si tu realmente trabajas día a día en solo observar las proyecciones de tu ego, entonces los beneficios son inconmensurables. Es incomprensible cuan maravilloso es y vas a seguir sintiéndote mucho mejor. El Curso realmente trabaja si tu lo trabajas, así que no te detengas. La clave es trabajarlo con una dulce sonrisa y no con toda esa seriedad.”

Volviendo A Nuestra Verdadera Naturaleza por Francis Lucille

Extracto de su libro el Perfume del Silencio:

Pregunta para Francis: “¿Podrías decir algo más sobre estas dos  distintas formas de volver a nuestra verdadera naturaleza, una a través  del pensamiento y la otra del a través del sentimiento, y de los  obstáculos que encontramos? “

Contestación de Francis: Cuando  notes que estás involucrado en pensamientos repetitivos, simplemente  obsérvalo. No te juzgues a ti mismo. No hay nadie a quien juzgar. Es  solo un fenómeno natural que surge.

De forma similar, el  reconocerlo es otro fenómeno natural. No hay nadie que juzgue o a quien  juzgar. Entrega tanto al juez como al que es juzgado a la presencia en  la que aparecen. Vive con lo que trae el momento, fresco y nuevo, sea lo  que sea. Deja que fluya a través de ti, permitiendo que cada cosa que  aparece sea libremente remplazada por la siguiente. No te apegues a  ninguna de estas apariciones.

La expulsión del Jardín del Edén  ocurre cuando nos vemos atraídos y nos involucramos con los objetos,  olvidando nuestro verdadero centro, la presencia.

Cuando nos  apegamos a los objetos, bien porque queramos conservarlos o librarnos de  ellos, volvemos a ser expulsados del Jardín.
Los objetos son la  tentación del diablo. Cuando nos desapegamos de los objetos volvemos al  Jardín. A nivel de sensaciones corporales, podemos descubrir que  estamos apegados a un gran sentimiento o a una gran sensación.

 Generalmente esto ocurre porque, implícita o explícitamente, queremos  librarnos de ella y por lo tanto consciente o inconscientemente estamos  enfocándonos en ellos. De esta forma, nuestra atención queda cautiva de  este sentimiento particular. Hemos caído en la trampa del diablo.
 Simplemente el reconocimiento de que hemos caído en la trampa, nos  libera de ella. Si hay pensamiento repetitivo, deja que encuentre su  propia resolución. Al no alimentar esta dinámica, su inercia se irá,  simplemente, disipando.

Es como cuando subes una cuesta en bici:  si dejas de hacer esfuerzo, la inercia se va debilitando y acabas  parándote. Es lo mismo aquí. Deja de añadir energía al proceso de  pensamiento mediante la creencia en el mito de un ser separado.

 Cuando la agitación del pensamiento disminuye, el nivel del sentimiento  se hace más evidente. Este es el momento de ser valientes porque algunos  de los sentimientos que afloran pueden resultar abrumadores. Sin  embargo, son solo sentimientos. De hecho son solo sensaciones corporales  con un “mí” adscrito a ellas. Si las dejamos tranquilamente hacer su  trabajo, el nivel “mí” se desapegan solo por sí mismas. Pierden su  “mi-idad” y también, por la misma razón, su mezquindad. Se vuelven mas  dóciles, mansas, presentables, civilizadas.

Dejan de ser un  problema. Podemos vivir con ellas. Podemos tener una vida a pesar de  ellas. El principal obstáculo es querer librarse de estos sentimientos,  eliminarlos. Esa es la trampa del camino gradual. No tiene final. En el  momento en que, como resultado de querer librarnos de él, quedamos  hipnotizados por un sentimiento, estamos atascados. Permanecemos  atascados a ese nivel hasta que abandonamos el deseo de librarnos de  ello.

Podemos estar ahí durante años o una fracción de segundo,  que es lo mismo que no estar ahí en absoluto. Es nuestra elección. Si  nos atascamos mucho tiempo con cada sentimiento que encontramos, el  camino no tiene fin. Entiende que es verdaderamente nuestra elección  quedarnos o no atascados con cada sentimiento que encontramos. No es  algo que nos venga impuesto. Es algo que nos imponemos a nosotros  mismos. Lo hacemos porque nos gusta.

Por ejemplo, si alguien  está enfadado y quiere perpetuar su enfado y expresarlo, es solo porque  lo disfruta. En la meditación, todo resulta magnificado. Todo queda bajo  el microscopio. Todo se hace más evidente, porque estamos en el  laboratorio.

Es un gran alivio cuando tomamos el camino directo,  cuando por fin dejamos de intentar librarnos de los sentimientos, que  es tan trabajoso. No hay que hacer nada con estos sentimientos. Podemos  divorciarnos de ellos en cualquier momento. De hecho ni siquiera estamos  casados con ellos.
Cuando entendemos esto, nos damos cuenta de  que, por la misma razón, no tenemos que ir sentimiento a sentimiento.  Podemos abandonarlos, entregarlos todos juntos, al por mayor, y  simplemente quedarnos en el ser. Si los sentimientos están presentes,  están  presentes. Si se quieren ir, se van. No tenemos nada que ver con  ellos, ningún interés oculto.

Permanecemos en el ser. El ser es  un mundo diferente, otra dimensión, a la que los sentimientos no tienen  acceso. Esa es la razón por la cual ninguna manipulación de los  sentimientos podrá nunca llevarnos al ser. Igual que podemos atravesar  el pensamiento repetitivo e ir directamente al sentimiento subyacente,  podemos atravesar la capa de sentimientos, sin más, y volver al ser.

 Sitúate como consciencia, no importa lo que pase. Si nos situamos en el  ser, generalmente al principio se producirá una gran convulsión. Habrá  una revuelta, un alboroto. Sin embargo, mantente fuerte, con valentía y  firme porque al final los sentimientos pierden.

Gradualmente y  de forma milagrosa las cosas se arreglarán solas. En el momento en el  que nos situamos en el ser, abrimos las puertas de la armonía.

 Al principio hay un montón de presión. Hay un gran flujo de energía a  través de estas puertas, pero el flujo se mueve en la dirección  correcta. No te desanimes pensando que no estás consiguiendo el  resultado objetivo esperado. No es así como ocurre. Los resultados no  provienen de los objetos. El Ser es un mundo distinto, otra dimensión.

Saturday, June 24, 2017

Miedo a Ser Violada por Su Padre

Pregunta: “Buenas noches Nick, hace un tiempo que vengo con un miedo y estoy tratando de dejar de interpretar mi cuerpo, las emociones y pensamientos que surgen y hay cosas que ya no me dan miedo pero hay un miedo que me esta pareciendo "difícil" de desvalorizar y tengo miedo de que mí padre me viole, hace un par de semanas que mí padre está actuando demasiado "cariñoso" conmigo en otro sentido y no como su hija, y aunque trato de ver todo sin dualidad me cuesta porque realmente tengo miedo de que abuse de mí y cuando trato de desvalorizar mis pensamientos puedo hasta un cierto punto porque cuando empiezo a recordar las veces que se puso demasiado cariñoso ahí es cuando me cuesta verlo con neutralidad, trato de pensar que no soy un cuerpo y soy el amor de Dios pero, a veces este miedo no me deja avanzar y ya no se que hacer, parece que estoy corriendo en círculos, muchas gracias Nick!”

Comentario: Primero que nada yo no sé qué edad tienes por lo que no sé si esta pregunta viene de una una niña o de una mujer adulta. Si es una niña posiblemente le diría que hablase con su mamá o con alguien de confianza para que pueda abordarse ese tema. Si es una mujer adulta le diría que tuviese una conversación con su padre y le explicase cómo se siente ya qué pueda que su padre simplemente quiera expresar cariño respetuosamente o pueda que de verdad haya un problema y se tengan que tomar medidas para lidiar con esa situación.

Eso es algo en lo que no voy a entrar en detalles porque no conozco las circunstancias y quién sabe si la persona que me está haciendo esta pregunta esté compartiendo información que en realidad no tenga nada que ver con los hechos sino que más bien con interpretaciones basadas en su miedo. Lo que sí me gustaría abordar son las interpretaciones erradas que generalmente se hacen sobre las enseñanzas de Un Curso de Milagros. En tu caso cuando compartes los siguientes comentarios:

Empecemos por este: “…y aunque trato de ver todo sin dualidad…”
Es imposible desde el mundo de la dualidad ver las cosas sin dualidad. Si pudieses experimentar la no dualidad no estarías en este mundo pues es como estar en un cuarto oscuro y decir, “voy a intentar ver la luz”. Si pudieses ver luz en un cuarto oscuro no podría existir la oscuridad.

Luego dices: “…trato de pensar que no soy un cuerpo y soy el amor de Dios…”
Esa es una típica confusión de niveles donde estudiantes de el curso creen qué pueden ir diciendo que no son un cuerpo mientras que su experiencia es la de ser un cuerpo. En otras palabras, si no eres un cuerpo entonces deja de respirar, deja de comer, deja de bañarte, inclusive deja de interactuar con otros “cuerpos”. Un curso de Milagros muy claramente hace hincapié sobre ello, que aunque reconoce que nuestra realidad es que no somos un cuerpo no cometer el típico error de negar nuestra experiencia. Por eso nos dice; “El cuerpo es sencillamente parte de tu experiencia en el mundo físico. Se puede exagerar el valor de sus capacidades y con frecuencia se hace. Sin embargo, es casi imposible negar su existencia en este mundo. LOS QUE LO HACEN SE DEDICAN A UNA FORMA DE NEGACIÓN PARTICULARMENTE INÚTIL.” T-IV.3:8-11

Por lo tanto, nuestra realidad es que no somos un cuerpo mas sin embargo nuestra experiencia es que sí somos un cuerpo. Por lo tanto Un Curso de Milagros no le interesa que vayamos por ahí diciendo esas palabras sino que más bien el curso trabaja con el contenido de la mente valiéndose de nuestra experiencia. Por decirlo de otra manera, mientras atiendo al cuerpo simplemente observo el contenido de mi mente, lo cual es, estoy en paz o siento miedo. Cuándo la culpa inconsciente se vaya deshaciendo de la mente el cuerpo en su debido momento será descartado.

Por eso fue que empecé con mi comentario a tu pregunta compartiendo a nivel práctico lo que sentido común te diría que hicieses en una situación como la tuya mientras que simultáneamente aprovechas ésas experiencias para poner en práctica el perdón y no para irse uno auto engañando con frases bonitas del curso.

Finalmente quiero que recuerdes algo, Un Curso de Milagros es para aquel que desea la verdad y no para que el Espíritu Santo les “resuelva” sus problemas. La verdad es que tú eres el Santo hijo de Dios inocente mientras que tu experiencia es que eres un cuerpo separado de otros cuerpos. Por lo tanto recuerda que el curso te está llevándote en dirección a despertar del sueño. Por lo tanto mientras haces los ejercicios y te das espacios de silencio (Instantes Santos) donde la atención se le deja de prestar al mundo, aprovéchalos para pedirle al Espíritu Santo que te ayude a recordar que nunca te separaste de Dios, que en ese caso sí sería entonces el equivalente de recordar que eres el amor de Dios.

Y de nuevo, mientras eliges la paz de Dios de la mejor manera que puedas interactúas con el mundo como un ser humano “normal”. Por lo tanto si te incomoda como tu papá te está tratando, con la ayuda del Espíritu Santo, sería provechoso, si es que el medio ambiente es seguro y apropiado, que tengas una conversación con tu papá. Y de ahi en adelante cómo tu guion se irá desenvolviendo no lo sabemos. De hecho, cuando se practica el perdón, si él estaba reflejando algún miedo en ti, cuando ese miedo se erradica se puede observar el cambio en tu entorno, que en este caso seria tu relación con él o como te relacionas con él. Un reflejo de un posible “milagro” a nivel de la forma es que tu papá, o cambie de actitud, o se aleje, o que tu te alejes. Lo importante no obstante, es saber que si pones el curso en practica lo que se va erradicando es el miedo, no que vayas por el mundo diciendo que no eres un cuerpo y que eres el amor de Dios. Eso se reflejará muy naturalmente en tu actitud según el miedo se va deshaciendo. Lo que si te puedo corroborar es que puedes estar tranquila de que el amor ahora mismo te acompaña.

Friday, June 23, 2017

Agredida por su Ex, Sus Padres No la Quieren, Por Qué Siente Que Tiene Que Hacerlo Sola

Pregunta: Hola nick buen día!! Ayer una vez mas me agredió el papa de mi hija la pequeña ...y ya traía en días pasados varias cosas nick que a pesar de que entrego si que hay mi sentir...me duele mucho el saber que tengo padre y madre y que ni siquiera me procuren ..mi papa ni me habla ..la ultima vez me dijo ke no era su hija..mi madre llevo 3 semanas sin visitarla y ni siquiera una llamada..cuando con mis hermanos es mucho muy diferente sabes me duele..me duele el verme sola x todos lados ...me siento agotada de llevar todo sola...mi tema tmb es económico..ni un papa me da nada para mis hijos y me sigo preguntando porque hasta Dios me deja sola...siempre acudo a el..pero porque en la ilusión tengo ke llevar todo sola..estoy cansada nick muy cansada...en la vida e conocido el amor en ningún aspecto se que yo pedi el rechazo el abandono pero hasta cuando va a seguir así el maltrato ..el olvido..el hacerme cargo yo sola de todo..estoy cansada nick muy cansada.”

Comentario: Obviamente reconozco por lo que estás pasando y no estoy interesado en llenar tu mente de teorías sobre el curso. Sólo te voy a compartir como una observación para que medites sobre ella. Recordemos que todos tenemos un camino por recorrer y que aunque en la forma los currículos aparenten ser diferentes unos de otros el mensaje siempre es el mismo. Así que sin juzgar tu programa de estudios ni cómo peor o mejor que el mío, sí me gustaría que observases lo que has dicho repetidamente en tu pregunta.

Dices; “...me siento agotada de llevar todo sola…”, luego dices, “me sigo preguntando por qué hasta Dios me deja sola…”, luego repites de nuevo, “..pero porque en la ilusión tengo ke llevar todo sola..”, luego después de todo ese agotamiento dices, “..estoy cansada nick muy cansada…”

Aunque pueda que tú no lo veas, no es que tú estés cansada de hacerlo sola sino que tú quieres hacerlo sola y estás ahora culpando a Dios. Sin embargo, el periodo de cansancio que experimentas es una clara señal que te dice que dejes de estar tratando de hacer las cosas por tu cuenta. Y cuando hablo de dejar de hacer las cosas por tu cuenta no estoy hablando de tareas específicas en el mundo sino que te rindas completamente a Dios. Y eso no tendrá lugar mientras tú creas saber cuál es el problema, que para ti es que tu ex te maltrata, tus padres no te llaman, tienes problemas económicos, etc. Todos esos son efectos que se manifiestan en el mundo pero que a su vez no tienen nada que ver con tu realidad en Dios. Por lo tanto vamos ahora a redirigir tu mente en dirección hacia la liberación.

Sin que te sientas culpable sino que más bien observes tu experiencia, todo castigo que aparentamos recibir en el mundo es un autocastigo. Tu deseo inconsciente de sentirte castigada se refleja en tu medio ambiente. Sin embargo el Espíritu Santo no te juzga en lo absoluto por lo que sea que tú estés experimentando a este nivel. Sólo que como te sientes tan abrumada por lo que se desenvuelve en tu entorno, de la única manera que vas a poder romper ese círculo vicioso no es “entregándole” a Dios tus problemas ni pidiéndole que te los “resuelva”. Es ir poco a poco permitiendo que todos esos sentimientos, sean cuales sean o llámelos como sea, ya sea hacia “otros” o hacia ti misma, que dejen de ser juzgados y te abras completamente a que te atraviesen.

Permitir que te atraviesen tiene lugar, no cuando los confrontas ni cuando los interpretas o juzgas sino que más bien cuando te rindes. El no rendirte es el querer ir tu por tu cuenta. Por eso te sientes sola. Pero te sientes así porque no puedes ver la Mano de Dios en cada instante que te pide, “amor mío, ¡suéltalo todo!

Yo no te puedo asesorar sobre que hacer o qué no hacer específicamente con todo tu dilema porque eso sería un trabajo gradual ya que en la mayoria de los casos no se puede mirar todo de un golpe. Por eso una relación con un terapeuta cualificado te podría servir de apoyo para que poco a poco se vayan deshaciendo esas capas de culpa y victimismo. Pero sí te puedo decir que si de corazón te rindes completamente, lo cual esa es la voluntad a la que puedes ahora mismo acceder, el amor mismo te proveerá con los medios y los recursos que te sirvan de apoyo para cumplir ese deseo de recordar a Dios en ti. Y esa es la pregunta que tarde o temprano vas a tenerte que hacer, ¿deseo en realidad a Dios sobre todas las cosas o simplemente quiero que Él “arregle” mis problemas?

Él que de corazón desee a Dios sobre todas las cosas en ese instante se libera de todos sus problemas.

Voy a utilizar otro juego de palabras para que estemos claros con lo que quise decir en esa oración.

El que de corazón desee la paz de Dios sin importarle nada de lo que el mundo le pueda ofrecer, todos los acontecimientos (problemas) se percibirán como oportunidades para profundizar en esa paz y sanar.

Así que para fines prácticos te voy a dejar con un ejercicio para que lo pongas en práctica a diario. En cada momento que tengas libre durante el día, y te aseguro que tienes muchos momentos libres como éste en el que has elegido estar en el internet, podrías estar en silencio. Silencio no significa que no tengas pensamientos ni nada así por el estilo. Solo que respires profundamente y te entregues a este momento estableciendo la siguiente intención, “Señor (Espíritu Santo, Cristo, Amor, o el nombre que tú elijas), me rindo completamente, que se haga tu voluntad.”

Eso es todo lo que se te pide que hagas en cada momento. Esa actitud va a ir poco a poco abriendo tu mente y poniéndola a disposición de el amor en ti. Y según las tormentas se te presentan, que no son más que obstáculos al amor que surgen a la superficie para ser sanados, la paz en ti continuará aumentando, y cada “problema” (acontecimiento) se empezará a percibir como oportunidades para profundizar en el amor que eres. Dado ese el caso, todas esas personas que sientes son tus verdugos, ahora te das cuentas que están en tu vida porque quieren sanar y no saben como, y eres tú ahora la luz que ilumina sus caminos. Ese es el trabajo de un maestro de Dios. Y cuando hemos elegido ese puesto, hemos elegido mirar toda la culpa inconsciente en nosotros y por eso este no es un camino de rosas. No es doloroso de por si. Solo que se experimenta en un principio de esa manera porque estamos dispuestos a mirar toda la culpa inconsciente escondida en nosotros.

Por lo tanto, agradece tu compromiso con el amor y te dejo con este extracto del Dr. Kenneth Wapnick de su libro El Perdón y Jesus para que cuando creas estar volviéndote loca, en realidad estás recuperando la cordura:

"...en la medida en que uno se acerca más a las capas más profundas del ego a través del deshacimiento de nuestras proyecciones, el cruel espectro de la culpa y del miedo surge de pronto ante nuestros ojos con una venganza, puesto que esos son los obstáculos a Dios.

Mirar la culpa y el miedo es aterrador por definición, y también por experiencia. A medida que avanzamos en nuestro camino espiritual, el dolor de estas experiencias aumenta en intensidad igual que nuestros sentimientos de desesperanza.

Al parecer estamos empeorando en vez de mejorar. En verdad, no obstante, sencillamente estamos acercándonos más a unas áreas más profundas de culpa y de miedo reprimidos, la precisa piedra angular del sistema del ego. En su desesperación el ego intenta detener este paso final de su deshacimiento y, en un "esfuerzo por quemar su último cartucho" trata de atacarnos como jamás lo había hecho antes.

Aunque sus formas difieren grandemente entre las personas, nadie se escapa de esta parte del camino. Por esta razón, el Curso se refiere a los "períodos de inestabilidad" e incomodidad, por no decir nada del terror, que encontramos a lo largo del camino.

El Curso describe este proceso: 'Es muy probable, por lo tanto, que el ego te ataque cuando reaccionas amorosamente [i.e., le respondes al Espíritu Santo], ya que te ha evaluado como incapaz de ser amoroso y estás contradiciendo su juicio. El ego atacará tus motivos tan pronto como éstos dejen de estar claramente de acuerdo con la percepción que él tiene de ti. En este caso es cuando pasa... a la perversidad cuando decides no tolerar más tu auto-degradación e ir en busca de ayuda. Entonces te ofrece como "solución" la ilusión del ataque (T-9.VII.4:5-7; T-9. V III.2:9-10)."

Cómo Saber Si La Comprensión Es del Espíritu Santo o Del Ego

Pregunta: “Nick, después de mi ruptura de pareja donde él ha sido quien ha encontrado otra persona, me he puesto a mirar el significado de todo esto yendo hacia dentro y me ha llegado una comprensión que me gustaría saber si viene del Espíritu Santo o de mi ego, porque necesito saber si es algo que tengo que reforzar y seguir creyendo o descartarla de mi mente. Soy una mujer con creencias de carencia y poco merecedora, lo pude comprobar mirando un poco todas mis relaciones y creencias. Aquí te dejo ahora la comprensión que tuve para ver si tu piensas que es correcta o me estoy liando. Se trata de lo siguiente: Él lo cree yo a partir de mis creencias. Ahora yo estoy cambiando esas creencias sobre mi y sale él de mi paradigma. No me refiero a ese hombre físico, eso nunca existió solo es algo que yo cree y utilizo. Sale la creencia que es ancestral y por eso duele soltar. No lo suelto a él, suelto la creencia que lleva conmigo vete a saber cuantas vidas. Perdona si te estoy molestando con esto. Muchas gracias. Me encanta escucharte y leer tus publicaciones. Eres muy directo, igual que Susana Ortiz. Me gustáis mucho los dos. Un abrazo.”

Comentario: Empezamos por lo siguiente cuando dices, “…me ha llegado una comprensión que me gustaría saber si viene del Espíritu Santo o de mi ego, porque necesito saber…” Primero que nada si es una comprensión del Espíritu Santo no habría duda ninguna. Claro, la comprensión del Espíritu Santo la tenemos disponible en todo momento. Sólo que debido a nuestra resistencia aparenta como si no tuviésemos acceso a ella. Es por eso que el curso nos recuerda, “Si no puedes oír la Voz de Dios, es porque estás eligiendo no escucharla.” T-4.IV.1:1 Pero en tu caso sólo quería reiterar que cuando tienes una comprensión que viene del espíritu Santo es porque estás preparada para ella y por consiguiente Él la comunicará de manera que no pueda existir duda alguna.

Basado ahora en lo que tú escribes acerca de esa “comprensión”, en lo personal me olvidaría de todas las creencias incluso esa idea de “creencias ancestrales”. Lo único que ocurre es que al tu elegir el ego crees que en el mundo vas a encontrar a alguien o algo que te complete, y esa es la sensación de carencia que todos experimentan en este mundo a menos que hayan perdonado y sean mas conscientes. Pero los que todavía van por el mundo creyendo que su realidad es está experiencia física sienten carencia e intentan corregirla con experiencia del mundo. Por algo el Curso nos recuerda: “La única carencia que realmente necesitas corregir es tu sensación de estar separado de Dios.” T-1.VI.2:1

Por consiguiente lo único que te completa es recordar que nunca te separaste de Dios y nada más. Lo que ocurre en el mundo con las parejas es irrelevante. Si mereces el amor de Dios no significa que atraerás una pareja simplemente significa que serás feliz independientemente de que aparezca una pareja en tu vida o no, o de lo que ocurra en tu experiencia. Siempre recuerda, el curso va dirigido a la mente, no al personaje. Mientras tanto, aprovecha todas las experiencias “mundanas” para perdonar.

Si ese hombre salió de tu vida, no es porque no eres “merecedora” o “si, es porque simplemente fue lo que ocurrió y ahora tu observas lo que siente. Eso determina si todavía le estás otorgando realidad al mundo o no. Cuando empezamos a introducir nuestras creencias personales hacemos de lo simple algo complicado. Esto me recuerda el extracto del curso que dice, “Tú que piensas que este curso es demasiado difícil de aprender, déjame repetirte que para alcanzar una meta tienes que proceder en dirección a ella, no en dirección contraria. Y todo camino que vaya en dirección contraria te impedirá avanzar hacia la meta que te has propuesto alcanzar. Si esto fuese difícil de entender, entonces sería imposible aprender este curso. Mas sólo en ese caso. Pues, de lo contrario, este curso es la simple enseñanza de lo obvio.” T-31.IV.7:3-7

A lo que ese extracto va es que si la meta que deseas alcanzar es la paz de Dios éste curso es la simple enseñanza de lo obvio. Si de lo contrario deseas “entender” o darle sentido a lo que está ocurriendo en tu experiencia física, el curso se te será imposible de aprender. Es por eso que te exhorta a que dejes a un lado todas tus creencias, sean cuales sean. Ahora empezarás a observar los escenarios que se presentan en tu experiencia sin proyectarles ningún tipo de significado y es así como te abres a la mentalidad del Espíritu Santo.

Esa actitud de abrirse completamente a cada experiencia, a cada sentimiento, sin otorgarle ningún significado es aterrorizante para el sistema de pensamientos de el ego que está basado en juicios e interpretaciones personales. Sin sus juicios y sin sus interpretaciones personales el sistema de pensamientos de el ego no podría sostenerse. En otras palabras moriría. Y esa es a la muerte que le tenemos. No a la muerte del cuerpo físico porque el cuerpo es simplemente una proyección. Le tenemos terror a la muerte de el ego ya que basado en su sistema de pensamientos es que forjamos nuestro sentido de identidad.

Así que vive tú vida observando como sientes que las experiencias que van teniendo lugar te afectan de manera que vuelvas a recordar que “nunca estoy disgustado por la razón que creo,” W-pI.5 y así permites que el Espíritu Santo haga la corrección en la mente. Él no puede corregir nuestros errores si ya estamos nosotros otorgándoles significado. Por eso es que , “nada de lo que veo (siento, creo) significa nada.” W-pI.1

Y si todavía lo que compartí parece complicado; "Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. No conserves nada. No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." W-pI.189.7:1-5